GRUPO PLAZA

emprendedores

Bebés superheroínas para salvar el mundo desde Valencia 

La compañía, con oficinas en Valencia y Hong Kong, busca unir el juguete tradicional con el entretenimiento digital

23/12/2020 - 

VALÈNCIA. Cuando Pedro San Gil entró en la carrera de Derecho no pensaba que su futuro profesional estaría entre superheroínas y unicornios. Sin embargo, el destino le llevó a convertirse, como él mismo se define, en un «friki del juguete». Un camino que se ha materializado en Tigerhead Toys, una joven juguetera asentada en Xirivella que ya vende en cuarenta países y que ha conseguido que sus bebés con capa, las Super Cute Little Babies, sean reconocidas en medio mundo. 

Este gallego de 44 años empezó su camino en el sector cuando aterrizó en Famosa como director de Distribución. Su huida de la abogacía le llevó a interesarse por el área de Operaciones en el ámbito empresarial, y las casualidades le llevaron hasta Alicante, donde empezó a codearse con Nenucos y Pinypons. Sin embargo, la verdadera inmersión empezó con su traslado a China como director de Famosa en Asia, donde empezó a conocer todo el proceso de creación de un juguete, desde el diseño 3D a la confección de moldes. «He vivido diez años y medio en Hong Kong, primero trabajando para Famosa y después en una empresa australiana del juguete», explica el directivo. 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Fue en 2017 cuando, tras años con el gusanillo de montar su propio proyecto, decidió lanzarse a la piscina, empezar a levantar su universo juguetero y con una premisa clara: desarrollarían 100% marcas propias pues, como recuerda, «ya me veía con suficiente conocimiento del sector». Para ello, se quedó una oficina que había puesto en marcha en Valencia con la empresa australiana, ahora ubicada en Xirivella, y a un pequeño equipo en Hong Kong. Sin embargo, todo tiene un inicio y era necesario arrancar con un algún tipo de facturación a pesar de la financiación propia. «Cuando me separo de la empresa australiana me quedo con una marca, la licencia de Leo Messi para porterías y pelotas de fútbol para menores de doce años —recuerda—. Necesitaba una marca que me permitiera estar en funcionamiento al estar nuestro proceso de desarrollo entre los dieciocho y los veinticuatro meses».

* Lea el artículo completo en el número de diciembre de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email