GRUPO PLAZA

Las reubicaciones marcan los últimos movimientos en la ciudad 

El nuevo tablero del 'retail' en València

14/04/2021 - 

VALÈNCIA. El centro de València presenta en los últimos meses nuevas caras con la entrada y salida de diferentes operadores. Una fotografía distinta se dibuja en sus arterías comerciales. Aunque nunca ha sido una estampa fija, los duros golpes de la pandemia en el 'retail' han provocado un baile de movimientos. Muchos de ellos causados por el duro revés de la crisis sanitaria: persianas bajadas y carteles de 'disponible' inundan algunos puntos de la ciudad. Una situación que ha propiciado la irrupción de nuevas compañías en la plaza valenciana. Esta coyuntura marca un nuevo horizonte en el retail de la plaza valenciana, donde ya se atisban los primeros cambios: reubicaciones de las marcas, concentración y ¿nuevos polos comerciales?

Como en una partida de ajedrez, en los últimos meses los operadores han empezado a tomar posiciones en la ciudad ante la disponibilidad de espacios. El cierre definitivo de muchos establecimientos ha permitido a muchas firmas posicionarse en zonas más 'calientes' de València, mientras que otros han pasado a la retaguardia ante la imposibilidad de hacer frente a las actuales rentas. La cara más negativa, en cambio, la han dejado aquellos que se han visto obligados a abandonar de forma definitiva el 'cap i casal'. Unas rotaciones que han alterado el tablero del 'retail' en la capital del Turia.

Y es que los retailers buscan posicionarse en zonas en las que normalmente no suele haber locales disponibles o hay muy pocas opciones, como es el caso del primer tramo de Jorge Juan y Colón. Además, es un buen momento para llevar a cabo obras de reforma y efectuar aperturas de cara al inicio del verano, cuando se prevé una situación más cercana a la normalidad.

La irrupción del ecommerce también ha puesto en jaque el modelo de tienda física. Así, muchas compañías están adelgazando su red de establecimientos en la mayor parte de urbes españolas. Una convivencia entre el canal online y el físico que ha obligado a las marcas a rediseñar sus tiendas para ofrecer experiencias que vayan más allá de la mera compra al cliente. Cobran así mayor protagonismo los show rooms o las pop up stores, tiendas efímeras. Un claro ejemplo en la ciudad fue la reciente inauguración de un nuevo Ikea en el Centro Comercial El Saler, precisamente bajo este formato de establecimientos temporales. Con una extensión de 220 metros cuadrados, este nuevo punto de la multinacional sueca ofrece artículos de menaje, textiles y elementos de decoración, entre otros.

Pero, sin lugar a dudas, la tendencia con más auge en el comercio valenciano es la de las reubicaciones de las marcas. Las vías más demandas siguen siendo Colón, Jorge Juan y Don Juan de Austria y sus calle adyacentes. "La covid está cambiando la radiografía de las ciudades y València no es un caso aparte. Estamos viendo locales disponibles en la calle Colón, Jorge Juan y Don Juan de Austria que antes eran impensables. Sin embargo, las reubicaciones están tomando forma y es el momento que muchos operadores están aprovechando para posicionarse en buenas zonas", explica Pedro García, director general adjunto del Grupo Alain.

En la plaza valenciana, estos cambios están siendo una constante. Así, Javier Simorra se ha mudado al bajo de Uno de 50 en Jorge Juan; Tous se ha trasladado a Colón, mientras que la marca de ropa Noon se despedía en octubre de su local en Cirilo Amorós para aterrizar en Jorge Juan, tras la salida de la firma American Vintage que abrirá en Sorní en el antiguo local de Scalpers para mujer. También, hay grandes retailers que han aprovechado la coyuntura para aterrizar en la ciudad. Es el caso de la británica JD Sports que ha abierto su 'flagship' en Russafa, en el local que dejó Nike.

"Está habiendo muchas reubicaciones porque hay un gran interés por entrar en calles prime. Ahora hay una gran disponibilidad en calles como Colón, Jorge Juan, Juan de Austria y paseo de Russafa y eso está permitiendo las rotaciones, especialmente por parte de operadores del mundo del hogar y deportes, que son los que están viendo oportunidades", explica Jorge Caruana, director de Retail de Olivares Consultores. 

Unos movimientos que achaca al ajuste de las rentas y que está permitiendo a compañías con músculo dar el salto al hight street. También hay enseñas que prefieren trasladarse a otros puntos más económicos de la ciudad. De hecho, la mayoría de inquilinos han tenido que renegociar sus contratos con los propietarios para ajustar las rentas a la actual situación, incluyendo en muchos casos 'cláusulas covid', en las que se pacta de antemano un descuento en el alquiler en caso de limitación de actividad. 

Flagships y concentración

Por otro lado, las firmas priorizarán las flagships, esto es, grandes tiendas que se erigen como buque insignia de las marcas en las que se aúna producto, tecnología y grandes espaciosLas restricciones de aforo en los interiores obligan a buscar mayores superficies para atender al público cumpliendo la normativa sanitaria. Además, este formato permite reducir costes a las firmas al reducir su número de establecimientos y concentrar sus servicios en las flagships, de mayor tamaño. 

"Los operadores están adelgazando su red porque no tiene sentido tener muchos puntos de venta en zonas muy próximas. Muchas de sus tiendas las irán retirando", explica Caruana. Así, por ejemplo, la firma Aristocrazy ha cerrado su local en Jorge Juan, dado que cuenta con otro establecimiento en Colón y puntos de venta en El Corte Inglés. También, la marca Lontananza dejará próximamente su corner en Sorní para desplazarse a la misma calle, pero a un espacio que triplica las dimensiones del actual. También Scalpers ha trasladado su tienda de moda de mujer de Sorní a Jorge Juan, a un local mucho más grande.

Foto: EDUARDO MANZANA

"Indudablemente, estamos viendo últimamente muchas empresas que están reorganizando sus tiendas. También hacia los flagship, tiendas muy grandes donde concentrar las distintas zonas o estancias y albergar esa experiencia de compra. La unión de las tiendas de moda hombre-mujer-hogar está cobrando protagonismo", resalta García.

Precisamente, a la espera del calor de la gran tienda del grupo Inditex en el Boulevar Don Juan de Austria están muchos operadores. En estos momentos y, pese a ser uno de los grandes puntos comerciales de València, hay una alta disponibilidad de espacios. Ahora que el proyecto ha sido desbloqueado por parte del Ayuntamiento de València se espera que los operadores pasen del wait and see a posicionarse en este enclave de la ciudad. "Cuando empiecen las obras y se detallen las fechas, volverá la atracción por ubicarse en esta zona", puntualiza el director de Retail de Olivares. 

Y es que, en muchas ocasiones, la implantación de un gran operador genera movimientos en zonas menos consolidadas. Eso fue lo que sucedió hace unos años en el paseo de Russafa, en su tramo más próximo a Colón, y en el Pasaje Doctor Serra. Al calor de la apertura de Primark, esas calles resurgieron, propiciando un nuevo polo comercial. Y esa podría ser la solución para el 'renacer' de Poeta Querol, la que hasta hace unos años era conocida como la 'milla de oro de la ciudad'. 

Foto: EDUARDO MANZANA

Cierto es que firmas de la talla de Loewe, Lladró o Louis Vuitton permanecen, pero aún así la disponibilidad de bajos es muy elevada. Próximamente irrumpirá en esta vía Carolina Herrera, que deja su tienda en la calle de La Paz, donde ha permanecido más de diez años. "El lujo no creo que vuelva. Pero si llegara algún gran operador con capacidad de atracción conseguiría movilizar a otros, porque es una de las calles más bonitas de València", apunta Caruana.  

¿Nuevas zonas emergentes?

Aunque muchos retailers han encontrado su oportunidad de posicionarse en las principales calles comerciales de València, otros, en cambio, han tenido que reubicarse en puntos donde las rentas son más asequibles. Una circunstancia que podría originar nuevos puntos con atractivo para ubicarse. "Desde Grupo Alain siempre tenemos en mente el ejemplo de Calle Fuencarral de Madrid, que inicialmente no era muy querida y admirada por los operadores de retail, pero que ahora se ha convertido en un referente a nivel mundial", destaca García. 

A su juicio, el desplazamiento hacia otros puntos de la ciudad es un reto de futuro. "València funciona como un centro único, en comparación con otras ciudades como Madrid y Barcelona, pero tras la covid estamos notando un aumento considerable de las ventas y la vida en los barrios. Sobre todo en las grandes avenidas, como Manuel Candela, Avenida del Puerto, la calle Alboraya o Cortes Valencianas", recalca.

El entorno del mercado de Colón, con zonas como Sorní y Conde Salvatierra, también concentran una importante demanda en estos momentos, con ubicaciones emblemáticas y visibles. Incluso, desde Olivares, apuntan a enclaves históricos, como San Vicente o la Plaza de la Reina, como posibles nuevos focos para las marcas, dada la alta afluencia de público local, nacional e internacional por estas zonas. De hecho, en el primer tramo de San Vicente, el más próximo al casco antiguo, ya se han ubicado firmas como Natura, Rituals o Parfous. Solo el tiempo y la actual coyuntura marcarán los siguientes pasos en el entramado comercial del 'cap i casal'.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email