GRUPO PLAZA

el director de un centro de diversidad funcional de massamagrell cuenta su preocupación

"Nos llamaron el lunes para suspender la vacunación otra vez en la residencia por falta de dosis"

7/02/2021 - 

VALÈNCIA. "Nos llamaron el lunes para suspender la vacunación otra vez en la residencia por falta de dosis". Así lo afirma Vicent Bellver, director de una residencia de Diversidad Funcional y Salud Mental de Massamagrell a la que suspendieron la puesta de vacunas 24 horas antes de su segunda citación para la primera dosis esta misma semana. ¿El motivo? La falta de viales.

Un testimonio que refrenda cómo la Conselleria de Sanidad, tal y como publicaba Valencia Plaza el pasado viernes, se saltaba el protocolo de vacunación al seguir mandando primeras dosis para el colectivo sanitario a pesar de la existencia de residencias que pueden vacunarse por no tener ningún brote y que todavía no lo están. Esta misma semana, a pesar de no haber concluido el proceso con estos centros, se conocía que el departamento de Ana Barceló había mandado 600 vacunas a los hospitales privados, además de a departamentos públicos para administrar primeras dosis. 

Y es que, según el protocolo de vacunación, en primer lugar debe inmunizarse a las personas mayores y/o con discapacidad que viven en residencias y personal sanitario y sociosanitario que las cuida. En segundo lugar, debe vacunarse el personal sanitario de primera línea de atención a enfermos de covid; en tercer lugar, el resto de personal sanitario y sociosanitario y, por último, dentro de esta primera fase, las personas con gran dependencia no institucionalizadas. 

"A nosotros nos han suspendido la vacunación en dos ocasiones", explica Bellver. "En enero estaba programada una fecha pero, al tener un caso aislado de un trabajador, se decidió suspender la administración". Un protocolo posterior sí da la posibilidad  de seguir vacunando en residencias con casos activos aunque no hayan cerrado el brote epidemiológicamente si llevan más de 14 días sin nuevos casos; si tienen casos solo en trabajadores o en menos del 20% de los residentes, o incluso, si tienen más pero pueden garantizar su sectorización.

Sin embargo, a día de hoy ni siquiera estos supuestos concuerdan con la residencia de Massamagrell, que tiene 120 residentes y casi 80 trabajadores. "Nos volvieron a programar el martes día 2 -el día que se enviaron vacunas para primeras dosis a varios hospitales- pero nos llamaron 24 horas antes y nos dijeron que se volvía a suspender por falta de dosis", recuerda. "Estamos preocupados porque todavía no sabemos cuándo nos podemos vacunar. Hay una estrategia muy clara y, sin embargo, no hemos recibido las dosis", lamenta; mientras explica que, desde el equipo encargado en conselleria, le insisten en que están haciendo todo lo posible aunque sin soluciones por el momento.

"La vacuna no llega y tienen el derecho a recibirla"

Bellver no acaba de entender el porqué de este escenario. "No nos han puesto ninguna dosis, cuando sabemos que se ha completado el proceso de vacunación en otros grupos menos prioritarios. Estamos preocupados todos. Los residentes y sus familia observan que la vacuna no llega y tienen el derecho a recibirla y genera intranquilidad", insiste el director de la residencia, quien confía en que se proceda a la vacunación la próxima semana. Una situación que no solo se produce en este centro sino que, según ha podido saber Valencia Plaza, al menos tres centros más que podrían haber recibido ya la primera dosis confirman que no tienen fecha.

"La intranquilidad viene porque sabemos que este virus genera una enfermedad muy peligrosa y difícil de controlar y pensamos que la vacuna es la principal herramienta para hacer frente a esta enfermedad", insiste Bellver. Cabe recordar que Sanidad justificaba hace unos días el retraso en la vacunación en residencias en los contagios provocados en las mismas, una realidad que no corresponde a la totalidad de centros.

Este viernes, la consellera de Igualdad, Mónica Oltra, tampoco pudo ofrecer cifras sobre cuántas personas han recibido la primera dosis en las residencias de mayores. De hecho, emplazó cualquier valoración a la reunión que mantendrán el martes miembros del equipo de su Conselleria con la de Sanidad. "En estos momentos se está todavía realizando la recogida de datos", señalaba.

Sin embargo, este mismo sábado el president de la Generalitat, Ximo Puig, se reunía con Oltra y Barceló, además de con otros altos cargos de esta conselleria y miembros de la comisión técnica de vacunación para abordar el proceso. Un encuentro en el que, según comunicaba el equipo de Presidencia de la Generalitat, Puig recordaba que la prioridad en el proceso de inmunización son las personas más vulnerables, en especial los mayores.

"La situación de la vacunación, mantiene unos ritmos muy irregulares, la demora es preocupante, en la actualidad aún quedan miles de personas por vacunarse en las residencias, así como en los profesionales de las mismas, cuando esto era y es un grupo de riesgo prioritario junto con el personal sanitario de los hospitales", señala un comunicado del Consejo Valenciano de Personas Mayores, órgano colegiado, consultivo y asesor, adscrito a la Conselleria de Igualdad y liderado por Miguel Jordá.

"El Consejo Valenciano de Personas Mayores, y las organizaciones que lo componen, está tremendamente preocupado con la evolución de la pandemia y con el atraso de la vacunación, que estamos sufriendo. Los datos de hospitalización, de UCIS y de fallecimientos son alarmantes, la media de fallecimientos diarios es altísima y el dolor en las familias afectadas es insoportable, ya que incluso, estamos limitados por seguridad hasta para despedir a nuestros seres queridos. Por tanto, desde este consejo, queremos reiterar la prioridad en administrar las vacunas con rigurosidad y cumpliendo los protocolos establecidos".

Ante esta situación, cabe señalar que enero se cerraba con 1.857 fallecimientos, de los cuáles 442 fueron de residentes en centros de mayores. Mientras, en lo que en los primeros días de febrero, son 142 residentes los que han fallecido. En este sentido, el director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias, Fernando Simón, revelaba esta misma semana que la incidencia de la covid entre los ancianos de más de 65 años de las residencias desciende más rápido que el de los mayores de la misma edad que no viven en estos centros -que aún no están vacunados- y señalaba que "el efecto es claro y probablemente sea la vacuna". Mientras, Aerte anunciaba a mediados de semana que son más de 6.000 los residentes que quedan por vacunar.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email