GRUPO PLAZA

Grezzi 'pasa' de las deficiencias señaladas por la Sindicatura de Comptes en la EMT

25/02/2021 - 

VALÈNCIA. Este martes la Sindicatura de Comptes sacó a la luz un nuevo informe sobre el funcionamiento interno de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València durante 2019, el año en el que se produjo la estafa de cuatro millones de euros por parte de unos defraudadores anónimos. Pero como si no hubiera salido, porque este miércoles el presidente de la empresa y edil de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, hizo caso omiso al estudio y a las múltiples deficiencias "significativas" y las "debilidades materiales" que señalaba el organismo fiscalizador.

El presidente había convocado una rueda de prensa virtual con los medios de comunicación para hacer pública la "sentencia" o "fallo" en el que supuestamente se declaraba "culpable" a la ex directiva protagonista de la estafa, Celia Zafra. No obstante, la empresa sólo pudo aportar una notificación -que no sentencia- que obligaba a Zafra a abonar una fianza como "presunta responsable" de los hechos. Un documento emitido esa misma mañana y que la EMT se apresuró en hacer público como prueba de legitimidad: "El Tribunal de Cuentas nos da la razón, teníamos razón", concluía Grezzi.

La supuesta sentencia que no era tal -al menos según la documentación ofrecida por la empresa-, sirvió para abonar el relato de que en la EMT sólo hubo un error: el de la directiva cesada al entregar documentos confidenciales a los estafadores que se hacían pasar por sus superiores y, más tarde, cursar pagos por un procedimiento que no era el habitual. Una argumentación oficial que rechaza de base otra responsabilidad por el hecho de que cualquier otra deficiencia interna pudiera haber facilitado el fraude. Deficiencias que de hecho se reconocen en las conclusiones de la comisión de investigación -que aprobaron los consejeros de la EMT, incluido Grezzi- y la Sindicatura de Comptes.

La investigación política concluyó que no se podía verificar "en ningún protocolo ni relación de funciones de los puestos" a quién correspondía la tarea de revisar las cuentas; que el área de Finanzas carecía de protocolos formalizados y sólo presentaba una mixtura de documentos con instrucciones elaboradas por las propias empleadas; que la EMT "no ha contado nunca con una relación de puestos de trabajo"; y que la mala organización del personal provocó que "existieron tareas que quedaron desatendidas" durante el fraude como la conciliación bancaria, que no se llevaba durante aquel mes "con la debida diligencia". Todo ello, validado por los consejeros y el propio Grezzi.

Faltas que se reflejan casi una por una en el último informe de la Sindicatura de Comptes: no había "procedimientos escritos y aprobados por los órganos de gobierno", tampoco para "realizar periódicamente arqueos de las cajas"; no presentaba "una adecuada segregación de funciones entre el personal"; "las tareas de validación de las facturas y de revisión y aprobación de las órdenes de pago no se acreditaban adecuadamente"; y "el control de movimientos en cuentas bancarias con los datos contables no se realizaba con una periodicidad razonable [...] ni se documentaba adecuadamente, las conciliaciones bancarias se realizaban mensualmente".

Sin embargo, durante la mencionada rueda de prensa, preguntado hasta en tres ocasiones por las conclusiones de la Sindicatura de Comptes y acerca de quién era la responsabilidad de todas estas deficiencias, Grezzi eludió las preguntas: dijo tener el "máximo respeto" por el organismo fiscalizador, pero continuó diciendo que lo importante este miércoles era atender a la "sentencia" del Tribunal de Cuentas que otorgaría la razón a la EMT en cuanto a los incumplimientos de Zafra, que hasta el momento nadie, ni de la oposición ni del gobierno, ha rechazado. 

Un extremo admitido generalmente que no exime de otras faltas. Y tampoco aclara si el fraude se podría haber evitado o detectado a tiempo si se hubieran realizado conciliaciones bancarias de manera diaria o semanal o si no hubiera habido funciones desatendidas durante aquel período con motivo de una mala planificación del personal. En definitiva, el presidente de la EMT hizo oídos sordos este miércoles a las faltas señaladas por la Sindicatura.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email