Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

La CEV mantendrá a Boluda en el consejo del Puerto ante el desembarco político del Consell

18/01/2020 - 

VALÈNCIA. El naviero Vicente Boluda continuará siendo miembro de pleno derecho del consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV). El también presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) ocupará el asiento que le corresponde a la CEV. Con este movimiento la patronal autonómica responde al desembarco de perfiles políticos que acaba de ejecutar el Consell justo cuando este órgano debe tomar a corto plazo decisiones tan relevantes como el de continuar adelante con la ampliación norte.

El comité ejecutivo de la organización que preside Salvador Navarro adoptó esta decisión el pasado jueves. El puesto que le corresponde a la CEV en el consejo de la APV estaba vacante desde mediados del pasado año, tras un breve paso del expresidente de la patronal madrileña CEIM, Juan Pablo Lázaro.

Desde entonces, la CEV ha mantenido ese hueco a la espera de que la Generalitat moviera ficha con el nombramiento de sus consejeros. La administración autonómica controla cuatro vocalías en el consejo de la APV, pero tres de ellas estaban caducadas y pendientes de renovación desde el año pasado. Eran las ocupadas por Josep Vicent Boira, Vicente Boluda y la eurodiputada Inmaculada Rodríguez-Piñero.

El Consell aprobó este viernes, después de varias semanas de tira y afloja entre los partidos que integran el Botànic para pactar los nombres, mantener a Rodríguez-Piñero y designar como sus representantes a la alcaldesa socialista de Gandia, Diana Morant, y a Jorge Iván Castañón, 'mano derecha' de Mónica Oltra en la vicepresidencia del Consell. 

El cuarto representante de la Generalitat seguirá siendo el presidente de la CEV, cuyo mandato, a diferencia de los tres anteriores, no expira hasta finales de 2021.

Esta circunstancia ha permitido a la CEV utilizar la vocalía de pleno derecho que le corresponde para mantener en el órgano de decisión del Puerto de València a Vicente Boluda, justo tras ser relegado por la Generalitat. La patronal justifica este nombramiento en la experiencia y el conocimiento del sector marítimo que atesora el empresario naviero, triple miembro de la CEV en calidad de presidente de AVE, de la Asociación Naviera y de la empresa Boluda Corporación Marítima.

No altera el equilibrio de poder

Tras estos cambios, el frente empresarial, alineado con el presidente del Puerto, Aurelio Martínez, en su determinación de seguir adelante con la ampliación norte sin tramitar una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA), mantendrá su peso específico en el consejo de administración.

Reunión del consejo de la APV

El desembarco político materializado este viernes no entusiasma a los patronos, como demuestran sus manifestaciones de las últimas semanas al respecto. Sin ir más lejos, el propio Navarro criticó esta semana que los políticos actúen con el Puerto de la misma manera que lo hicieron con las cajas de ahorros, en referencia a la politización de los consejos que condujo a la quiebra a muchas de ellas.

Boluda también ha sido muy crítico con la maniobra que se intuía desde hace semanas. En su tradicional encuentro navideño con los medios de comunicación, el empresario instó a que los elegidos por el Consell "por lo menos sepan qué es un barco". Boluda incluso alertó del riesgo de que se paralizase el proyecto de la nueva terminal de contenedores.

Compromís cambia el acuerdo con el PSPV con el sello de Oltra

El frente más acérrimo contra la ampliación del Puerto, encarnado por Compromís, gana presencia en la APV, pero no hasta el punto de poder comprometer que la APV siga adelante con el otorgamiento definitivo de la concesión de la nueva terminal a MSC, algo que deberá aprobar en los próximos meses tras estudiar las alegaciones que se han presentado esta misma semana.

La coalición controla dos puestos en el órgano. Uno de ellos a través del alcalde de València, Joan Ribó, y el otro a través del recién nombrado Iván Castañón. Ribó ya votó en contra de la admisión de la oferta de MSC en el consejo de la APV porque defiende que se realice una nueva evaluación ambiental. Con toda probabilidad, Castañón se sumará a ese rechazo en la primera oportunidad que surja, un voto más efectista ante su militancia que efectivo, porque son minoría.

El desembarco de Castañón se decidió en el último instante. En línea con las fricciones que han marcado la negociación de las últimas semanas, la coalición decidió última hora descartar a Inma Orozco, número dos de la Conselleria de Obras Públicas i Mobilidad y militante del BLOC para colar a Castañón, un movimiento marcado por el sello de Mónica Oltra, con quien comparte militancia en Iniciativa.

En principio, los nuevos consejeros de la APV se estrenarán el próximo lunes, en la sesión extraordinaria que el recinto ha convocado con el único punto de analizar y aprobar el pliego de la futura Terminal Pública de Pasajeros del puerto de Valencia, proyectada sobre los terrenos de la antigua Unión Naval tras el rescate anticipado de la concesión –a cambio de otros terrenos en el Puerto– de la que era titular precisamente la empresa de Vicente Boluda.

Cruce de reproches con la patronal

Sobre al enfrentamiento que rodea el proyecto de ampliación del Puerto de Valencia, Oltra opinó tras el pleno del Consell de este viernes que el Consell tiene que "velar por la sostenibilidad ambiental de las políticas, obras e infraestructuras". Ante la pregunta de si existe, por tanto, un dilema, entre economía y medio ambiente, ha apuntado que "más que un dilema es qué tipo de economía para que sea compatible con la preservación del medio".

"No creo que se deban tomar decisiones políticas que pongan en peligro la vida de nuestros hijos en esta tierra, eso nos interpela de manera perentoria para comenzar a tomar decisiones hoy, y tomar decisiones de una nueva economía, una economía al servicio de las personas y que preserve nuestro medio, que no haga inhabitable el planeta. El dilema no es economía o sostenibilidad, es vida o no vida, o la vida en unas condiciones muy, muy difíciles. Es un dilema importante", subrayó.

Esta reflexión de la vicepresidenta recibió la respuesta del presidente de la CEV en Twitter: "Sra, Vicepresidenta, este asunto es tan importante para el presente y futuro de nuestros hijos e hijas y de nuestra Comunitat que no cabe la demagogia  @monicaoltra @GVAportaveu @GVAterritori @palauGVA".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email