X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la patronal de valencia quiere tener mayoría en la asamblea

La CEV maniobra para forzar los cambios que le den el control de Cierval 

La parálisis de la patronal autonómica ante los problemas judiciales de la CEC y el preconcurso de Coepa convencen a Valencia para exigir más peso en la asamblea de Cierval 

14/01/2016 - 

VALENCIA. La eternamente pospuesta reforma de la patronal autonómica Cierval no admite más prórrogas. El proceso interno que puso en marcha hace más de un año para adaptar su estructura a la caída de los ingresos apenas ha avanzado y lleva meses en punto muerto. A esa parálisis se une el perfil bajo exhibido ante los problemas que atraviesan las organizaciones empresariales de Castellón (CEC) y Alicante (Coepa), una dejación que ha hecho saltar las alarmas en el seno de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV).

Según trasladan fuentes empresariales a Valencia Plaza, los miembros de la CEV ya han comenzado a maniobrar para compensar la falta de decisiones en un momento crítico como el actual con el objetivo de forzar los cambios que le permitan consumar la toma de control de la organización que preside José Vicente González. La cuestión fue debatida durante la última reunión de su comité ejecutivo, donde se abordó la urgencia de que Cierval acometa de una vez por todas la reforma pendiente.

La inquietud se centra en el riesgo de que los problemas que arrastran CEC y Coepa acaben salpicando a la CEV. La patronal de Valencia es actualmente el principal sostén económico de la patronal autonómica porque es la única que se mantiene al corriente en el pago de sus cuotas. Frente a ello, la CEC y Coepa debían entre las dos más de un millón de euros a la organización autonómica a 31 de diciembre de 2014. Sólo durante ese ejercicio, las pérdidas de Cierval alcanzaron los 174.000 euros.

Especialmente inquietante resulta la situación de la organización alicantina, en preconcurso de acreedores tras una amenaza de embargo de la Generalitat por una deuda de 3,6 millones de euros. El plazo para llegar a un acuerdo con el Consell se agota a principios de marzo y de momento no hay soluciones a la vista. Si Coepa entra finalmente en concurso, el problema también será para Cierval, a la que debe más de medio millón de euros por cuotas pendientes.


Al respecto, fuentes empresariales justifican la intención de la CEV de asumir "más protagonismo" en Cierval en su mayor aportación económica. "La CEV tiene que dar un paso adelante, pero con respeto a las otras provincias. Lo ideal es consensuarlo, pero sin responsabilizarse de los errores de los demás", sostienen las fuentes.

Al margen de los problemas económicos de Coepa o del profundo enfrentamiento que esta organización mantiene con Cepyme Alicante, la situación de la patronal castellonense también es preocupante. La CEC está siendo investigada desde el pasado verano por un presunto fraude en la gestión de los fondos de formación. Varios de sus directivos están imputados, un elemento de distorsión que tampoco ha ayudado a que Cierval pudiera avanzar en su pendiente reforma interna.

Pero el hecho de que más ha ralentizado ese proceso ha sido la llegada de los fondos de la Ley de Participación Institucional, que garantizan a los sindicatos mayoritarios y la patronal los suficientes recursos públicos para mantener sus estructuras.

la llegada de los fondos de la Ley de participación institucional frenó la reestructuración interna de cierval

La aprobación de esa ley la pasada primavera tuvo un efecto anestésico sobre el grupo de trabajo creado en el seno de Cierval para reformar sus estructuras. Posteriormente, los sucesivos retrasos en el abono de las cantidades no han hecho sino acrecentar los problemas y agotar la paciencia de la CEV: "ha llegado algo de dinero y se han tapado agujeros, pero no se ha resuelto el modelo de organización".

Reunión clave en Cierval

Así las cosas, la reunión del comité que la patronal autonómica celebrará a finales de este mes será clave para definir el nuevo equilibrio de poder de la patronal autonómica. En esa cita, los representantes de la CEV -muchos también forman parte de la ejecutiva de Cierval- plantearán la urgencia de resolver las cuestiones pendientes. Las alternativas pasan por aligerar la estructura de Cierval, dar mayor protagonismo a Valencia o ir a un proceso de fusiones con el que siempre se ha especulado. Para lo que ya no hay margen, según el criterio de la CEV, es para esquivar la realidad con más patadas adelante.

Los argumentos de la patronal de la provincia de Valencia para reclamar más peso en Cierval tienen que ver sobre todo con su mejor situación económica, comparada con la de las otras dos provinciales. En los últimos años, la CEV ha centrado sus esfuerzos en reducir al mínimo la dependencia de los ingresos públicos, hasta el punto de renunciar al dinero de los cursos de formación.

Para compensarlo, ha apostado por incrementar el número de empresas directamente asociadas, ha incorporado a varios colegios profesionales como socios o buscado patrocinadores privados para sus actividades.

LA CEV QUIERE APROVECHAR LA DEBILIDAD DE CEC Y COEPA PARA AFIANZAR SU PESO DENTRO DE CIERVAL

También hay que tener en cuenta, no obstante, que la CEC y Coepa están en una situación de debilidad que la CEV quiere aprovechar para afianzar su peso dentro de Cierval. Meses atrás, con las patronales de Alicante y Castellón en una situación manifiestamente mejor a la actual, las dos organizaciones plantearon reticencias a cualquier redistribución de poder en la patronal autonómica.

La CEV aspira a la mayoría en la asamblea

La aspiración de la CEV por tener la mayoría en la asamblea de Cierval no es nueva. En su asamblea del pasado mes de abril, en la que se aprobó la renovación en la presidencia de Salvador Navarro, la organización acordó incrementar la cuota de la CEV dentro de Cierval desde el 41% actual hasta superar el 50% en detrimento de la representatividad actual de la CEC y Coepa.

La reivindicación se basa en elementos como la aportación de las empresas de la provincia de Valencia al PIB regional, que estaría por encima de su actual representación en Cierval.

La aspiración de la CEV para resolver ese "desequilibrio" exige negociar con las otras dos provincias y reformar los estatutos de Cierval.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email