Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Principalmente en Ciutat Vella, Russafa y el Cabanyal

La compra de edificios para alquiler copa el 'apetitio inversor' de las family offices en València

11/03/2020 - 

VALÈNCIA.El dinamismo inmobiliario en València goza de buena salud. Ahora, el nuevo atractivo de los inversores en la plaza valenciana se centra en la compra de edificios para el alquiler residencial de larga estancia. Se trata de un activo que ofrece importantes rentabilidades y evita a los empresarios someterse al largo proceso de tramitación hasta conseguir una licencia de obra o actividad, especialmente en zonas como Ciutat Vella, donde en breves se activarán nuevas restricciones con la aprobación definitiva del Plan Especial.

Un escenario que ha propiciado que family offices y fondos nacionales e internaciones hayan centrado su punto de mira en edificios bien ubicados en la ciudad para ponerlos en alquiler ante la falta de oferta en el mercado nacional. Y es que frente a otros países del entorno europeo como Alemania, donde el 50% de su población vive de alquiler, en España la cifra no supera el 30% de la media europea y se sitúa en el 22%. Una situación consecuencia de la tradición muy arraiga en España de contar con una propiedad. 

Sin embargo, la crisis económica y los bajos salarios han propiciado que muchos colectivos, especialmente la gente joven, no pueda acceder a la compra de una vivienda y haya optado por el alquiler. Y es en este mercado donde ahora los inversores ven importantes oportunidades para atender la demanda insatisfecha, especialmente en una ciudad como València en continuo crecimiento y con importantes movimientos empresariales.

El producto que buscan es muy concreto: edificios singulares de entre 8 y 10 viviendas. "Las rentabilidades de estos productos son muy buenas y están en torno al 5,5% con una plusvalía latente que hace que sean más atractivas que los locales comerciales cuyas rentabilidades son más ajustadas", explica a este diario Yolanda Lozano, directora general de Olivares Consultores. "En los últimos meses hemos cerrado importantes operaciones. Hay muchos fondos en la ciudad buscando nuevos activos", comenta.

Ciutat Vella. Foto: KIKE TABERNER

Inversores, generalmente locales, aunque también los hay internacionales, que se fijan en zonas en auge de la ciudad como Russafa, El Cabanyal y Ciutat Vella, donde, pese al fin de la moratoria hotelera, se pondrán en marcha nuevas restricciones 

Era en febrero de 2018 cuando el consistorio aprobaba la suspensión cautelar de la tramitación y otorgamiento de licencias y declaraciones de obra y actividad para nuevos hoteles y apartamentos turísticos en el casco histórico de la ciudad. Un veto que, una vez finalizado, se sustituirá por las nuevas restricciones que contempla el Plan Especial de Protección de Ciutat Vella (PEP), que afectarán en función del tipo de establecimientos como de la zona en la que se inserten dentro de la almendra de la capital. 

En concreto, el PEP diferencia, por un lado, entre el uso hotelero -hoteles, hostales, pensiones y apartamentos en régimen de explotación hotelera- y el uso de vivienda turística. Además, clarifica la distinción entre una vivienda turística 'profesional' -situada en un bloque completo con este tipo de pisos- y la 'temporal' -la vivienda habitual de un propietario que, hasta 60 días al año, decide alquilar con fines turísticos y que precisará del permiso de la Comunidad de Propietarios-. Unas limitaciones a las que no deberán someterse los inversores que se decantan por inmuebles para el alquiler de larga estancia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email