Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

A través de una modificación de la Ley de Sociedades de Capital

El Gobierno salva a la Sareb de entrar en causa de disolución

10/03/2020 - 

VALÈNCIA. (EFE) El Consejo de Ministros ha aprobado este martes una modificación de la Ley de Sociedades de Capital que permitirá a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) continuar la labor que está desarrollando desde 2013, sin que el consumo de sus recursos propios provoque su disolución.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha anunciado este cambio, incluido en el Real Decreto-Ley de medidas urgentes en el ámbito económico, en la rueda posterior al Consejo de Ministros. Según sus palabras, esta modificación está motivada por la “propia naturaleza de Sareb”, a la que no es aplicable la causa de disolución por reducción de patrimonio neto.

En un comunicado posterior, el Ministerio de Asuntos Económicos ha explicado que esta modificación permitirá que Sareb continúe con sus funciones con normalidad hasta el fin de su mandato, en 2027, contribuyendo a obtener el máximo valor de la venta de la cartera de activos que recibió en 2012, así como a otras iniciativas como la promoción de viviendas sociales.

Sareb, la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria, más conocida en su día como el "banco malo", es una empresa de liquidación creada en 2013 por acuerdo con las autoridades internacionales, con el objetivo de gestionar y vender inmuebles y préstamos adquiridos a la banca rescatada.

La compañía adquirió esta cartera por un importe de 50.781 millones de euros, si bien la propia Comisión Europea reconoció que se había producido un sobreprecio de 19.000 millones de euros, lo que explica en parte que la empresa haya ido incurriendo en pérdidas y consumiendo sus recursos propios en los siete años de actividad.

Sólo en 2019, la empresa habría perdido unos 850 millones de euros, según fuentes del mercado consultadas por Efe. Pese a su escasez de recursos propios, la compañía ha logrado vender más de un tercio de su cartera y repagar la parte proporcional de la deuda que emitió para pagar la cartera, que cuenta con el aval del Tesoro.

Para asegurar que pueda continuar con su labor de desinversión con normalidad, el Gobierno ha aprobado una modificación en la Ley de Sociedades de Capital, que evitará que Sareb entre en causa de disolución conforme consuma la totalidad de sus recursos propios.

Fuentes de Sareb han asegurado que esta modificación no alterará el normal funcionamiento de la empresa, que tiene “plena capacidad para generar flujos de caja y atender sus obligaciones de pago”.

La compañía anunció este lunes un nuevo impulso de su plan social, al ampliar hasta las 10.000 viviendas el parque de alquiler que puede ser cedido a comunidades autónomas y ayuntamientos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email