GRUPO PLAZA

La 'línea roja' es la corrupción: Fuset no dimite por el juicio de Viveros y recibe el apoyo de su partido

31/01/2020 - 

VALÈNCIA. No dimitirá por el accidente de Viveros. El edil de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València, Pere Fuset, ha rechazado este viernes dimitir tras conocerse que la Audiencia Provincial ha rechazado su recurso y le ha sentado en el banquillo por homicidio imprudente y un delito contra la salud de los trabajadores en el trágico suceso que acabó con la muerte de un operario durante el montaje de unas gradas para los conciertos en los Jardines de Viveros en 2017.

El concejal de Fiestas ha asegurado que hay dos líneas rojas para él. Por un lado, la que se circunscribe a "la propia conciencia de uno", y en ese sentido ha asegurado que tiene la conciencia "bien tranquila" y que tiene "confianza plena" en que todo acabe "en buen puerto, como no puede ser de otra manera".

Y por otra parte, la segunda línea roja "corresponde al partido", en este caso a la coalición de la que forma parte, Compromís, y concretamente a la formación a la que pertenece, el Bloc. Sobre ello ha apuntado que ha hablado "con quien tenía que hablar" y esta línea "está bien clara", en referencia a lo que ha venido sosteniendo la formación valencianista desde que saltara el caso a la palestra: no se trata de un caso de corrupción, por lo que la dimisión no entra en los planes del concejal. Al menos de momento.

Hay que recordar que en los estatutos del Bloc Nacionalista Valencià se establece que los cargos públicos deberán poner su cargo a disposición de la Ejecutiva del partido cuando se abra juicio oral "en delitos relacionados con la corrupción", una obligación que no se exige en otro tipo de casos, como es este.

En este sentido, es preciso señalar que la Audiencia Provincial hace referencia al posible caso de prevaricación en la contratación del montaje de las gradas que también señaló el juez instructor, según el cual se podría haber producido un presunto "trueque o compensación ilegítima" consistente en la autorización concedida por Fuset a la empresa TTercios de la explotación del kiosko bar en las inmediaciones de Viveros a cambio de la construcción de las gradas. Algo de lo que, sin embargo, no se le acaba acusando.

"Quiero ser respetuoso con la justicia y más tratándose del caso del que se trata", ha incidido Fuset, para recordar que se encuentra "en la misma situación en la que estaba", ya que lo ocurrido es que la Audiencia Provincial ha desestimado su recurso y el del Ayuntamiento de València al respecto. El caso ahora da un paso más y el juez abrirá juicio oral, con el edil sentado en el banquillo. "No es plato de buen gusto, pero estábamos preparados porque era estadísticamente previsible que pudiera pasar".

Hay que señalar, como lo ha hecho también el propio Fuset, que la Fiscalía se adhirió a su recurso, pero finalmente la Audiencia Provincial ha acabado por rechazarlo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email