X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 12 de diciembre y se habla de Inmoglaciar Renfe EMT VALENCIA zeeman adu mediterraneo MESTALLA
GRUPO PLAZA

La operación Erial vuelve a salpicar a las empresas de la familia Cotino

24/05/2018 - 

VALÈNCIA. (EFE). El caso Erial, en el que se investigan delitos de cohecho, blanqueo de capitales, malversación y prevaricación, ha vuelto a poner en el ojo del huracán a las empresas de la familia del exdirector de la Policía Nacional y exvicepresidente del Gobierno Valenciano Juan Cotino, envuelta en varios procesos judiciales, la mayoría de ellos vinculados con la financiación irregular del PP.

En la operación Erial, llevada a cabo por el juzgado de instrucción número 8 de València y por la Fiscalía Anticorrupción y en la que se ha detenido al expresidente de la Generalitat y exministro Eduardo Zaplana, han sido detenidos dos de los sobrinos del exdirector general, Vicente y José Cotino, mientras que el propio Juan Cotino ha declarado hoy como investigado (antes imputado) ante la Guardia Civil de València.

Juan Cotino, nacido en Xirivella (Valencia) el 26 de enero de 1950, ocupó durante 23 años responsabilidades en distintas administraciones públicas: primero como teniente de alcalde en el Ayuntamiento de València (en 1991, con Rita Barberá al frente del consistorio), y luego, a partir de 1996, como director general de la Policía, cargo que ocupó hasta 2002. 

A partir de 2004 desempeñó cargos en la Generalitat valenciana, entre ellos el de conseller de Agricultura, y en 2011 fue nombrado presidente de Les Corts Valencianes, cargo al que renunció en octubre de 2014 por la presión de la oposición, que pidió su dimisión por las adjudicaciones de la Generalitat a la empresa de su familia, Sedesa, por 830 millones de euros en una década, y por su papel en la organización de la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en 2006, en la que presuntamente estuvo implicada la trama Gürtel.

El pasado mes de enero declaró como testigo ante la Audiencia Nacional por supuestos pagos en negro al PP, y en los últimos meses se han publicado conversaciones telefónicas de su sobrino Vicente Cotino con el empresario Enrique Ortiz, en las que se le cita como supuesto conseguidor de negocios para empresas de su familia.

Su sobrino, Vicente Cotino, detenido el martes junto a su hermano, José Cotino, fue uno de los empresarios que confesó la financiación ilegal del PP en el juicio Gürtel para eludir la cárcel y tiene una condena por delito contra la Hacienda Pública.

En concreto, en enero de 2017 por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) a 18 meses de prisión y al pago de una multa de 151.800 euros, en el juicio que se seguía en el juzgado de lo Penal número 6 de València contra el expresidente de la Generalitat y de Bancaja José Luis Olivas por falsedad y delito contra la Hacienda pública.

 


En esta causa, Vicente Cotino estaba acusado de pagar a Olivas 500.000 euros por un trabajo que nunca realizó y eludió así 150.000 euros en impuestos. 

Dentro de las actuaciones del caso Erial, los agentes registraron el pasado martes la sede de la conselleria de Economía en Valencia en busca de la documentación relacionada con la empresa Proyectos Eólicos Valencianos SA, filial de la firma Sedesa, propiedad de Vicente Cotino, y solicitaron el expediente completo del plan eólico de la Comunidad Valenciana de 2003 y el correspondiente a la concesión de las ITV de 1997.

Los investigadores sospechan que un grupo de empresarios pagaron comisiones por una cantidad próxima a los 10 millones de euros a cambio de las adjudicaciones de algunos de los lotes o zonas en que se dividió la privatización de las ITV y de los parques eólicos.

El Plan eólico valenciano fue aprobado en 2001 y estaba constituido por 15 zonas y 67 parques eólicos, y una de los beneficiarias fue la sociedad Proyectos Eólicos Valencianos, cinegrada por Endesa (55 %), Sedesa (25 %) y Bancaja (20 %).

En 2008, Vicente Cotino era dueño y administrador único del Grupo Fiscal Asedes Capital SL, al que pertenece la empresa Sedesa Inversiones SL.

Vicente Cotino está también vinculado con el caso Valmor, en el que se investigan supuestas irregularidades en la organización de los grandes premios de Fórmula Uno en Valencia, ya que fue socio en esa empresa junto a Jorge Martínez "Aspar", aunque no ha sido investigado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email