GRUPO PLAZA

viajamos a...

Los lagos de Saliencia, Asturias en su máximo esplendor

Una ruta circular lleva a descubrir un paisaje natural salpicado por lagos rodeados de montañas y en el que los osos pardos todavía pisan sus tierras

25/06/2021 - 

VALÈNCIA. Asturias tiene lugares mágicos, algunos de sobra conocidos por quienes desean refugiarse en sus montañas y otros que se esconden de ese mapa turístico para sorpender a quien decide conocerlos. Por eso, no te explicaré los lagos de Covadonga ni el Naranjo de Bulnes, de sobra conocidos, sino que te hablaré de Somiedo, situado en la linde con Castilla y León y en el que las montañas cobijan historias milenarias que han cristalizado en lagos alrededor de los cuales los osos disfrutan de ese paraje cuando no los vemos. Un lugar en el que habita el oso pardo cantábrico y donde se estima que hay un centenar, por lo que se puede afirmar que no existe en España lugar con semejante densidad. De hecho, en primavera hay actividades para verlo en su hábitat. Yo voy en verano y me encuentro vacas pastando a sus anchas. 

Lo admito, no sabía muy bien lo que me encontraría cuando decidí venir hasta aquí y hacer la ruta de los lagos de Saliencia pero cojo el coche y me dirijo hasta el llamado Alto de la Farrapona, justo en el punto fronterizo entre la comunidad asturiana y la provincia de León. Sabes que has llegado porque hay bastantes coches aparcados al lado de la carretera —el aparcamiento no es muy grande— así que en cuanto veas un sitio deja el coche y comienza a andar, por muy lejos que esté. No te exagero si digo que aparco a unos tres kilómetros del inicio de la ruta y no hay mucha gente. 

La ruta trancurre por los cuatro lagos que están situados en las cubetas producidas por un glaciar «reposando» antes de seguir su camino hacia las zonas más bajas. Y esto es lo que hace especial al Parque Natural de Somiedo, porque está formado mayoritariamente por calizas, lo que hace muy difícil mantener el agua, con un sinfín de simas y galerías subterráneas por las que se escapa el agua de la lluvia y fluye hasta las zonas más bajas. Entonces, ¿por qué hay lagos aquí? Porque las calizas han sufrido la dolomitización; es decir, el magnesio ha entrado en el sistema por las fisuras y ‘ha tapado’ los pequeños agujeros de las calizas cambiando su estructura e impermeabilizándola. Lo sabes por esas tonalidades anaranjadas y amarillentas que tiene. Por todo ello, los cuatro lagos (Cueva, Mina, Cerveriz y Negro) fueron declarados Monumento Natural y forman parte de la Reserva de la Biosfera de Somiedo desde 2000.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Todo esto lo leo a los pies del primer lago, el lago de la Cueva, observando cómo el sol va cambiando las tonalidades del agua en matices azules o verdes.  Mucha gente solo llega hasta aquí, perdiéndose los rincones más bonitos del Parque Natural. Por ello, mi recomendación es que no des la vuelta al lago porque no merece la pena y es donde encontrarás más gente. Me llama la atención ver un muro en el extremo próximo a los teitos (cabañas de piedra con techumbre vegetal donde habitan los vaqueiros de alzada cuando suben con el ganado en verano) pero, por lo visto, los lagos de Saliencia están unidos entre sí para compartir su caudal, de ahí que tengan esos muros de contención para controlar el volumen del lago y no dejarlos secos.

* Lea el artículo íntegramente en el número 80 (junio 2021) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

 ya a la venta

El director Daniel Monzón, portada de la revista Plaza de octubre

Por  - 

Daniel Monzón se ha convertido (otra vez) en el rey de las pantallas con el estreno de 'Las leyes de la frontera', la adaptación de la novela de Javier Cercas. El de Rocafort (Valencia) es la portada de una revista en la que también visitamos un pueblo que no conoce la covid, separamos el mito de la realidad del Cementerio Masón de Buñol o analizamos la importancia de las moscas en la investigación científica

 el dedo en el ojo

¿Qué vas a hacer Joan?

Por  - 

Queda mucho para las elecciones municipales pero los partidos, que suelen estar en campaña electoral durante cuatro años, van haciendo sus cábalas. En Compromís apuestan a que Ribó seguirá, pero la decisión no está tomada. Queda tiempo. Un año. Un año que en política es mucho tiempo 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email