X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

DE dealz A zeeman, EL NÚMERO DE  APERTURAS SE MULTIPLICA

Las cadenas extranjeras de multiproducto 'low cost' toman València 

30/06/2019 - 

VALÈNCIA. Bueno, bonito y barato es la fórmula casi perfecta del producto que cualquiera metería en su cesta de la compra. Si a eso se suma proximidad al hogar o al puesto de trabajo, podría convertirse en la jugada perfecta. Y en esto están varias cadenas extranjeras que en los últimos dos años han pisado el acelerador de aperturas en la ciudad de València con la intención de conquistar al consumidor valenciano -y al turista-, a base de ofrecer un producto low cost y cada vez más cerca de su casa.

La última en aterrizar ha sido Dealz, la cadena británica que esta misma semana ponía en marcha su segunda tienda en la ciudad -concretamente en la Avenida del Puerto-y que anunciaba más aperturas durante el resto del año. Esta compañía, perteneciente al grupo Poundland, ha traído a España un modelo muy explotado en Reino Unido, el de los precios fijos. Y es que sus tiendas ofrecen más de 4.800 artículos de primeras marcas que van desde alimentación a ropa o papelería y de los que más de 1.500 productos cuestan 1,50.

"El modelo de Dealz en España, con tanta variedad de producto, no existía", aseguraba esta semana el director general de Dealz para Europa occidental, Mark Elliot. ¿Su cliente objetivo? "Una familia con un presupuesto limitado que va a comprar lo que necesita para el día a día", señalaba. Sin embargo, este tipo de cadenas se centran en primeras marcas en las que ajustan los precios al máximo por su gran volumen. Como extra, es posible conseguir marcas con más penetración en Reino Unido, como por ejemplo el chocolate de Cadbury, aunque no dispensan frescos.

Las cadenas de proximidad, no solo de alimentación

Según el 'Informe anual de la distribución comercial minorista de la Comunitat Valenciana 2018', la proximidad se ha convertido en el principal factor en la decisión llenar la cesta. "La calidad de los productos pierde importancia en la decisión de compra a favor de la proximidad y los buenos precios", señala el estudio. Esto es algo que tiene claro Tedi, la cadena alemana fundada en Dortmund y que decidió instalar su sede española en la ciudad de València. Este bazar del hogar ha realizado una expansión 'exprés' que le ha llevado a sumar 15 tiendas en la ciudad de València en un lapso corto de tiempo, 23 contando el área metropolitana. 

 Ramón Greshake, gerente de Tedi España. Foto: MARGA FERRER

Su oferta abarca productos non-food de uso diario, relacionados en gran medida con el bricolaje y la decoración, con precios ajustados para captar al cliente diario. Entre mayo de 2017 y abril del 2018, su año fiscal, Tedi abrió 134 tiendas en España. Además de artículos para el hogar, fiestas, bricolaje y electricidad, también incluye artículos de escritura y juguetes, cosmética o droguería. Básicamente, todo aquello para el día a día que no tiene que ver con alimentación. 

"El sector retail nos sorprende muchas veces por su permanente adaptación al mercado y por los giros en su evolución. Cuando pensábamos que nada superaría los 'todo a cien' o 'todo a un euro', vimos proliferar los 'bazares chinos' como esporas. Y cuando comprobamos que los dependientes de estas tiendas ya se han adaptado a sus clientes les llegan competidores de los países más avanzados", reconoce Juan Corberá, socio director de Deloitte en la Comunitat Valenciana y Región de Murcia.

Otra de las compañías que ha cogido carrerilla es Zeeman, que ya suma seis tiendas en València. Nacida en Holanda en 1967, está especializada en la venta de ropa low cost para hombre, mujer y niño, así como accesorios y textiles del hogar. Su filosofía es realizar productos básicos para ofrecer precios lo más asequibles posibles, misión que consiguen con diseños simples. Asimismo, sus tiendas siguen una estética sencilla y no disponen de probadores. 

"En un momento en el que el retail en high street está en plena ebullición de cambio, estas tiendas de tamaño medio – alto están suponiendo un alivio a muchos propietarios al ser nuestro país perfecto banco de pruebas de este modelo, un polo de atracción de turistas y ser abanderados de la compra a buen precio", asegura el socio director de Deloitte en la Comunitat Valenciana.

"Este modelo de retailer, que busca el multiproducto con una buena calidad y, sobre todo, un precio imbatible, no solo pueden suponer un riesgo para los de su 'especie' sino que parece que atacan por otros bandos, como el sector textil y la perfumería. Un modelo de negocio que busca una perfecta combinación entre conveniencia, bazar y moda textil", señala Corberá. Y es que, como reconocía el director general de Dealz para Europa occidental, Mark Elliot, sus competidores no son solo los supermercados, también las cadenas de perfumería, por ejemplo.

"En estas aperturas se juntan varias tendencias", explica Guillermo Prats, socio de Improven. "Una que es la apertura de tiendas multiproducto donde puedes encontrar de todo sin desplazarte a un centro comercial, pero con una presentación más atractiva, como es el caso de Tedi. Otra es la pelea por el posicionamiento en precio, que hace tiempo se abrió en textil y se amplía con casos como Primark y Zeeman", señala . En general, todas estas cadenas comparten el mismo escenario, un gran volumen de compra a sus proveedores para ofrecer productos de "calidad razonable a precios competitivos". 

Tiendas de conveniencia 'made in Valencia'

Blat Market es la referencia valenciana que está cogiendo fuerza en el formato de tiendas de conveniencia, en las que abren de lunes a domingo, allá donde están presentes. Impulsado hace cinco años por cuatro socios con experiencia en el área del agroalimentario, ya tiene una red de medio centenar de establecimientos repartidos por el territorio valenciano. Lo hace bajo un modelo de tienda de proximidad que busca el trato personal con el cliente y que está en el centro de poblaciones del área metropolitana como Aldaia, Picanya, Torrent, Paiporta pero también en localidades como Carlet, Carcaixent o Alzira. 

"Hemos acertado con el modelo. Una tienda de barrio con primeras marcas, que son la base fundamental, aunque el negocio principal es el pan y la bollería, lo que hace que el cliente venga a diario", explicaba a Valencia Plaza José Perales, uno de los fundadores. El modelo de negocio se basa en una tienda pequeña, de no más de 200 metros cuadrados y con poca infraestructura logística. "Hemos conseguido un modelo de tienda muy actual pero con un coste muy ajustado a la realidad de mantener un pequeño negocio", aseguraba.

Esto les permite tener primeras marcas y productos artesanos -poco habituales en supermercados grandes- a precios muy ajustados, en algunas ocasiones incluso más baratos que en las grandes superficies. "Como nuestra infraestructura es pequeña podemos ofrecer un muy buen precio a un margen muy interesante de beneficio", apuntaba.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email