X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

arquitectura

Las seis vidas de Goerlich

Más allá del creador se encuentra el hombre, comprometido con su tiempo. València ahora lo recupera aunque es incapaz de garantizar la salvaguarda del legado de este ciudadano de ascendencia austrohúngara

25/12/2018 - 

VALÈNCIA.- Construyó la València del siglo XX miles de veces, tantas como la imaginó. La tuvo en su cabeza. La vio antes de que estuviera hecha, de que se abrieran los primeros fosos, se levantaran los primeros pilares, se edificaran los primeros inmuebles que le dieron rostro tras la Exposición Regional de 1909. Ahora la ciudad se reencuentra con el arquitecto que marcó su fisonomía durante buena parte del siglo XX; un reconocimiento contradictorio, ya que su legado aún está amenazado por la piqueta, como demuestra que el cine Metropol siga en peligro de demolición.

El Ayuntamiento de València acoge, hasta el 2 de enero, una exposición que se aproxima a Javier Goerlich y su obra desvelando aspectos poco conocidos de ella. Planos, dibujos y hasta una gran maqueta de la ciudad con sus principales construcciones se exhiben en los bajos del edificio consistorial dentro de una muestra que permite acercarse, aunque sea someramente, a una obra que bien se podría calificar como inabarcable. Cuando se le pregunta al arquitecto Tito Llopis para que haga una selección de sus mejores construcciones, sus proyectos de referencia, él, que los conoce bien, se adelanta y advierte: «Seguro que nos dejamos algo». Goerlich no es un listado; Goerlich es un todo.

Junto al historiador David Sánchez, Llopis ha creado esta exposición sobre el arquitecto, cinco salas que suponen un paseo por el urbanismo del siglo XX, concentrado en la figura de un creador que importó a España ideas centroeuropeas, un adelantado a su tiempo que para seducir a los promotores dibujaba sus planos en tres dimensiones, haciendo que cualquiera pudiera ver lo que imaginaba; dicho de otro modo, inventó el AutoCAD antes de que se pensara. 

El circuito diseñado por Llopis y Sánchez se acerca a las grandes obras que definen al arquitecto, pero también a las más pequeñas o aparentemente modestas, como por ejemplo los panteones que ideó por encargo de particulares o de carácter público, como el que creó para Blasco Ibáñez y que nunca se hizo. Los dibujos que se exhiben dejan ver cómo se iban perfilando lenta y progresivamente los proyectos que tanto le apasionaban. Los primeros esbozos de la ampliación del Paseo de la Alameda; su propuesta de un palacio de la ópera al estilo parisino o de un palacio de exposiciones gigantesco, ambos para el mismo solar entre la Puerta del Mar y la plaza América; sus versiones para un edificio... Algunos de esos dibujos al final fueron realidad. Otros solo existieron en su imaginación. La València que pudo ser, como una fantasía.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Mientras recorre la exposición, Llopis descubre a un grupo de visitantes a los que acompaña un guía al que no conoce, sin vinculación con la muestra. Atraído por sus comentarios, Llopis se le aproxima y, entre sala y sala, aprovecha para felicitarle por sus explicaciones. «Te estaba oyendo y decías cosas con mucho criterio», le comenta. Tras despedirle, el arquitecto se queda contemplando desde la distancia cómo continúa la visita guiada, reflexionando quizá sobre el hecho de que Goerlich empieza a pertenecer a todos los amantes de la cultura en València, y no solo a los especialistas.

* Lea el artículo completo en el número de diciembre de la revista Plaza

Noticias relacionadas

HABITEM EN COMÚ  

Cases per a cuidar el món

Por  - 

Lluny de receptes màgiques i falsos gurus, oficines d’arquitectura es llancen a investigar i testar la capacitat de l’habitatge per viure millor

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email