GRUPO PLAZA

Los vecinos del Colegio Alemán siguen batallando ante el Síndic de Greuges por falta de información

7/12/2021 - 

VALÈNCIA. El conflicto entre los vecinos del Colegio Alemán de València y el consistorio con motivo de las obras de ampliación de las instalaciones escolares no parece haber finalizado todavía. Los vecinos acudieron al Síndic de Greuges por falta de información acerca de uno de sus recursos interpuestos en el expediente administrativo de las actuaciones y el defensor del pueblo valenciano les ha dado la razón en una de sus últimas resoluciones, emitida el pasado 25 de octubre, y que insta al Ayuntamiento de València a notificarles del resultado de dicho recurso.

Para la ampliación del centro, el Colegio Alemán celebró un concurso arquitectónico en 2015, resultando ganador el despacho Orts-Trullenque. Fue al llevar a cabo las obras cuando dos comunidades de vecinos próximas al colegio empezaron su batalla administrativa contra el cambio de planeamiento, contra el permiso para las actuaciones y contra lo que consideraron irregularidades en las obras.

Ciertamente, el Ayuntamiento detectó que las obras ejecutadas por el colegio no se correspondían con la licencia que se había solicitado por el centro. Los técnicos municipales detectaron deficiencias en las actuaciones llevadas a cabo, especialmente con la colocación de instalaciones que no estaban contemplados en el permiso. Motivo por el cual el Ayuntamiento acabó ordenando el cese de la actividad a finales del primer semestre del año pasado, como publicó este diario.

Son numerosos los escritos que los vecinos han remitido al Ayuntamiento de València, tanto a la concejalía de Actividades como a la de Urbanismo, para frenar y revertir las actuaciones llevadas a cabo. Sin embargo, tras la modificación del proyecto por parte del colegio, diferentes inspecciones técnicas y la correspondiente modificación de licencia, el consistorio dio luz verde en noviembre de 2020 a lo realizado y dio conformidad a la declaración responsable de primera ocupación. Las instalaciones no amparadas por la licencia fueron regularizadas a mediados de este año.

Con todo, las comunidades de vecinos recurrieron la decisión consistorial de permitir la actividad en las nuevas instalaciones. Recurso del que no tuvieron contestación por parte del Ayuntamiento en el tiempo que establece la norma, por lo que acudieron en febrero de este año a buscar amparo al Síndic de Greuges.

En general, dice el defensor del pueblo valenciano, "no se han observado irregularidades en la tramitación de los expedientes de licencia de obras, declaración responsable de ocupación y licencia ambiental [...] habiéndose contestado a todas las cuestiones planteadas por el interesado a lo largo de los procedimientos". Ahora bien, respecto al recurso presentado sí se ha hallado una falta de información respecto a los vecinos.

"Debemos recordar que la Administración está obligada a dictar resolución expresa en todos los procedimientos y a notificarla", incide el Síndic en su resolución, para añadir que esta es "una obligación legal básica de la administración que se conforma en un derecho esencial de los ciudadanos e interesados". Y en ese sentido, subraya que "la falta de respuesta, en base a cualquier razón, supone vulnerar un derecho básico de los ciudadanos y, por tanto, objetivo básico de esta institución". Y por ello insta al Ayuntamiento a notificar la resolución de dicho recurso, que es negativa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme