GRUPO PLAZA

El nuevo protocolo de absentismo de la Generalitat prioriza la prevención del abandono escolar 

La incapacidad de adquirir nuevas habilidades profesionales y personales en el aula será considerado absentismo

9/10/2021 - 

VALÈNCIA. El nuevo protocolo de absentismo escolar de la Generalitat pone el foco en la prevención y en la detección de casos, el análisis personalizado del caso y la comunicación con las familias. El objetivo marcado por la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte es la más pronta reincorporación de los estudiantes que se encuentran en situación de absentismo, para evitar el posible abandono escolar de los mismos

Según informó Miguel Soler, secretario autonómico de Educación y Formación Profesional, en la presentación del protocolo el pasado 30 de septiembre, la tasa de abandono escolar prematuro disminuyó en la Comunitat Valenciana de un 35 % en 2005 y un 28,4 % en 2010, a un 15,5 % en 2020. Esta tasa incluye al alumnado de entre 18 y 24 años que posee, como máximo, el título de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), y donde dos de cada tres personas son hombres y el alumnado extranjero dobla al alumnado nacional, según el Informe de la Fundación Europea.

El protocolo establece que el absentismo leve tiene lugar cuando existen de un 15 % a un 25 % de faltas injustificadas; y para evitar que se dé el absentismo del tipo grave (entre un 25 % y un 50 % de faltas no justificadas), se ha de registrar la asistencia del estudiantado en Ítaca en todos los niveles y su motivo. 

El objetivo es poder trazar un plan de actuación personalizado para cada estudiante, poniendo en contacto al tutor o tutora y a las familias, para que como resultado, se pueda producir una sensibilización, y una posterior reincorporación del alumno al aula. Y el personal educativo hizo hincapié en la necesidad de felicitar a los y las estudiantes que consigan anexionarse al ritmo de su aula. Además, Comisiones Escolares Municipales se encargarán de solucionar casos de absentismo grave pudiendo atender al alumno en más ámbitos que el académico. 

Soler explicó que la tasa de abandono escolar se ve condicionada a la oferta de puestos de trabajo que no precisan de una formación universitaria o profesional, como sucedió antes de la crisis del 2008, cuando se vio incrementada. De esta manera, consideró que no se busca alargar la edad de finalización de la educación obligatoria, sino motivar a estudiar, al menos, hasta "el nivel de una formación profesional de grado medio que permita un mejor desarrollo personal y profesional". 

Otro de los puntos fuertes del nuevo protocolo es la condición del estudiante en clase, no solo su presencia física allí. "Un alumno va a clase, pero es un mueble. ¿Eso es absentismo o no es absentismo?". El secretario autonómico ha explicado que la guía de absentismo tiene como finalidad que las competencias del alumnado se desarrollen de una manera adecuada, tanto profesional como personalmente. "No se trata de medir más". 

Alex Boix, director general de Inclusión Educativa, recalcó la importancia de la atención del personal educativo en las etapas iniciales, como en la Educación Infantil, y la necesidad de priorizar la asistencia a clase de los más pequeños, ya que es el momento de "asentar las bases en las familias". "La escuela ha de ser su casa", añadió, y no un lugar al que ir esporádicamente. 

En los primeros niveles es fácil observar el absentismo intermitente, y en este momento, la clave es trabajar por evitar que se produzca el absentismo grave. "Es un peligro perder vinculación progresivamente", pero la prevención y la observación pueden frenarlo. 

Asimismo, la colaboración de ayuntamientos valencianos ha ayudado a poner en marcha programas adaptados a las necesidades del alumnado, como hicieron desde el consistorio de Benetússer con menores con familias desestructuradas, carencias emocionales o dificultades para comprender la igualdad de género. Así, iniciaron un plan de formación en educación emocional dirigido a aquellos alumnos y alumnas que asistían a clase, pero que se encontraban claramente desmotivados en el aula, que ya en cuarto y quinto de primaria apuntaban a un futuro absentismo. 


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme