Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

EL TINTERO / OPINIÓN

¿Qué me pasa doctor?

La Semana de Pascua vino acompañada de una gripe que nos ha tenido a muchos entre fiebres y medicinas. Empezamos abril con la esperanza de que Sant Vicent Ferrer y sus ‘milacres’ nos ayuden a todos, incluidos a nuestros representantes públicos que parecen andar perdidos en vía muerta

3/04/2016 - 

VALENCIA. Una de las clásicas preguntas cuándo nos enfrentamos a la consulta del médico, bien tras plantearle nuestros síntomas o al conocer los resultados de una analítica es la de “¿Qué me pasa doctor?”. Esta pregunta, de forma retórica, me viene a la mente cuando repaso algunas de las noticias sobre la actualidad política valenciana durante estos días en los medios. Uno ya no sabe si todo lo que ocurre es real o quizá es producto de los delirios propios de la fiebre gripal. 

Desde el punto de vista ético y estético –como dijo en su día Mónica Oltra sobre el caso del marido de la Consellera Montón, y como ha manifestado el portavoz socialista Manolo Mata– era difícil entender la postura de la diputada de Compromís, Isaura Navarro; me atrevería a decir que incluso desde el punto de vista de la lógica más elemental. El asunto era el siguiente, la diputada pretendía opositar a una plaza de letrado en Les Corts a sabiendas de que habría que formar un tribual extraordinario, pues quienes deben formar parte de ese tribunal examinador son compañeros de trabajo y de partido de la candidata Navarro, y todos mostraron su malestar ante tal situación, lógico.

La cosa no acaba aquí, el vicepresidente de Les Corts, Alejandro Font de Mora, explicó el otro día que la señora Navarro había manifestado su intención de, en el caso de lograr la plaza de letrado, pedir la excedencia y volver a su escaño como diputada, dejando así el puesto de letrado sin cubrir pues la Cámara nunca ha contratado a externos. Eran los de Compromís quienes reclamaban letrados para asistir jurídicamente a sus señorías. Finalmente Isaura Navarro ha renunciado a presentarse a la dichosa oposición culpando a la “confusión” y a las “cosas de la política”. Sí señora Navarro, las mismas cosas que llevan años recriminando desde la oposición. Este tipo de noticias demuestra lo viejóvenes que son nuestros nuevos gobernantes.

El partido político que obtuvo más votos y más concejales en la tercera capital de España, tiene un representante en el Ayuntamiento de Valencia. No me negarán que si alguien lee este titular piensa que es ‘El Mundo Today’ o que una catástrofe ha arrasado a todos los compañeros de lista del solitario concejal. Es la delicada y algo surrealista situación en la que está el Partido Popular en la ciudad que ha gobernado dos décadas con poder absoluto.  Eusebio Monzó es el portavoz y el grupo popular en el ayuntamiento –al menos las reuniones serán breves–, el resto están en un limbo independiente. Si la situación judicial empeora para esos concejales (ex)populares, confío que dejen que corra la lista, y los nombres que nadie lee en la papeleta electoral tendrán la oportunidad de ocupar sus escaños y demostrar el banquillo del que siempre ha presumido el PP.

Y la puntilla para tenernos a los valencianos al borde de un ataque de nervios, o mejor, al borde de la consulta del médico –si no aniquilan la excelente Sanidad Pública valenciana algunos iluminados– ha sido ver como una multinacional del ocio, ARC Resorts, se marcha a la Serenísima República de Venecia o a la Málaga de Picasso. Porque su proyecto para Valencia ha sido tratado por nuestra corporación municipal con "falta de interés" y "poca capacidad" para resolver los trámites administrativos, tal y como manifestaron los responsables de la multinacional. 

Al margen de la opinión que cada uno tenga sobre los grandes complejos hoteleros y el modelo de ocio que se quiera implantar, los números hablan por sí solos, desde ARC Resorts estimaron la inversión en nuestra querida Valencia en 1.000 millones de euros, 20.000 puestos de trabajo, 11.000 millones de impacto económico sobre el PIB y una previsión de incremento del turismo en torno a los 3 millones de personas. Y por si esto no les seduce, pretendían saldar la deuda de más de 400 millones de la Marina Real Juan Carlos I y realizar inversiones en proyectos como Parc Sagunt. 

Entiendo que alguno tendrá reticencias al conocer el origen de la empresa, pues también desde Singapur vinieron a salvar al Valencia CF. Y a este paso, quizá por solidaridad con el Levante UD, Valencia podría ser una ‘ciudad de Segunda’. No encuentro mejor forma para acabar que recordando las palabras de nuestro santo más universal.

"Aunque no viva en este mundo, yo siempre seré hijo de Valencia. Que vivan tranquilos, que mi protección no les faltará jamás. Decid a mis queridos hermanos que muero bendiciéndoles y dedicándoles mi último suspiro"

San Vicente Ferrer

Noticias relacionadas

‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Fin de semana de elefantes

Primer capítulo la próxima semana de la investidura de Pedro Sánchez. ¿Habrá fumata blanca? O ¿Seguiremos sin ver el elefante? Si no sale, supuestamente en septiembre habrá tiempo y sino elecciones el 10 de noviembre. Todo va a depender de si ven o no el elefante, o sea si se entienden o no Pedro Sánchez y Pablo Iglesias u otros socios más o menos incómodos

Foto: KIKE TABERNER
‘XEITO I ESPENTA’ DESDE MADRID

Aún no lo hemos visto todo

Es sabido que la canícula veraniega recalienta las meninges a más de uno. Lo tórrido de la estación no disculpa a los políticos. Más de un ciudadano se pregunta para qué va a las urnas si luego sus representantes no se ponen de acuerdo para gobernar. Y ya no vale que estemos en tiempo de tanteo y de juegos más o menos florentinos. Aún no lo hemos visto todo

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email