GRUPO PLAZA

Los empresarios lamentan la falta de apoyo institucional a la candidatura de la ciudad

"La Copa América es el evento deportivo que más retorno puede tener en València"

Foto: KAI FÖRSTERLING/EFE
17/09/2021 - 

VALÈNCIA. La retirada, de momento, de la candidatura de València como candidata a albergar la sede de la 37ª edición de la Copa América de Vela ha causado decepción entre muchos representantes empresariales, que consideran que el cap i casal pierde una oportunidad para revitalizar sectores tan castigados por la pandemia como los hoteles, el comercio, la hostelería o el taxi.

El anuncio de la sede definitiva debía realizarse este viernes pero el aplazamiento sine die de la decisión anunciado por Team NZ la pasada medianoche -hora de España- abre la puerta a que València pueda reengancharse con el imprescindible apoyo institucional cuya ausencia motivó la retirada.

Valencia Plaza recogía, antes de este anuncio, testimonios de destacados dirigentes empresariales que han apoyado la iniciativa de Niccolò Porzio di Camporotondo y Antonio Alquezar respaldada por el Real Club Náutico de Valencia y en algunos casos han intercedido ante la Generalitat para que se comprometiera.

Para José Vicente Morata, presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, "la Copa América es el evento deportivo que más retorno puede tener en València, más que unos Juegos Olímpicos en relación a su coste. La demostración es la edición de 2007. No hay discusión de que es interesante para la ciudad, y luego está la importancia para la marca Valencia y la marca España". 

José Vicente Morata, presidente de Cámara Valencia.

El presidente de la Fundación Conexus, Manuel Broseta, considera que "para la ciudad es una oportunidad histórica porque nos permitiría, además de ingresos directos de cientos de miles de euros y la creación de empleo, otros beneficios indirectos como el refuerzo de la marca de ciudad, de la capacidad organizativa, el trabajo para empresas, colegios o taxis, y también la utilización de unas infraestructuras que hemos estado pagando y aún estamos pagando. El canon es muy razonable comparado con el de eventos anteriores y apenas hay que hacer inversión. Toda la sociedad valenciana, no solo las instituciones, tendrían que apoyarlo". El canon que piden los neocelandeses es de 30 millones de euros, frente a los 90 de la edición de 2007.

El presidente de la CEV, Salvador Navarro, considera que sería una buena noticia acoger otra vez la Copa América pero no es optimista. "Desde la CEV apoyamos que se haga pero, personalmente, lo veo complicado porque los políticos están centrados en el corto plazo, que es el coronavirus, y el coste político de apoyar esto les puede afectar. Pero, claro, en 2024 habrá que hacer eventos... Nosotros lo apoyamos y es verdad que había muy buenas perspectivas de que fuera Valencia, pero tiene que haber iniciativa privada. Si la iniciativa privada fuera mayoritaria, la iniciativa pública lo tendría que apoyar".

En el sector hotelero de València no ven con buenos ojos la falta de apoyo de la Administración a este evento deportivo que supondría un importante revulsivo para un sector que, poco a poco, sale a flote de los envites de la crisis sanitaria. "La retirada de la candidatura es una muy mala noticia", señala Luis Martí, presidente de la Confederación de Empresarios Turísticos de la Comunitat Valenciana. "Creemos que este evento podría ser extraordinariamente positivo tanto en términos de marca como de estímulo de la demanda turística y, por tanto, merece todo el apoyo institucional posible. No entenderíamos que no lo tuviese", recalca.

El empresario defiende que ese soporte significaría "una inversión turística de alta rentabilidad para todos". Por tanto, considera que se debería reconsiderar la decisión de retirada y seguir adelante con la candidatura. "No estamos para dejar pasar oportunidades. València necesita una acción de marca de envergadura, como sería esta", incide. Defiende, además, que la ciudad cuenta con experiencia en el terreno ya que en el pasado demostró ser capaz de sacar adelante el certamen "con éxito".

Luis Martí. Fotos: EDUARDO MANZANA

Así, destaca que en la edición de 2007 se registraron cerca de 2,4 millones de turistas y las empresas del sector alcanzaron "récords de beneficios" no solo por el incremento de la ocupación, sino fundamentalmente por el incremento del precio medio al ser un perfil de más alto standing. Por tanto, Martí insta a no dejar pasar la oportunidad de volver a posicionar a València en mercados lejanos y difíciles de acceder.

En la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de València, su gerente, Julia Martínez, recuerda que la celebración de la Copa América en su momento "fue muy bien para el comercio de la ciudad". En este sentido, asegura que el evento atrajo a "un turismo con gran capacidad de consumo, que consumía productos de calidad y que no generaba problemas".

En este sentido, considera que cualquier evento "de este perfil", esto es, "que atraiga un turismo de calidad", resulta "positivo y totalmente beneficioso para la ciudad". Ahora bien, dice desconocer cuál es el proyecto preparado para la candidatura de València, y con todo, insiste en que este tipo de iniciativas deben estar "bien" estudiadas "para que no generen deudas a la ciudad".

Reacciones políticas

Para el concejal de Turismo de València, Emiliano García, la organización de la Copa América hace más de una década en la ciudad "tuvo una influencia positiva muy importante" y "se aprovechó muy bien". En este sentido, García, conocido hostelero que entró en política hace dos años, explica que vivió la iniciativa como empresario, por lo que el evento en sí "tiene todas las bendiciones" y que sería "fenomenal" si hubiera una cita de estas características y repercusión.

El edil del grupo socialista del Consistorio estaría a favor de que se celebrara el evento en la ciudad "si se diera la situación" de recabar apoyos "importantes" del mundo empresarial y de sponsors y si "la administración pudiera participar con medios". No obstante, considera que ni la ciudad ni el turismo "son los que eran en 2007".

Emiliano García, concejal de Turismo de València. Foto: KIKE TABERNER

En este sentido, explica que "quizá ahora no sea un momento apropiado en lo económico" para que la administración afronte elevados cánones, especialmente después de hacer frente al impacto de la covid tanto en el seno del consistorio como a través de ayudas para empresas y autónomos en el cap i casal.

Asimismo, asegura que no tiene constancia de los detalles de la iniciativa: "A mí me hubiera gustado ver el proyecto"; y puntualiza que cabría preguntarse "por qué Auckland no quiere organizarlo". A su juicio, la candidatura de València para acoger la Copa América "debería haberse preparado de otra manera".

Por otro lado, en el ámbito turístico, García señala que el sector está cada vez más desestacionalizado y que la ciudad ya cuenta con diferentes citas impulsadas o apoyadas desde la administración que van a aportar su grano de arena, como los premios Goya o la candidatura de los Gay Games. "Ojalá algún día llegue otra Copa América", sentencia el concejal, "pero hay que remarcar que nada es como en 2007".

Desde la oposición, la portavoz del PP en el Consistorio, María José Catalá, fue la primera en criticar que "se haya tenido que retirar" la candidatura "por la falta de apoyo de las instituciones valencianas". "Ribó y Puig dejan a València sin una oportunidad de futuro, sin una opción de proyección internacional, de generación de oportunidades y de crecimiento económico para muchos sectores de la ciudad", afirmó en un comunicado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email