GRUPO PLAZA

viajamos a...

Salzburgo, la ciudad suena a Mozart

Encajada entre majestuosas montañas y atravesada por el río Salzach, la música impregna cada rincón de la urbe que vio nacer a Mozart

14/03/2021 - 

VALÈNCIA. Si creyera en fantasmas y espíritus pensaría que hoy Mozart sigue vivo en las calles de Salzburgo y en cualquiera de los souvenirs que decoran las tiendas (todavía tengo pesadillas con esos títeres cabezones y saltarines que cuelgan por doquier). Eso sí, en un cara a cara con Sonrisas y lágrimas porque es muy difícil no tararear «Do-Re-Mi» y dar vueltas como una peonza —al mejor estilo de María— en cualquiera de los sitios que reconoces de la película. Luego, te tomas un Mozartkugeln (bombones de mazapán de pistacho recubierto de nougat) para que no haya favoritismos. 

Abstraerte de la presencia del genio es complicado, así que me voy directa al grano y me acerco al número 9 de la calle Getreidegasse. En esa casa, hoy convertida en museo, Mozart nació y vivió durante diecisiete años (de 1756 a 1773). La interminable cola me indica dónde está pero también su fachada amarilla (la única de la calle). Tras pagar los once euros de la entrada me enfilo por las escaleras para verla. Más allá de las estancias (el comedor tiene su aquel), me llama la atención los enseres personales de Mozart o los instrumentos con los que comenzó a componer —¡a los tres años!—.  Y allí me cuentan una simpática curiosidad: el canon KV 231/382c se titula Leck mich im Arsch (traducido como «Bésame el culo»). Por lo visto tenía muy buen sentido del humor. 

Después de empaparme de su historia, vuelvo a la calle Getreidegasse, que me lleva al pasado con esos carteles de hierro forjado de las galerías, boutiques, cafés y comercios (el más curioso es el de la cerrajería Wieber). Como en todas las ciudades, hay muchas franquicias pero, afortunadamente, los anuncios extravagantes no están permitidos y la calle guarda la esencia de antaño. Por cierto, muy cerca está el café Tomaselli, el más antiguo de Salzburgo y el preferido por el gran autor (se dice que aquí jugaba al billar). 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Un paso más y me adentro de lleno en el casco antiguo de la ciudad (die Altstadt), que forma parte del Patrimonio Cultural Unesco de la Humanidad desde 1997. Me fascina ver en tan poco espacio casas nobles, edificios de la Edad Media, Románico, Renacimiento o Barroco. Sin olvidar sus plazas, como la Mozartplatz, con el museo de Salzburgo, y la estatua de bronce del compositor. Por cierto, según me cuentan, cuando llegó la estatua, en su interior había escondido un cargamento de tabaco de contrabando para esquivar los impuestos.  

* Lea el artículo íntegramente en el número de marzo de la revista Plaza

Noticias relacionadas

 ya a la venta

El director Daniel Monzón, portada de la revista Plaza de octubre

Por  - 

Daniel Monzón se ha convertido (otra vez) en el rey de las pantallas con el estreno de 'Las leyes de la frontera', la adaptación de la novela de Javier Cercas. El de Rocafort (Valencia) es la portada de una revista en la que también visitamos un pueblo que no conoce la covid, separamos el mito de la realidad del Cementerio Masón de Buñol o analizamos la importancia de las moscas en la investigación científica

 el dedo en el ojo

¿Qué vas a hacer Joan?

Por  - 

Queda mucho para las elecciones municipales pero los partidos, que suelen estar en campaña electoral durante cuatro años, van haciendo sus cábalas. En Compromís apuestan a que Ribó seguirá, pero la decisión no está tomada. Queda tiempo. Un año. Un año que en política es mucho tiempo 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email