GRUPO PLAZA

primera teniente de alcalde de valència

Sandra Gómez: “No podemos confiar en el turismo como único motor económico de la ciudad”

8/07/2017 - 

VALÈNCIA. Este jueves la primera teniente de alcalde de València, Sandra Gómez, lanzó un vehemente discurso de apoyo a la comunidad startup valenciana. Su intervención durante la celebración de Vit Emprende Summit evidencia hasta qué punto la concejal socialista apuesta porque València se convierta en una ciudad startup. Horas después, el viernes por la mañana, Gómez, sobre quien también recaen las competencias de Empleo, recibía la noticia de que el paro había descendido en la ciudad, 275 personas menos que el año pasado, consolidándose en torno a los 60.000 desempleados.

—El descenso del paro, de todos modos, es una noticia agridulce porque mucho de ese empleo es precariotemporal y está condicionado por la temporada estival.

—Es una buena noticia que mes a mes se esté consolidando el descenso. Creo que estamos haciendo un esfuerzo considerable por parte de la administración local en generar políticas que ayuden a apuntalar esa tendencia a la baja, pero desde luego lo que debemos trabajar en todo el Estado es por mejorar la calidad del empleo que se genera, porque queremos que sea empleo de calidad y cualquier persona pueda apostar por su ciudad como el lugar en donde establecer su proyecto de vida.

—¿Y qué necesitan para ello?

—Hay que fomentar certidumbre y seguridad. Las administraciones locales no legislamos, pero no podemos mirar a otro lado. Es cierto que las competencias son estatales y que se ceden a las comunidades autónomas; pero nosotros, al ser una gran ciudad tenemos algunas para poder realizar acciones que favorezcan la empleabilidad, generar empleo, etc… Así hemos sacado por ejemplo un paquete de ayudas de hasta 7.000 euros a aquella empresas que contraten indefinidamente a una persona.

“El empleo debería ser la principal preocupación. No nos podemos espolsar las responsabilidades diciendo: ‘Esto es cosa del Estado’.”

—¿Con esas iniciativas pueden influir en la evolución del paro?

—Lo que planteo es: ‘Mientras haya desempleados en mi ciudad… ¿cómo no voy a hacer nada?’ El PP llegó a tener 100.000 desempleados en València; en esa situación, con un presupuesto de 800 millones euros… ¿cómo no voy a hacer nada? El empleo debería ser la principal preocupación. No nos podemos espolsar las responsabilidades diciendo: ‘Esto es cosa del Estado’. Como responsable público tengo un deber con mis ciudadanos; si entre ellos hay quien lleva dos años en el paro, jóvenes que no encuentran trabajo, familias enteras… claro que puedo hacer cosas porque tengo presupuesto, personal y recursos. Es una cuestión de prioridades: si queremos gastar el presupuesto como se gastó en otros años en castillos y pólvora, en circo, o si lo queremos invertir en medidas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

De ahí su dedicación al proyecto València Activa.

—Con él asumimos nuestra responsabilidad porque entendemos que como Administración debemos priorizar nuestras políticas. Asimismo, la creación del área de Desarrollo Económico nos permite que el Ayuntamiento sea un motor económico de la ciudad, fomentando la economía desde el ámbito privado.

—Han bajado a la calle.

—Cuando llegamos en el Ayuntamiento no había prácticamente programas en el tema de empleo porque existía el convencimiento de que la administración local no podía hacer nada. Nosotros hemos cambiado completamente esa visión. Dentro de esa estrategia tenemos el programa Barris per l’Ocupació, donde la atención personalizada barrio por barrio, en el que cada orientador conoce los casos que lleva persona por persona, está mejorando muchísimo la eficacia de nuestras medidas.

—Durante muchos años parecía que se fiaba al turismo la creación de nuevos empleos.

 —Estoy diversificando en la acción del Ayuntamiento y estamos apostando fuerte por la innovación y las startups, porque no podemos confiar en el Turismo como el único motor económico.

Foto: EVA MÁÑEZ.

—Aunque le prestan especial atención.

—La estrategia que hemos desarrollado con el Plan de Turismo está pensada para que València sea un destino sostenible, desestacionalizado. Hay que situar a València como un destino urbano desestacionalizado.

—¿Y cómo se hace eso?

—Hay que poner el acento en lo que nos hace diferentes, y eso lleva a que tú promocionas tu ciudad en elementos y productos que están todo el año. De alguna manera se aleja al turista del sol y playa, que es un turismo más estacional. Ahí es donde entra la promoción de nuestra gastronomía, Cultura, patrimonio, Fallas, de València como ciudad deportiva con la maratón, la mediamaratón, las motos en Cheste…

—¿Cuál es su balance?

—No deberemos ir por mal camino cuando las aerolíneas están apostando por la ciudad y están ampliando su calendario de vuelos a todo el año. Y eso es porque la ciudad es atractiva para todo el año. València lo tiene todo y nos estamos posicionando dentro de la ruta nacional.

—Sostenible es también para evitar los excesos. Los vecinos empiezan a sentirse 'invadidos' y ya ha habido protestas.

“En las encuestas que realizan en las agencias de atención de Turismo Valencia hemos certificado que la ciudad recibe una nota por parte de nuestros visitantes de un 9.9 sobre 10.”

—Huimos del turismo de masas y de convertir a València en un parque de atracciones dedicado al turismo. Hay ciudades como Barcelona que es verdad que están un poco muriendo de éxito, pero eso no está pasando en València. Estamos tan alejados de las cifras de turismo por habitante… Tenemos mucho margen. Lo que estamos fomentando es que la ciudad mantenga su autenticidad que es lo que hace que sea atractiva. Los turistas son cada vez más exigentes, no se conforman sólo con fotografiar, sino también quieren tocar, experimentar…

—Buscan un turista que sea más viajero que turista, alguien que en un momento dado pueda quedarse a vivir en la ciudad.

—Tenemos historias maravillosas de gente que se ha quedado vivir porque se han enamorado de la ciudad. En las encuestas que realizan en las agencias de atención de Turismo Valencia hemos certificado que la ciudad recibe una nota por parte de nuestros visitantes de un 9.9 sobre 10. ¿Por qué? Porque se quedan muy sorprendidos con lo que descubren.

—¿Qué es?

—El jardín del río, por ejemplo, es algo que les sorprende mucho; el parque natural de la Albufera, y nuestra gastronomía, con nuestros cocineros más famosos. Por eso huimos de ese modelo que apostaba por los grandes eventos, efímeros, que exigían un gasto importantísimo y que al final el impacto real era muy reducido. Lo que tenemos que hacer es potenciar la ciudad por lo que somos.

—¿Ven factible conseguir ese turista de ‘calidad’?

—Las cifras de 2016, comparadas con las de 2015 ó 2014, demuestran que no es que vengan más turistas, sino que vienen durante todo el año y pasan más tiempo. Ha aumentado el gasto medio. Poco a poco creo que estamos consiguiendo tener un turismo de más calidad y ahí hay que felicitar al sector, que ha entendido perfectamente cómo está cambiando el modelo y se está adaptando muy bien.

—Fenómenos como los apartamentos turísticos están alterando la vida en la ciudad. ¿Qué pueden hacer para solucionar ese conflicto?

—Estamos hablando una red de municipios para presionar a Madrid, al Gobierno central, que es quien tiene la capacidad de legislar. El Estado debe regular un fenómeno como éste que es reciente. Son arrendamientos de muy corta estancia que no están regulados. El Gobierno de Rajoy que, una vez más, no quiere enfrentarse a un problema, se ampara en que la competencia en turismo está delegada, pero esto no se trata de promoción de turismo; los arrendamientos urbanos son legislación civil pura y dura.

—Por ahora generan problemas en la convivencia.

—Veo más problema la especulación que les acompaña. Hay gente que se cree que ha encontrado la gallina de los huevos de oro y que esos ahorritos que tiene en el banco, si los invierte en comprar pisos en el centro para luego alquilarlos a turistas, se cree que va a conseguir un salario y una pensión vitalicia de por vida. A esa gente quiero sacarles de su error porque para que un arrendamiento sea rentable, siendo legal y pagando tus impuestos, tienes que alquilarlo 180 días al año. Además de ser complicado, deben tener en cuenta que estamos en una especie de burbuja porque aún hay mucho por regular. Hay gente que está invirtiendo en un segundo, un tercer piso… sin tener en cuenta que eso a día de hoy es ilegal porque sólo se puede alquilar bajos y primeros, siempre y cuando no tengas vecinos debajo. Cuando al final todas las administraciones podamos ir juntas muchos se van a quedar con el piso sin alquilar.

—¿Cuál es su mensaje?

“Una de mis principales prioridades políticas es consolidar un ecosistema ligado a nuevas empresas que basan su objeto de negocio en las nuevas tecnologías.”

—Que nadie compre pisos para dedicarlos a apartamentos turísticos porque: uno, es una inversión que es difícil hacerla rentable; dos, en el medio y largo plazo puede salir muy mal; y tres, para la gente que tenga un poco de conciencia social, que se den cuenta de que con eso se genera una especulación, altera el precio de los alquileres y provoca una despoblación de los barrios.

—¿Cuál quiere que sea la Marca Valencia sino es sol y playa?

—Queremos vincular a València con el conocimiento, la innovación. Somos el tercer hub de España y me he puesto como una de mis principales prioridades políticas consolidar un ecosistema ligado a nuevas empresas que basan su objeto de negocio en las nuevas tecnologías y en el desarrollo de nuevos sectores. Voy a centrarme en eso. Creo que es el presente, que como ciudad València tiene un ecosistema joven pero muy preparado. Está cogiendo fuerza. Es un sector que necesita del apoyo de la administración para que la marca València vaya unida a la innovación y la inteligencia.

—Su modelo es San Francisco.

—San Francisco y Boston. Esto es un modelo económico diferente. Lo bonito de este sector es que las empresas no compiten entre sí mismas, sino que lo que buscan es colaborar entre ellas. Las ciudades que tenemos la capacidad de participar en esta nueva economía, como Barcelona por delante de Madrid, y València, tendríamos que potenciar muchísimo ese modelo. Además, generan empleo de calidad. Los salarios medios de las startup son los salarios medios más altos de cualquier sector porque es un sector que fomenta el talento.

—¿Cómo puede favorecer la administración local que eso ocurra en la ciudad?

—Con lo más importante: espacios. Hay que buscar espacios públicos para que las iniciativas jóvenes puedan desarrollarse. Igualmente hay que propiciar para las startup más consolidadas espacios privados, para que estén claramente situadas en el mapa de la ciudad. Uno de los principales hándicap que tenemos cuando llegan inversores es que están desperdigadas por toda València. Hay que centralizarlas en un único espacio y mi apuesta es que sea en La Marina, desde luego.

—¿Y además de espacios?

“Hay que situar a València como una marca de innovación e inteligencia.”

—Fomentando la formación. De la mano de las universidades hay que apostar por la calidad de la formación de nuestros estudiantes. España es uno de los países con recursos humanos ligados a este tipo de sector más preparados. El 80% de las personas que trabajan en Silicon Valley son extranjeros y muchos de ellos son españoles.

—El círculo virtuoso sería vender un destino ideal donde además uno se puede desarrollar profesionalmente.

—Claro.

—Entonces la estrategia turística tendría que ir acompasada con la estrategia empresarial.

 —Totalmente. Hay que aprovechar y coordinar acciones para focalizar nuestros objetivos. Si en València consiguiéramos crear un ecosistema reconocible, identificable por el panorama internacional dedicado al sector de la innovación, la calidad y el bienestar de los empleos, de los servicios públicos, se incrementaría y daríamos un salto considerable. Hay que situar a València como una marca de innovación e inteligencia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email