GRUPO PLAZA

 El diccionario de berlanga

Un cronista y sus lecciones de patrimonio

Las películas de García Berlanga, siempre cargadas de intención, podría incluirse en el género documental

22/11/2021 - 

VALÈNCIA.- El cine de Luis García Berlanga se ha visto mucho pero, mientras el cineasta vivió, existía un vacío importante en el estudio de su filmografía, estudio que se ha disparado con la celebración del año Berlanga. Este hueco no es casual. El cine clásico ha sido (y es) considerado por algunas distribuidoras y pequeñas salas como cine de patrimonio, relegándolo a ciclos puntuales en filmotecas y pequeños cines adscritos a instituciones culturales, generando así un imaginario colectivo que acaba por asociar las clásicas como películas distantes, ajenas, tediosas y nada atrayentes, desvinculándolas de la propia génesis del cine: un medio social de entretenimiento popular. Esta es una de las razones por las que el cine de Berlanga y el de sus coetáneos ha podido pasar desapercibido para parte de la población, al menos la más joven. No obstante, estos reconocimientos póstumos y el auge de estudios sobre cine están permitiendo valorar la importancia de pensar el cine y su aportación documental y antropológica fuera y dentro de España.

Aunque su filmografía no sea realmente extensa (diecisiete largometrajes y algunos cortometrajes), funciona como la mejor clase de historia para las generaciones que no conocieron cómo fue la España de finales de los 50, los 60, los 70… Si durante la dictadura Luis Buñuel fue el cineasta más destacado del exilio, en España fue Berlanga el autor que más reconocimiento obtuvo entre quienes se quedaron. Con su mirada realista, irónica, mordaz y crítica, su rol fue el de un historiador que le ponía imágenes a más de cuarenta años de cambio y turbulencias en la historia reciente de España, convirtiéndose, a conciencia, en un cronista del siglo XX.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Si bien Buñuel también parodió, la valía de Berlanga reside en haber sabido reírse de la evolución política y social de España desde la dictadura hasta la transición y después la monarquía parlamentaria de Juan Carlos I, con una mirada lúcida y rigurosa, desprovista de cualquier pretensión de adoctrinamiento. Retrató la guerra civil en La vaquilla, donde a través de un pueblo que se encuentra en una línea de frente estancada, explica la división de las dos Españas irreconciliables de la derecha y de la izquierda, pero que en realidad, sí tendrían puntos en común: la paella, las fiestas, la tauromaquia y, cómo no, la picaresca. En Bienvenido Mr. Marshall criticará el plan anticomunista de recuperación económica para Europa impulsado por Estados Unidos. El verdugo es una crítica directa a un estado criminal; y a través de sus episodios nacionales y de la familia Leguineche explica toda una evolución de un territorio. Por citar solo algunos ejemplos.

* Lea el artículo íntegramente en el número 85 (noviembre 2021) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

ROBERTO IVÁN CANO
ROBERTO IVÁN CANO
ya a la venta el número de enero

Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación, portada de la revista Plaza

Por  - 

Sin duda, el nombramiento de Diana Morant como ministra de Ciencia e Innovación cuando ejercía como alcaldesa de Gandia fue una de las grandes sorpresas de la última remodelación del Gobierno de Pedro Sánchez. En esta entrevista explica cuáles son sus principales desafíos. Además, visitamos InTempo, el nuevo (y polémico) gran rascacielos de Benidorm, nos adentramos en el mundo de los 'Grief Bots', analizamos cómo está cambiando el mundo del I+D+i en el mundo de la cultura... y mucho más

Arquitectura

InTempo: Así es por dentro el nuevo diamante de Benidorm

Por  - 

Se proyectó antes de estallar la burbuja y abre con las últimas restricciones por el coronavirus. Desde hace unas semanas la torre InTempo acoge sus primeros inquilinos tras un proceso de catorce años. Unos días antes, Plaza entró, y también visitó la oficina de Pérez-Guerras Arquitectura, mentores de un proyecto que ha convertido el turismo de Benidorm en especulación financiera

EL DEDO EN EL OJO

La aldea valenciana de Vox

Por  - 

Vox es Vox. En Madrid y en toda España. Sus líderes están en Madrid y no necesitan barones autonómicos o provinciales, aunque haberlos, haylos. Eso sí, pasan desapercibidos para el gran público

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email