X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Joan Antoni Oltra

Un exdiputado dice que la comisión del metro fue de exculpación y vergonzosa

15/01/2016 - 

VAENCIA, (EFE). El portavoz de EU-Entesa en 2006 en la comisión parlamentaria de investigación del accidente de metro de Valencia, Joan Antoni Oltra, ha asegurado que esta fue "absolutamente vergonzosa" y de "exculpación, en la que el PP "quería acabar pronto para tapar sus vergüenzas".

"Fue todo menos una comisión de investigación", ha afirmado Oltra ante la nueva comisión, en la que ha hecho un reconocimiento público a la "lucha permanente" de la Asociación de Víctimas del metro y ha aseverado que el accidente, en el que murieron 43 personas, se habría evitado "perfectamente" con medidas "bastante asequibles".

"Da vergüenza hablar de lo que vale una baliza, 3.000 euros, cuando Ferrocarrils de la Generalitat gastó medio millón de euros en construir un aparcamiento para autobuses de la visita del papa", ha aseverado el exdiputado, quien ha dicho que el PP se dedicó a "minusvalorar el accidente" y atribuirlo a un "error humano".

Para Oltra, es "evidente" que se produjo "un fallo clamoroso" que se venía anunciando por el listado de siniestros acumulados previos, y existe una responsabilidad política por parte de la gerente de FGV, que siguió en el cargo varios años, y del entonces conseller José Ramón García Antón.

A su juicio, el ex president de la Generalitat Francisco Camps usó al conseller "de parapeto" para no dar explicaciones, cuando "lo lógico para dar ejemplo" habría sido aplicar ceses en la cúpula directiva de FGV y una renovación "total" de la dirección técnica y de personal de la empresa pública, y usó al grupo popular para tapar "tanto".

"Aquí no dimitió nadie, y suerte que no le pusieron medalla a nadie. Pero sí que hubo ascensos a la gente más pelota", ha criticado el exdiputado, para quien "no tiene perdón lo que pasó".

Oltra ha recordado que en esa comisión hubo nueve comparecencias diarias, "como si el mundo fuera a acabarse", e incluso sobraron "más de la mitad" de los treinta días que fijó el PP para los trabajos de un órgano que fue "un paripé, en el que ni siquiera se guardaron las formas" y estaba "ya todo decidido".

"Había que tapar el asunto lo antes posible y no asumir ninguna responsabilidad. A eso se dedicó el PP", ha aseverado el exdiputado, quien ha afirmado que las conclusiones "estaban hechas antes de empezar".

Ha resaltado que se les negaron informes como uno del Ministerio de Fomento sobre siniestralidad ferroviaria, que desvelaba que entre 2000 y 2002 FGV registró "85 siniestros, uno cada diez días", datos suficientes como para haber adoptado inversiones en la red, a lo que se unió el veto a solicitudes de comparecientes.

Ha afirmado que es "evidente" que no tuvieron toda la información "ni mucho menos", pues por ejemplo faltó el libro de averías, que finalmente desapareció, y ha criticado que con dinero público se "adiestrara" a comparecientes para "mentir" en Les Corts, quienes "repetían lo mismo", como "autómatas", y tenían palabras prohibidas, como baliza.

También ha criticado el "nivel de manipulación" del presidente de la anterior comisión, del PP, aunque ha opinado que eran "peones de una estrategia política" consistente en "tapar".

Oltra ha lamentado que no dieran "la cara" el entonces president de la Generalitat y el conseller, cuando políticamente cabía asumir responsabilidades y prevenir que no volviera a pasar, pues las deficiencias en FGV eran "una constante", con inversiones que no se hacían o unidades que no renovaban.

"La Comisión empieza hoy"

Por su parte, el exdiputado socialista Andrés Perelló ha señalado que "después de diez años la comisión empieza hoy" y ha criticado su "fracaso como político" al comprobar que "el sistema en el que estamos permita que la arrogancia, una mayoría absoluta entendida como un derecho caído del cielo y la disciplina del partido se anteponga al concepto de ética y moral".

Para Perelló, la de 2006 fue una "no comisión de no investigación, por el tiempo, la forma en que se hizo y los vetos que se plantearon tanto a las personas como a la investigación". "Las ordenes al grupo popular emanaron del Consell, en concreto desde la Presidencia de la Generalitat", ha dicho. A su juicio, "todo estaba preparado" y "se menoscabó el derecho de los parlamentarios para salvar a Camps".

Del mismo modo, ha asegurado que hubo "voluntad manifiesta de obstrucción" por parte del Gobierno valenciano y se ha referido como responsables a los entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y conseller de Transporte, el ya fallecido José Ramón García Antón.

"Excomulgado"

Respecto a éste último, ha dicho que le consta que tuvo intención de dimitir, pero Camps "no le dejó". También se ha referido al exconseller y expresidente de las Corts, Juan Cotino, quien "ante el dolor de las víctimas se limitó a ir casa por casa a ofrecer talones" y ha manifestado que "quien hace eso siendo miembro de la Iglesia debería ser excomulgado".

Andrés Perello ha denunciado que "se gastaron mucho dinero en ilustrar en la mentira al cuadro directivo de FGV y no en colocar las balizas necesarias" y en este sentido, entiende que "hubo gente que debería haber sido condenada a seis meses de cárcel porque cometió un delito de falsedad", y ha hecho referencia a la entonces gerente de la empresa, Marisa Gracia, y "a toda la retahíla de gente que mintió en esa comisión". "No tengo ningún impedimento en acudir al Juzgado", ha dicho al 'popular' Rubén Ibáñez, quien le ha inquirido por esta cuestión.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email