Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

parking de parcent, próximo al mercat central

València indemniza a la ex concesionaria de un parking con 2,6 millones por la fallida T2 de Metrovalencia 

18/09/2020 - 

VALÈNCIA. Las obras de la entonces futura línea T2 de Metrovalencia están detrás de la historia. El Ayuntamiento de València se ha visto obligado a pagar una indemnización a la hasta ahora concesionaria del aparcamiento de Parcent, la firma Empark. Han sido 2,6 millones de euros los que el consistorio ha tenido que desembolsar a la empresa para resarcirla por lucro cesante: las obras del metro y las actuaciones en el aparcamiento hace más de una década obligaron a reducir las plazas que gestionaba la firma, lo que resultó en una merma de ingresos que ha sido recompensada con este pago.

La historia del aparcamiento de Parcent se remonta allá por 1968, cuando el Ayuntamiento adjudicó la construcción y la explotación mediante una concesión administrativa de estas instalaciones sitas justo debajo del Jardín de Parcent, en pleno distrito de Ciutat Vella, almendra de la ciudad. Empezó a operar en 1970 y la concesión se suscribió para medio centenar de años, por lo que este 2020 ha expirado el contrato y la EMT se ha hecho cargo de la gestión.

No obstante, fue en 2005 cuando los responsables municipales, entonces liderados por Rita Barberà, empezaron a pensar en un "rescate anticipado" de la concesión. El motivo: se iban a ejecutar las obras de la estación de metro de la línea T2 y, además, se iba a aprovechar para remodelar el aparcamiento y que estuviera separado del futuro parking de Brujas -estrenado hace menos de dos años-. Sin embargo, este movimiento no se llegó a hacer realidad.

Fue tres años después cuando, con las obras de construcción de la línea de metro en las proximidades del Mercado Central, se redujeron las plazas que explotaba la entonces concesionaria, Car Parking. Así se pasaron de 428 plazas a 255. Es decir, las actuaciones restaron 173 plazas y se llevaron consigo todos los ingresos que podría haber extraído la empresa con su explotación hasta que acabase la concesión, en 2020.

Durante varios años, los servicios municipales estuvieron elaborando estimaciones sobre la indemnización que deberían pagar las arcas públicas a la concesionaria por el perjuicio provocado, documentos que se han tenido que ir actualizando conforme pasaba el tiempo y la reversión anticipada de la concesión no se producía. Fue con la apertura del aparcamiento de Brujas, ya a finales de 2018, cuando la empresa gestora de las instalaciones vecinas, solicitó al consistorio el cálculo definitivo y el pago de la indemnización por las actuaciones de diez años atrás.

Tras varios tiras y afloja entre el consistorio y el servicio de Movilidad Sostenible -dirigido por el edil Giuseppe Grezzi- con los gestores privados -absorbidos en el proceso por la empresa Empark- se alcanzó la cifra de 2,6 millones de euros, que es la que el gobierno municipal pagará a la firma justo después de que finalice la concesión, en julio de este ejercicio. Este verano, Grezzi anunció que la Empresa Municipal de Transportes (EMT) asumirá su gestión directa.

Se unirá con el de Brujas

Según el edil de Movilidad, el aparcamiento "renacerá" tras ser "reformado y actualizado a los estándares de calidad que ofrece la gestión pública unido al de Centre Històric-Mercat Central [el parking de Brujas]". El servicio de Movilidad Sostenible ha cesado el funcionamiento del servicio tal como ha operado hasta ahora y emprenderá las tareas para proceder a su rehabilitación antes de su futura vuelta a la actividad.

"Aunque durante todo el periodo de concesión el aparcamiento ha superado todas las inspecciones realizadas periódicamente -explicó el concejal-, su estructura no está en las mismas condiciones que cuando se construyó para afrontar un uso continuado durante las próximas décadas", ya que "ha sufrido un deterioro lógico debido al paso de los años, por lo que es primordial abordar su reparación estructural".

Entre las actuaciones habrá un cambio significativo: "Ya no va a funcionar aislado como hasta ahora", dijo Grezzi. Se va a realizar "la actuación para conectar las instalaciones con las del aparcamiento Centre Històric-Mercat Central, de manera que el Ayuntamiento pueda realizar una gestión conjunta de ambos". El consistorio agregó que toda la actuación requerirá un tiempo de inactividad en el espacio del actual aparcamiento de Parcent y subrayó que sus usuarios "podrán hacer uso de los servicios del aparcamiento de Centre Històric-Mercat Central, con capacidad para absorber su demanda regular".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email