X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

12,90

Mamá Delicias, ambiente isleño en la despensa de la abuela 

Por | 22/07/2016

VALENCIA. El tránsito -de personas y capitales- en el centro de la ciudad es capaz de generar alguno de los mayores estrépitos gastronómicos (esa calle San Vicente...), pero también gratas sorpresas. Hace un par de semanas, en este ánimo semanal por comer bien sin superar los 12,90 euros, hablamos de Birlibirloque y hace no tanto de Domèstic. Las dos son propuestas del corazón de la urbe que, sabedoras de lo que el turismo les deba dar se lo dará por su autenticidad, saben que el público de oficina, el cliente fiel con el paladar gustativo mediterráneo, necesita tanto o mar reponer fuerzas en confianza.

Y en esa confianza, con un sabor a isla, playa y "a despensa de la abuela" lleva dos años abierto Mamá Delicias a un paso del propio Ayuntamiento de Valencia (Periodista Azzati, 5). El restaurante es un proyecto de Carlos Alberto Sánchez, el impulsor también de los -hasta ahora- tres restaurantes María Mandiles. De estos a Mamá Delicias, la conexión de su icónico diseño de interiores y el sentido de cocina de mercado son sus principales bazas para ser un auténtico exterminador de los ejecutivos Cheques Gourmet.

Qué comer

Mamá Delicias potencia desayunos, brunch y meriendas como la base de repostería y salados que convierte al restaurante en un espacio de restauración todo el día, siete días a la semana. Esta peculiaridad de abrir todos los días también le genera otro plus de fidelidad entre la clientela del barrio, pero en esa apuesta por las comidas de entre horas, deja espacio para sus menús de mediodía que es de lo que nos vamos a ocupar.


Con cuatro primeros y cuatro segundos, hasta las 12 del mediodía suele ser difícil saber qué sucederá en su carta. "Compramos al día y aprovechamos también los precios del mercado para poder ajustarnos a nuestros 9,85 euros del precio del menú". Primero, segundo, postre casero, café y bebida. Esa es la propuesta.

El menú, que cambia inevitablemente cada día, tiene su propia tendencia invernal (donde habrá caldos y legumbres, por ejemplo), pero que ahora en verano está protagonizado por sopas frías, ensaladas, pescados azules y, en general, un menú de equilibrio calórico. O al menos hasta el postre. No es menos interesante la carta, que por sencilla no deja de ser una opción más allá del mediodía, pero es cierto que cualquier itinerario de hambre se puede completar con las increíbles tartas y reposterías del lugar que se presta como pocos a evadirse de su entorno de oficinas adyacente. 

Es curioso añadir que, igual que sucede en el María Mandiles de la Plaza de Manises con miembros de la Generalitat, Presidencia y Vicepresidencia, además de la Diputación, en Mamá Delicias son muchos los funcionarios y políticos del Ayuntamiento asiduos a su oferta. La terraza, tan cuidada como su interior, verán ahora un nuevo impulso apunta su gestor, que reconoce que de entrada "queríamos reflejar un poco esos colores de despensa de la abuela, colores como los azules claros, de referencias playeras, isleñas, con mimbres".


Las ideas del interiorismo las desarrollo el propio Sánchez con Barea + Partners, mientras que la marca fue cosa de la también fotógrafa Susana Apraez. 

FICHA TÉCNICA

Nombre: Mamá Delicias
Zona: Centro
Teléfono de reservas: 963 116 946
Precio: 9,85 euros
Dónde está: Periodista Azzati, 5
Más información: Facebook

Comenta este artículo en
next