X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

adiós al emblemático local de steve anderson

Seu Xerea, otro restaurante histórico que apaga los fogones

Lo supimos unas semanas antes del cierre, pero prometimos no decir nada. El sábado 30 de diciembre, Steve lo anunciaba en la página de Facebook de Seu Xerea. Al día siguiente, servirían su última cena.

Por | 13/01/2018 | 1 min, 45 seg

La cena de Nochevieja fue para el equipo y los clientes de Seu Xerea, la última. Steve Anderson no quiso anunciarlo con antelación. No le gustan las despedidas. "El Seu Xerea ha llegado a su mejor momento gastronómico y con este recuerdo quiero quedarme", afirmaba en las líneas donde explicaba las razones y agradecía a su equipo, a sus proveedores y colaboradores y a sus clientes todos estos años de dedicación y alegrías. 

Más de dos décadas, 22 años en total, ha estado este inglés con sangre birmana al frente de uno de los restaurantes más emblemáticos de la ciudad. Steve Anderson fue uno de los responsables de traer la cocina fusión, no solo a Valencia, probablemente también a España.  Llegó a Valencia desde Londres en 1991. Allí era profesor de física, pero su verdadera pasión era la hostelería. Cinco años después de establecerse en la ciudad, abría sus puertas un día de junio Seu Xerea. En la última etapa de Seu Xerea, Steve le dio el relevo al cocinero japonés Toshi Kai mientras que él dedicaba su tiempo al último de sus proyectos, el restaurante Ma Khin Café, que lleva desde noviembre de 2014 dejando su personal huella en el Mercado de Colón. 

Cierra Seu Xerea, pero Steve sigue al pie del cañón, aportando a la gastronomía de Valencia su visión, sus ganas y su conocimiento. "No penséis que me voy a quedar quieto. Ma Khin Café está en fase de consolidación y tengo un montón de proyectos que iréis conociendo. De momento solo os puedo adelantar que... ¡nos veremos en otras cocinas!". Ojalá sea así. 


Comenta este artículo en
next