X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

inversión de 3,2 millones de euros

Bankia pone en marcha la rehabilitación de la Alquería Julià para la 'Casa de la Música'

7/03/2019 - 

VALÈNCIA (EP). Bankia ha firmado este jueves el inicio de las obras para la rehabilitación y restauración de la Alquería Julià con el objetivo de convertir el edificio del siglo XVII ubicado en el barrio Nou Moles de ValÈncia en la 'Casa de la Música', próxima sede de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat Valenciana (FSMCV). Las obras de la Alquería Julià está previsto que arranquen en los "próximos días" y que terminen a final de año, después de una inversión por parte de Bankia que está prevista en 3,2 millones de euros, según ha informado la entidad en un comunicado.

La Alquería Julià estará dotada del equipamiento necesario para convertirse en un "importante centro musical" de la ciudad, en el que se desarrollará una "potente actividad social y cultural", al ser la sede de la FSMCV e incluir un auditorio con gran capacidad, biblioteca, videoteca, fonoteca, sala de partituras, diferentes zonas para uso cultural y espacio expositivo.

La constructora Grupo Cyrespa, con sede en Castellón, será la encargada de la obra. La rehabilitación se enmarca en la iniciativa Bankia Escolta València, puesto en marcha en 2014 y que, además, contempla, entre otras iniciativas, una convocatoria de becas para estudiantes de las escuelas de música, el Concurso Bankia de Orquestas de la Comunidad Valenciana, los Premios Bankia al Talento musical y el proyecto de recuperación de patrimonio Música a la Llum.

La Alquería Julià, propiedad de Bankia, fue declarada Monumento Artístico Nacional en 1978 y Bien de Interés Cultural en 2007, lo que supone la "figura de más alta protección para un edificio en la ciudad de València", ha recordado la entidad.

Estructura

Con casi 2.000 metros cuadrados, la Alquería está constituida por una parcela de 1.986 m2, con una construcción de 692 m2 distribuidos en dos alturas y un torreón de 51 m2 adicionales. El resto lo ocupa un patio con un jardín.

Además, la FSMCV, que cuenta con más de 500 asociaciones musicales, podrá desarrollar en el edificio el resto de su actividad cultural, como las actividades del Centro de Estudios, las labores de formación e investigación, o la instalación del archivo de la Federación.

El edificio, una vez restaurado, "se convertirá además en un espacio privilegiado para presentaciones corporativas, ciclos de conciertos o cualquier otra actividad cultural que se proyecte en el futuro".

El edificio albergará un programa de usos relacionados con la FSMCV en la planta baja y el sótano, así como un espacio museográfico en la planta primera, con usos educativos y culturales, y la puesta en valor de un elemento arquitectónico (edificio y jardines exteriores) de singular importancia.

La planta baja será la zona administrativa y sede de la FSMCV. Contará, además, con salas destinadas a biblioteca y sala de partituras con un archivo adyacente, fonoteca y videoteca, su correspondiente archivo, y un aula multiusos de 40 metros cuadrados; la entrada, en la zona central que atraviesa toda la planta y desemboca en el jardín, será el espacio de recepción y expositivo para la "interpretación de la Alquería", destinado a las visitas del público en general.

La planta primera albergará los espacios con las pinturas y bóvedas más relevantes del edificio, planteado como espacio expositivo y museográfico que permita la visita y comprensión de su arquitectura, y que estarán abiertos al público. Estará dotada con una sala de reuniones y un espacio multiusos, destinados a las actividades culturales propias de la Alquería.

En esta planta también se ubica la escalera de caracol por la que se accede al torreón, uno de los elementos constructivos más emblemáticos de la Alquería y al que se accede a través de la escalera de caracol. Se mantendrá como un espacio de visita ocasional para pequeños grupos, para contemplación del entorno y, en particular, del espacio ajardinado.

El auditorio será de nueva construcción. Con el objetivo de respetar la estructura original de la Alquería, se proyecta debajo del jardín y se accede a él a través de la planta baja y, de forma independiente, por el propio jardín. Ambos accesos desembocan en un jardín italiano.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email