GRUPO PLAZA

La Conselleria rechaza de forma definitiva la petición del Valencia CF

Economía sentencia la prórroga de la ATE de Mestalla

13/09/2021 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Economía deniega al Valencia CF de forma definitiva al Valencia CF la prórroga de la Actuación Territorial Estratégica (ATE) del Nou Mestalla solicitada al considerar que los retrasos son imputables al promotor, esto es, al club que preside Anil Murthy y que su propuesta se basa en un compromiso sin un "mínimo de rigor jurídico". Por tanto, el departamento que dirige Rafa Climent sentencia esta petición de la entidad valencianista de ampliar por cinco años más la actuación hasta 2030, en lugar de 2025 cuando actualmente expira. Una decisión que en ningún caso supone anular la actuación, sino que se mantiene el plazo vigente.

Cabe recordar que en abril de este año el Valencia presentó al Ayuntamiento de València una nueva planificación para resucitar la ATE. Una hoja de ruta que pasaba por la construcción del polideportivo de Benicalap en 2022 y finalizarlo en diciembre de 2023, así como retomar las obras del nuevo estadio a mediados de 2024 para culminarlo a mediados de 2026. Una propuesta que ya en un primer momento tanto Economía como la Conselleria de Territorio rechazaron por no ver unos sólidos compromisos.

No obstante, el Valencia presentó una serie de alegaciones y una información adicional que Economía le requirió tanto al club che como al consistorio valenciano. Analizada toda esa documentación, la Conselleria resuelve ahora de forma definitiva en la misma línea que hace unos meses: rechaza la petición de prórroga ahora, pero sin perjuicio de que el Valencia pueda volver a solicitarla en otro momento cuando "sea notoria y manifiesta la necesidad de ampliar el plazo de ejecución y acredite que ello es debido a causas que no le son imputables".

Y es que en el escrito, al que ha tenido acceso este diario, Economía señala que, tras analizar toda la información, "no se han acreditado causas ajenas al Valencia Club de Fútbol que justifiquen la concesión de la reorganización y prórroga en los términos solicitados; ni tampoco que el tiempo perdido sea igual o superior a cinco años, que es el de la prórroga solicitada".

Foto: KIKE TABERNER

Así, insiste en que los incumplimientos son imputables al Valencia. El primer hito o fase, que debía estar concluido en 2018, incluía tres aspectos: la demolición del edificio con dependencias municipales en la Avenida de Aragón; la urbanización del entorno; y la construcción de un hotel, propiedad de Expo Grupo. De esto sólo falta el complejo hotelero. 

Tampoco ve que se haya iniciado ninguna de las obras de la Fase 2, cuyo plazo límite acababa este mes de agosto, que incluía la urbanización del entorno del Nou Mestalla, la ejecución de medidas correctoras de los estudios de movilidad, la construcción del nuevo polideportivo de Benicalap, la finalización de las obras del nuevo estadio -paralizadas desde hace más de 12 años-, y el desarrollo del suelo terciario que ostenta en el entorno.

"El motivo alegado por el promotor para justificar el retraso, es el fracaso de las gestiones para la venta de la parcela del Antiguo Mestalla y la consiguiente imposibilidad de financiar sus compromisos, pero no resulta aceptable como motivo no imputable al contratista, ya que se trata de una cuestión financiera interna de la sociedad cuyas vicisitudes no son oponibles frente a la Administración, máxime si tenemos en cuenta que la ATE en ningún momento condiciona el cumplimiento de los compromisos del promotor a la previa venta de dicha parcela", recalca Economía.

Pero, además, el departamento que dirige Climent tampoco ve sólidos compromisos por parte del club como para justificar una ampliación de los plazos ya que su voluntad de destinar el dinero que recibirá del acuerdo de la LaLiga con la gestora CVC no ofrece ningún aval ni garantía, más allá de una mera declaración de intenciones. Por tanto, no ve en este momento que exista una justificación para dar cinco años más.

Esta decisión es firme y agota la vía administrativa, de forma que no caben nuevas alegaciones. No obstante, se podrá interponerse recurso de reposición ante el mismo órgano en el plazo de un mes o bien directamente un recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses.

Ultimátum de la Abogacía

Paralelamente, el Valencia tiene otro frente abierto tras el ultimátum de la Abogacía de la Generalitat Valenciana. El club debe mover ficha si quiere que la Administración no de por caducada la actuación o le sustituya como promotor. Este es un procedimiento independiente al de la prórroga, dado que en el caso que ha resuelto Economía la administración solo se ha limitado a responder a la solicitud realizada por el club de aplazar las fechas límite de la actuación. 

Ahora, el Valencia debe poner en marcha la maquinaria y demostrar que tiene una firme voluntad de acometer la actuación si no quiere que la Generalitat le deje al margen del proceso a través de alguna de las opciones que la Abogacía en su informe fijó que podía emprender en caso de inactividad por parte del club.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email