Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

veto a jorge rodríguez para que sea candidato del pspv en ontinyent

El 'abalismo' y el 'ximismo' vuelven a una guerra abierta a ocho meses de elecciones

27/09/2018 - 

VALÈNCIA. El PSPV ha vuelto esta semana por sus fueros con un enfrentamiento de altos vuelos entre la dirección valenciana que lidera el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la cúpula federal en la que lleva la batuta el responsable de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, también valenciano.

Así, y pese al aparente deseo de enterrar el hacha de guerra por ambas partes, el choque acaecido esta semana a cuenta de la posible candidatura a las primarias locales de Jorge Rodríguez, actual alcalde de Ontinyent e investigado en la Operación Alquería, ha puesto a evidenciar la facilidad con la que pueden reabrirse las heridas entre el 'ximismo' y el 'abalismo'.

Puig, preguntado por la carta remitida por Ferraz en la que se prohibía que Rodríguez se presentara a las primarias, defendió la posición planteada por el PSPV de esperar a conocer el sumario que hasta ahora es secreto. "La respeto pero no la comparto", subrayó, para desear que la decisión no fuera "irreversible". "Es fundamental saber de qué se acusa a Rodríguez y entonces habrá una decisión definitiva", argumentó el jefe del Consell.

La réplica inmediata no le llegó al líder del PSPV desde Madrid sino desde mucho más cerca. La secretaria general provincial, Mercedes Caballero, mano derecha de Ábalos en Valencia, reclamó la atención de los medios para pronunciarse públicamente y defender la medida adoptada por Ferraz unos minutos después de que Puig diera su opinión. Así, la también diputada expuso que si la situación de Rodríguez no cambia las opciones pasan por que la dirección de "país y federal tendrán que tomar la decisión de nombrar un candidato o abrir un periodo excepcional de primarias".

Ximo Puig, Pedro Sánchez y José Luis Ábalos en un acto en València. Foto: EVA MÁÑEZ

En este sentido, reprochó a la dirección del PSPV que no se hubiera "adelantado" estableciendo un calendario propio de primarias para el municipio a la espera de que se levante el secreto de sumario de esta causa tal y como ella propuso en la Ejecutiva Nacional del partido sin, recalcó, "obtener respuesta".

Unas manifestaciones que causaron un profundo malestar en el entorno de Puig, donde ya la misiva en la tarde del martes había generado indignación al no haber recibido, aseguran, un aviso previo de la intención por parte de la dirección federal de vetar la posibilidad de que Rodríguez pudiera presentarse como candidato. En esta línea, los dirigentes 'ximistas' más diplomáticos hablaban de una "injerencia innecesaria" por parte de Ferraz, al considerar que Rodríguez no terminaría siendo candidato si el levantamiento del secreto de sumario revelaba cuestiones de gravedad. 

No obstante, otros activos socialistas iban más allá y consideraron la maniobra de Ábalos y Caballero una manera de intentar "debilitar" la figura del propio Puig. "Los sondeos van bien y no quieren que el president despegue, por eso provocan estos líos", señalaba un cargo cercano a Puig, quien recordaba cómo el 'abalismo' había presentado candidatos alternativos frente al líder del PSPV o también en València ciudad en esta legislatura con el objetivo de hacerse con el control del partido.

Rodríguez hace oídos sordos a Ferraz y seguirá adelante

Por su parte, el alcalde de Ontinyent no frenará sus planes por la misiva enviada por Ferraz. Así lo aseguraron a este diario fuentes de su entorno, que consideraron la carta remitida desde Madrid como una "nota informativa y no una resolución". En este sentido, manifestaron las "dudas" sobre la manera de aplicar los estatutos en el texto de la dirección federal, consideraron que no se ajusta al código ético del partido y lamentaron que no se hubiera realizado ninguna comunicación con la secretaría local.

El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, el día de su dimisión en la Diputación. Foto: KIKE TABERNER

Así, las fuentes consultadas aseguraron que Rodríguez presentará en las próximas horas su precandidatura a las primarias con la intención de seguir avanzando en el proceso. "Jorge es socialista y quiere se candidato por el Partido Socialista", subrayaron desde su entorno para explicar que el objetivo del dirigente es "agotar las vías" para ello. 

Respecto a esta situación, desde la dirección de los socialistas valencianos han reiterado en las últimas horas su intención de permitir a Rodríguez presentarse en el proceso y revisar el caso si se produce el levantamiento del secreto de sumario. De seguir en esta línea, debería ser la cúpula federal del PSOE la que se encargara de 'tumbar' el intento del actual alcalde de Ontinyent por repetir como candidato bajo las siglas socialistas.

De ocurrir esto, el propio Rodríguez deslizó este miércoles su intención de concurrir a los comicios "sí o sí", por lo que se entiende que, si el PSOE le rechaza, podría conformar una agrupación de electores para tratar de revalidar la amplísima mayoría lograda en las elecciones de 2015, donde consiguió 14 de los 21 concejales posibles. Una maniobra que podría poner en peligro para el PSPV la Diputación de Valencia.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email