X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el escritor vivió en valencia desde 1914

El Ateneo Mercantil analiza la obra y figura del escritor hispano-mexicano Max Aub

6/05/2016 - 

VALENCIA. (VP/EP). El escritor hispano-mexicano Max Aub, que vivió en Valencia desde 1914, ha sido objeto de debate este viernes en el Foro Sensus Comunis del Ateneo Mercantil, dentro de una conferencia impartida por el catedrático de Lengua y Literatura Joaquín Cruz. La charla se ha centrado en el texto La calle de Valverde, que se publicó por primera vez en México en 1961, según ha informado el Ateneo en un comunicado.

Cruz ha explicado que la novela es una profunda reflexión sobre las posibilidades del individuo de llevar adelante su proyecto de existencia, teniendo en cuenta que la realización de su proyecto es la realización de su ser.

"Por ello su reflexión central es metafísica y por tanto universal, aplicable a cualquier ser humano de cualquier época, pero es también histórica. Por un lado el enigma del ser humano, su inquietud existencial, por otro la existencia de un conjunto de seres en el primer tercio del siglo XX en España. El hombre en su dimensión existencial y vital de la filosofía moderna, el ser humano en cuanto proyecto libre y personal", ha indicado el catedrático.

Durante su intervención, Cruz ha expuesto que Aub, escritor de novelas, de poesía y prosa y que perteneció a la Generación del 27, ha recreado en su novela todo lo que es exterior a la conciencia al objeto de mostrar el abanico de condicionamientos que determinan el modo en el que se despliega el yo en el mundo: la facticidad, lo que Ortega llamó circunstancia vital: naturaleza, prójimo, sociedad y nación.

Por último, ha afirmado que "en la obra hay un tratamiento irónico y crítico en la situación histórica y sus personajes que dificulta la empatía y ello motiva que se eclipse cualquier conato de nostalgia y que el tono, en todo momento, sea condenatorio especialmente del mundillo literario de la época", ha apostillado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email