Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

cambios en el retail de València

El virus obliga a bajos comerciales a reconvertirse en vivienda o colgar el cartel de 'disponible'

2/06/2020 - 

VALÈNCIA. Aunque poco a poco, la actividad vuelve al mercado inmobiliario valenciano tras quedar en stand by como consecuencia de la crisis provocada por el coronavirus. Y es que durante estos meses de parón, la mayoría de inversiones habían quedado paralizadas y los negocios permanecían con la persiana bajada. Ahora, la fotografía es bien distinta. No obstante, ya se empiezan a ver las primeras consecuencias de la pandemia en el retail de la ciudad. Los dos meses de cierre han hecho mella en muchas compañías ubicadas en bajos comerciales de la ciudad que, o bien van a tener que reubicarse en otras zonas o directamente colgar el cartel de 'disponible".

Pero, no solo eso, sino que esta crisis va a acrecentar una tendencia que ya se vislumbraba en la ciudad: la reconversión de plantas bajas, antes destinadas a uso comercial, en viviendas. "Era un proceso que de forma lenta ya se venía arrastrando en València y en Madrid y ahora se empieza a notar más. Creemos que poco a poco va a ir ganado cuota de mercado", explica Alain Tabernero, CEO del Grupo Alain. "Principalmente estamos viendo esa tendencia en barrios consolidados y bien comunicados con metro o que sean focos de estudiantes", detalla.

Sin embargo, sostiene que no todas las zonas son susceptibles de esta transformación, sino que se da en puntos donde el local haya estado mucho tiempo sin inquilino. "En ubicaciones prime, como es el centro de la ciudad, no tiene sentido porque el precio del metro cuadrado en retail es mucho más alto que en el segmento residencial. Por tanto, estaríamos hablando de locales que llevan años parados y sin perspectivas de futuro, lo que está llevando a los inversores a comprarlos para transformarlos en vivienda", recalca.

Y es que en estos momentos son muchas las negociaciones que se están produciendo entre propietario e inquilinos para ajustar las rentas a la actual situación. Algunas prosperan incluyendo ya 'cláusulas antepandemia'. "En los próximos contratos se irá incluyendo que si un negocio se ve abocado a cerrar persiana por causa ajena no pague durante ese periodo la renta e incluso algún descuento en el alquiler", explica Jorge Caruana, director de Retail de Olivares Consultores. Otras, en cambio, han acabado con el cierre definitivo del establecimiento.

Foto: EDUARDO MANZANA

 Así, algunas calles adyacentes a las principales arterías comerciales ya muestran el impacto de la pandemia en el comercio. Se trata de vías más secundarias donde ahora el paisaje muestra muchas persianas bajas y letreros de compañías para buscar nuevos ocupantes. "En estas zonas siempre ha habido movimiento incluso antes de la covid-19, pero quizás ahora haya más actividad", puntualiza Yolanda Lozano, directora general de Olivares Consultores. Y es que algunas marcas se ven obligadas a decir adiós a sus actuales ubicaciones por la caída de los ingresos teniendo que desplazare a otros puntos. "Muchas firmas nos trasladan su voluntad de seguir en València, pero por cuestiones de alquiler tienen que moverse a otros puntos más asequibles. Las empresas están moviendo ficha trabajando en reubicaciones", apostilla Tabernero.

Bien distinta es la zona del hight street, Colón, Jorge Juan o Don Juan De Austria. En estos puntos, se esperan pocas rotaciones. "Habrá poco movimiento. Puede producirse alguno y quedar algún local vacío pero la sustitución será rápida", señala Caruana. Y es que la demanda en estas calles siempre está latente. De hecho, la cadena catalana MiiN Cosmetics, especializada en cosmética coreana, ha sido una de las primeras en anunciar su desembarco en la ciudad tras la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Y la ubicación escogida ha sido Jorge Juan. Concretamente en el número 1, bajo que desemboca en la calle Colón, el eje comercial más transitado de la ciudad.

¿Adiós al lujo en la ciudad?

El 'efecto coronavirus' también tendrá un impacto en las rentas. Según los agentes inmobiliarios, la bajada podría llegar al 20%. Actualmente, las calles Colón, Don Juan de Austria o Plaza del Ayuntamiento son las más caras con valores que alcanzan los 100-120 euros por metro cuadrado al mes, mientras que vías adyacentes a estos focos se sitúan en valores que oscilan entre los 20-35 euros por metro cuadrado al mes. En cambio, comercios más de barrio se establecen en una franja entre los 10-15 euros por metro cuadrado al mes. Aunque antes de la crisis existían excepciones y algunos puntos estratégicos de la ciudad podían llegar a los 200 euros por metro cuadrado al mes, desde Olivares creen que estos precios se ajustarán a la actual situación del mercado.

Lo que sí tienen claro es que la que fuera 'la milla de oro' de la ciudad, Poeta Querol, se quedará sin brillo. Si antes de la pandemia varias eran las firmas de lujo que se habían despedido, la situación, a priori, no cambiará. "Hoy por hoy en València hay poca demanda del lujo y, aunque en esa zona las rentas se han ajustado, pensamos que se convertirá en una calle de comercio local", señala Lozano. Hace poco abría un concesionario de Skoda y esta pasada semana un Eroski. Lejos queda ya la época en que llegó a concentrar firmas de la talla de MontBlac, Ermenegildo Zegna, Tommy Hilfiger, Roberto Cavalli o Bvlgari

Foto: EDUARDO MANZANA

El declive comenzó con la cancelación de grandes eventos como la Copa América o la Fórmula 1 que provocó que el turista de alto poder adquisitivo y con mayor gasto dejara de visitar el cap i casal. Por el momento siguen marcas como Loewe, Louis Vuitton, Lladró o la joyería Duran.

Nuevas oportunidades 

Movimientos y cambios que irrumpirán con fuerza en los próximos meses y que supondrán desplazamientos y quizás nuevos puntos comerciales en la ciudad. Lo que está claro es que para muchos inversores y operadores aparecerán nuevas oportunidades y ubicaciones antes difíciles de encontrar. Al igual que en el mercado residencial, la oferta se ampliará. 

"Muchos inversores se acercan ahora al retail porque encuentran opciones que antes no había. Oportunidades en zonas secundarias y en zona prime donde antes era muy difícil, casi imposible, y en los próximos meses veremos algunas", concluyen.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email