GRUPO PLAZA

hasta el 9 de enero

Fundación Bancaja muestra por primera vez el dibujo de Alfonso XIII de Sorolla

Este y otros dibujos del artista valenciano podrán visitarse hasta el 9 de enero de 2022 en Fundación Bancaja

8/10/2021 - 

VALÈNCIA. Fundación Bancaja ha presentado esta mañana la exposición Sorolla. Dibujante sin descanso, producida junto con el Museo Sorolla y la Fundación Museo Sorolla, que ofrece por primera vez en València un recorrido por la producción de dibujos del artista valenciano. La presentación ha contado con la participación del presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón; el director del Museo Sorolla, Enrique Varela; y las comisarias de la muestra, Inés Abril y Mónica Rodríguez Subirana, así como la asistencia de la bisnieta del pintor, Blanca Pons-Sorolla, y el presidente de la Comisión Permanente de la Fundación Museo Sorolla, Antonio Mollá.

Los trazos de Sorolla

La exposición muestra más de cien dibujos de Joaquín Sorolla, todos ellos de la colección del Museo Sorolla a excepción de uno de la colección de la Fundación Bancaja, tres que han sido prestados por la Universidad Complutense de Madrid y uno por una colección privada, exhibiéndose al público por primera vez. La selección permite percibir la evolución que experimenta el trazo del artista y revela los aspectos que más le preocuparon en el ejercicio del arte.

Hay constancia de más de 8.000 dibujos realizados por Sorolla, 5.000 de los cuales se conservan en el Museo Sorolla. Estos dibujos muestran la faceta más desconocida del pintor, ya que no solían ser mostrados a sus clientes ni en exposiciones. En estos retrata su entorno más cercano, desde sus dibujos de su familia y su hogar hasta escenas urbanas de ciudades cono Nueva York y Chicago.

El dibujo de Alfonso XIII 

Según ha explicado la comisaria Inés Abril a Culturplaza este dibujo ha sido cedido por parte de una colección privada. Se trata de un retrato cinegético del Rey Alfonso XIII, un boceto a carboncillo sobre un lienzo de 72x52,4cm que preside la sala.

En febrero del 1917, el rey invitó a Sorolla a una cacería en Lachar, donde el artista pudo tomar unos pocos apuntes del rey cazando hasta que la lluvia les obligó a retirarse. Antes de volver a su estudio Sorolla tomó prestada la maleta y la escopeta del rey, con motivo de continuar con el retrato, aunque no pudo ser ya que Alfonso XIII pidió a través de una carta sus efectos personales de vuelta. No fue hasta 1920 cuando se volvió a retomar la obra, en este caso el artista se reunió con el rey y realizó el boceto que se expone a día de hoy por primera vez al público.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email