X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

en una versión dirigida por Chema Cardeña

La sala Russafa programa 'Noche de Reyes', "uno de los textos más modernos de Shakespeare"

18/06/2019 - 

VALÈNCIA. Avanza el Festival de Talleres de Teatro Clásico de Sala Russafa que, hasta el 30 de junio, programa cuatro piezas en las que se revisitan autores y obras que han marcado la historia de la dramaturgia desde acercamientos novedosos y alejados de prejuicios, que reivindican su absoluta actualidad. 

La tercera propuesta de esta programación es una versión de Noche de reyes, uno de los textos más modernos de Shakespeare. 

Del 20 al 23 de junio puede verse esta comedia amorosa en un montaje dirigido por Chema Cardeña, fruto del trabajo en el Taller de Teatro de posgrado para profesionales, donde alumnos que ya han recibido una formación completa en artes escénicas e incluso han tenido sus primeras experiencias profesionales, profundizan durante seis meses en las técnicas interpretativas. 

Sus nueve integrantes suben al escenario para dar vida a este divertido espectáculo, que traslada la historia palaciega creada por Shakespeare a finales del siglo XVI a un colmado del primer tercio del S. XX, con la ambientación de vestuario correspondiente y curiosas versiones al estilo claqué o charleston de temas de Lady Gaga y Rihanna. 

Sobre las tablas puede verse tanto el interior de este espacio libertino, dirigido por una mujer madura de pasiones vivas, como las calles que le rodean, donde se guarda la compostura. Un reflejo de una doble moral que, en muchos ámbitos, sigue plenamente vigente. “Esta pieza se estrenó como encargo de la reina para la noche de Reyes y después pasaría al Globe, para que pudiera verla todo el mundo”, explica Cardeña, “Shakespeare fue muy valiente al retratar los amores que se daban en las cortes palaciegas sin las cortapisas de las reglas sociales. Y la paradoja es que cinco siglos después nos autocensuramos a la hora de tratar ciertos temas para no ofender a nadie”, señala el director del montaje.       

La obra arranca con el naufragio de un barco en el que sobrevive la protagonista, Viola. Pero cree haber perdido a su hermano mellizo, Sebastián. Disfrazada de hombre, intentará empezar una nueva vida al servicio de un conde. Es el arranque de una deliciosa trama llena de equívocos, suplantaciones de identidad, sorpresas y encuentros, que incluye una velada crítica a las falsas apariencias.

El conde utilizará a su joven sirviente para intentar ganarse a una mujer a quien ama. Pero ésta sentirá más interés por el mensajero que por el mensaje. Y el propio amo empezará a ver con otros ojos al paje. “Shakespeare desmonta un montón de prejuicios, creando personajes femeninos que rompen con los roles de género, que son el eje de una trama donde el amor es libre y elige destinatario, sin fijarse en la clase social o el género”, afirma Cardeña señalando la modernidad de una trama que reivindica la inteligencia emocional de las mujeres, su papel activo en los sentimientos pero también en las decisiones. Una visión moderna del amor donde lo que importa es la esencia. Y donde ésta no tiene que ver con el sexo, sino con la persona.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email