Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

de hbo a à punt

Las voces de la 'tele' enmudecen: el coronavirus para la industria del doblaje

1/04/2020 - 

VALÈNCIA. Las voces del cine, de las series, de los programas de televisión bajan el volumen. La crisis sanitaria del coronavirus ha obligado a paralizar las industrias culturales, un parón que tiene consecuencias directas en los productos que consumimos desde casa. Ya no habrá más doblaje. De momento, claro. Las necesidades específicas para llevar a cabo esta tarea imposibilitan que continúe, máxime desde que se redujera la actividad a servicios esenciales, con lo que nuestras series o programas favoritos se quedarán, en parte, mudos. “Sentimos en gran medida los inconvenientes causados, porque sabemos que muchos de vosotros preferís disfrutar del contenido hablado en español. En este tiempo, seguiremos estrenando nuestro contenido en versión original con subtítulos en español (VOSE)”. Este mensaje lo emitía hace unos días el gigante HBO, tras anunciar la paralización de las actividades de doblaje, un doblaje del que se nutre en gran medida los actores y actrices valencianos. 

“Mucha gente vive del doblaje. Desde la crisis y con el cierre de Canal 9, además, se generó un nuevo mercado de doblaje nacional. Muchos proyectos para Netflix o las telenovelas turcas que vemos en Nova o Divinity se hacen desde aquí. Se dobla también mucho en castellano desde València”, explica Yolanda Muñoz, presidenta del sindicato Actors i Actrius Professionals Valencians (AAPV) a este diario. El parón ha sido casi total, una pausa que comenzó desde que se decretara el Estado de Alarma pues, tal y como explican, la propia naturaleza del oficio -estar en recintos cerrados, fuera de casa, en micrófonos en contacto con la boca- les obliga a tomar las pertinentes medidas de prevención, unas medidas que tiene un efecto directo en nuestro catálogo audiovisual y en un sector que tiene sus propias debilidades. 

Actualmente, salvo alguna que otra campaña institucional -principalmente vinculada a informar sobre la crisis sanitaria- son pocas las producciones que doblan sus contenidos, concentrándose las excepciones en trabajos publicitarios, aquellos que pueden requerir menos medios para salir adelante. “Es muy difícil teletrabajar, en la mayor parte de los casos no se puede. Se puede hacer algo puntual, una frase, en el caso de que tengas equipo en casa. Pero el doblaje requiere encaje y necesitas estar con el técnico. Está todo paralizado”, incide Muñoz. 

Así, la crisis sanitaria ha obligado modificar la parrilla tanto de los canales de televisión tradicionales como de las distintas plataformas de streaming, que se ha optado por retrasar algunos estrenos o hacerlo únicamente en versión original subtitulada. Entre las plataformas se encuentra la mencionada HBO, que no solo ha tenido que posponer el doblaje sino algunos estrenos clave como la serie basada en Patria de Fernando Aramburu, o la propia Movistar +, un parón de doblaje que afectará en este caso a series como The Good Fight o Penny Dreadful: City of Angels. 

El parón afecta a todos por igual y, claro está, À Punt no es una excepción de esta regla. La televisión autonómica también ha visto como las tareas de doblaje se paralizaban hace días, con los retrasos que supone en películas, series o documentales. A pesar de que desde la televisión confirman a este diario que cuentan con un "reducido colchón", algunas producciones adquiridas destinadas a las Semana Santa -principalmente títulos clásicos, de aventuras o cine familiar- puede que no se puedan emitir, pues los materiales están en castellano o inglés, una programación cinematográfica que sí o sí cambiará en los próximos días.  

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email