X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Los bomberos forestales empiezan la huelga indefinida tras el silencio de Hacienda

14/09/2018 - 

VALÈNCIA. Habrá huelga indefinida. Los sindicatos de los bomberos forestales de Tragsa empezaron este viernes el paro después de que el Ministerio de Hacienda no se haya pronunciado sobre la subida salarial pactada con el colectivo. El departamento que dirige Maria Jesús Montero no ha notificado todavía a la empresa para dar el visto bueno a la mejora retributiva, por lo que las organizaciones sindicales han confirmado que empezarán con el paro indefinido, tal y como estaba previsto.

La promesa de Hacienda era que, después de que el Consell aprobase el pasado 7 de septiembre el Reglamento de Bomberos Forestales que regula las nuevas funciones y condiciones para el servicio, daría su visto bueno y se aplicaría la subida. Trámite, este último, que no ha tenido lugar todavía una semana después de que el Consell cumpliera con su compromiso.

Esta huelga estaba prevista precisamente para el 7 de septiembre -de hecho esa mañana se publicaban los servicios mínimos para este paro-, el mismo día en que se aprobó el reglamento. Por esa circunstancia, las organizaciones sindicales decidieron retrasarla una semana, otorgándole este tiempo al Ministerio de Hacienda para que diera luz verde al nuevo marco retributivo, pero no se ha pronunciado.

Así pues, este mismo viernes ha empezado el paro y los sindicatos han convocado una concentración frente a la Agencia de Seguridad para manifestar el descontento y la exigencia del colectivo. "La ministra está mirando hacia otro lado", se lamentan fuentes sindicales a este diario. 

Cómo se ha llegado hasta aquí

Tragsa gestiona las Brigadas de Emergencia para la extinción de incendios y otro tipo de situaciones de alerta desde 2006 mediante un convenio suscrito con la Generalitat Valenciana. La empresa funciona como medio propio instrumental para la prestación de este servicio, pero la Generalitat asumirá próximamente estas labores a través de la Agencia Valenciana de Emergencias, que se subrogará el personal. La encomienda finalizaba incialmente el pasado 30 de junio, pero la Agencia tiene hasta el 30 de noviembre para hacer efectiva la subrogación.

A principios de año, el colectivo había acordado la mejora de 300 euros con el Ejecutivo de Mariano Rajoy para julio. Y para sufragarlo, la Generalitat aprobó una modificación de su presupuesto con el objetivo de compensar a Tragsa el incremento salarial mientras la Agencia de Emergencias se subroga al personal.

Sin embargo, el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez la paralizó, pero la presión de los sindicatos y la Generalitat acabó sellándose con un complemento salarial temporal del mismo montante hasta que se aprobase el nuevo reglamento de bomberos. Ya aprobado, el último paso, el de Hacienda, sigue en el aire.

 La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Foto: POOL MONCLOA

La subrogación a la Agencia de Seguridad

Además de la subida salarial, también afecta a los empleados de Tragsa la subrogación por parte de la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (Avsre), dependiente de Presidencia de Generalitat Valenciana. Aunque la idea inicial era que la Agencia absorbiera directamente a los bomberos forestales, tal y como se había aprobado en la Ley de Acompañamiento de 2018 a propuesta de Poemos; la intención final en el gobierno valenciano es hacerlo pero mediante una nueva empresa pública dependiente de dicha Agencia, apodada Sociedad Valenciana de Gestión Integral de Servicios de Emergencia.

Una sociedad que, según publicó este diario, abriría la puerta a la financiación privada. El borrador de creación de esta mercantil establecía en el preámbulo que puede "incorporar fórmulas de financiación que integren las aportaciones de las administraciones públicas y, en su caso, de las procedentes de la iniciativa privada".

Pero esta idea no agrada nada ni a las organizaciones sindicales, que ya han pedido los informes jurídicos que avalen tal planteamiento, ni a Podemos, cuya intención no es la que finalmente se ha puesto sobre la mesa. Por ello, CCOO había pedido una reunión con los grupos parlamentarios de les Corts que conforman el Botànic y con la Abogacía de la Generalitat para que se diesen las correspondientes explicaciones.

Sin embargo, según fuentes parlamentarias, todo apunta a que este encuentro será a múltiples bandas: Agencia de Seguridad, Abogacía de la Generalitat, sindicatos y grupos parlamentarios. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email