GRUPO PLAZA

en el Bernabéu

Los 'swifties' esperan a Taylor Swift con sacos de dormir, pulseras de la amistad y sin pañales: "Pedimos respeto"

28/05/2024 - 

MADRID (EP). Los 'swifties' han acampado cerca del Estadio Santiago Bernabéu (Madrid), donde este miércoles y este jueves la cantante Taylor Swift ofrecerá dos conciertos de su gira 'The Eras Tour', y lo han hecho acompañados de sacos de dormir, sillas de playa, comida, crema solar para hacer frente a los más de 25ºC y sin pañales.

"Pedimos respeto y que no se burlen. Que nos dejen disfrutar de los conciertos. Cada uno con su ocio se gasta el dinero en lo que quiera", ha señalado Sergio, de 38 años, uno de los primeros en la cola, en declaraciones a Europa Press.

Una petición compartida por los primeros grupos de personas que han decidido acampar en pleno Paseo de la Castellana, cerca del Bernabéu. "Pedimos que dejen de burlarse. Los malos comentarios los estamos recibiendo por el dinero que hemos pagado, cuando muchos de ellos también lo harían para ver el fútbol", afirma Noelia de 17 años.

Otro joven de 18 años ha negado que los 'swifties' vayan a llevar pañales y asegura que esa propuesta se ha extendido para "humillarlos" y dejarles "mal". "No vamos a llevar pañales. Eso se dice para humillarnos y dejarnos mal. Se ha exagerado", ha comentado Alejandro.

1.000 euros por los dos conciertos

Los primeros 'swifties' en la cola son David y Álex, dos amigos de 22 años, expertos en acampar en varios conciertos como el 'Bring me the horizon' en el Palacio de Vistalegre en 2023 o el 'Nothing but thieves', en la Sala la Riviera, donde acamparon desde el domingo, aunque reconocen que "no habría hecho falta porque no hay tanta gente". Se situarán en la parte 'Early Left del 'Front Stage' y se han gastado alrededor de 1.000 euros para asistir a los dos conciertos.

"Yo me pongo muy nervioso y quería estar sí o sí el primero. Así que decidimos venir el domingo y pasar la noche", confiesa David, que agrega que la primera noche hizo "bastante frío". "En el saco de dormir se está bien, pero la primera noche nos dio un poco de miedo porque estábamos los dos solos y los de seguridad no nos dejaron estar en la puerta", lamenta.

Foto: Matias Chiofalo / Europa Press

David indica que a partir del lunes ya se acercaron más fans de Taylor Swift, por lo que "la segunda noche ha sido mucho mejor", pese a las quejas de algunos vecinos, tal y como recuerda Álex. "Ha habido quejas y llamadas a la policía porque parece ser que no les gustaba", admite el joven, antes de que su amigo David le corte para aclarar que "solo ha sido una señora".

"No gusta que estemos por aquí, pero la policía nos ha dicho que no pasa nada y gran parte de los vecinos nos han apoyado y nos han dicho que disfrutáramos del momento", explica Álex. Los jóvenes, acompañados por una imagen de Taylor Swift, destacan el "entorno muy positivo" que se está creando entre los 'swifties' y los vecinos. "Nos han traído garrafas de agua y comida. Entienden el fenómeno fan que se lleva repitiendo con los Beatles, con David Bowie, Queen...", afirma Álex.

Nervios antes de la cita

Junto a los primeros fans, la organización ha dispuesto a alrededor de 100 auxiliares de control de filas, como desvela una trabajadora a Europa Press, que se relevan en los distintos puntos que se han colocado en función de la entrada que hayan comprado los asistentes. Detrás de David y Álex están Noelia y Sergio, que también accederán al 'Early Left del Front Stage' y que acudirán los dos días, aunque en este caso se han gastado unos 580 euros para el primer evento y alrededor de 300 euros para el segundo, ya que verán el concierto desde la grada.

Noelia y Sergio se han conocido este martes. Él ha llegado a las 06.00 horas de la mañana y ella en torno a las 10.00 horas. "Estamos nerviosos porque ya que hemos venido aquí antes, no queremos que nadie se nos cuele", asegura Sergio, que cuenta que se aloja en un hotel cerca del Bernabéu con su pareja porque viven en Arroyomolinos.

Foto: Matias Chiofalo / Europa Press

"He venido con mi pareja y nos turnamos para dormir en el hotel y estar aquí. Ahora él descansa allí y ya luego me iré yo a cambiarme, ducharme y dormir un rato", cuenta. Es la primera vez que acampa para un concierto y se ha llevado consigo algunas sudaderas para la noche, unas sillas, baterías externas para el teléfono, y para comer y beber acudirá a los establecimientos cercanos.

Por su parte, Noelia, que todavía es menor de edad, ha acudido con un amigo con el que se turna para descansar. "A mis padres les preocupa un poco y no me dejan hacer noche. Me iré muy tarde y vendré muy pronto. Pero me han dicho que tenga mucho cuidado y que me lo pase bien y viva la experiencia", indica la joven.

En otra de las filas está Magüi, de 26 años, primera en el sector de pista general izquierda y que llegó el pasado lunes por la mañana, a quien su novia le regaló una entrada por algo más de 200 euros. "Mi cumpleaños está a la vuelta de la esquina y me la compró mi pareja porque yo me he tenido que pagar los estudios y ayudar a mi familia", indica la joven que explica que intentó sacarse la entrada para Londres, pero era en la cola virtual la número "millón y algo". "Yo la verdad es que soy muy fan de ella y la quería ver fuese donde fuese", subraya

No es la primera vez que Magüi acampa para un concierto, ya que también lo hizo con Harry Styles o One Direction. "Yo me duermo muy rápido y duermo poco, por lo que no va a ser la última vez que acampe para un concierto", augura.

No solo hay fans en la cola para el concierto del miércoles 29 de mayo. Por ejemplo, Andrea, de 25 años, y Nuria, de 26 años, llegaron este lunes a Madrid desde Talavera (Toledo), pese a que sus entradas de 489 euros cada una son para el jueves 30. "Nos dicen que estamos locas, pero yo por lo menos no grito un gol que se escucha a kilómetros. Yo lo respeto porque cada uno tiene un tipo de fanatismo", afirman.

Pulseras de la amistad

Foto: Matias Chiofalo / Europa Press

Los primeros fans no solo llevan comida, sacos de dormir o sillas, sino que también están provistos de las pulseras de la amistad, realizadas a mano con la intención de intercambiarlas. "He hecho unas 150 pulseras para intercambiar", afirma Carmen, de 18 años, que está acompañada por Alejandro, que porta unas 100 estampas de la cantante.

Algunos de ellos, como David y Álex, han decidido llevarse los materiales para confeccionar las pulseras mientras esperan al concierto. "Las pulseras están basadas en una canción de ella, que habla acerca de compartir las pulseras con otras personas. Es una manera que tiene ella para indicar la socialización dentro del grupo. Como somos al final todo un colectivo, básicamente es llevarte a tu casa una pieza de otra persona. Son o nombres de canciones o algún meme de la propia comunidad", detalla David.

Sergio y Noelia también se han decantado por las pulseras. "Me he traído pulseras y la camiseta típica de Taylor Swift para mañana", explica Sergio.

Además de las pulseras, otra de las propuestas para acudir al concierto tiene que ver con la ropa. Magüi explica que ha decidido vestirse del estilo del álbum 'Folklore'. "Ese álbum es muy florido e iré con algo que lleve flores", avanza. En el caso de Nuria, irá con ropa inspirada en el disco 'Midnights', mientras que su amiga Andrea hará lo propio con el álbum 'Lover'.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme

Acceso accionistas

 


Accionistas