Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 4 de marzo y se habla de Síndic de GreugeS Botànic II arte vacuna covid-19
GRUPO PLAZA

"Es una víctima más"

Maite Ochotorena hace a la naturaleza protagonista del thriller 'La mensajera del bosque'

26/01/2021 - 

VALÈNCIA (EP). La escritora Maite R. Ochotorena convierte a la naturaleza en protagonista de su nuevo thriller, 'La mensajera del bosque' (Planeta), para advertir que el entorno es "una víctima más, atrapada y explotada". "Este mundo es nuestro hogar y no tenemos otro, pertenecemos a él y somos parte de esa naturaleza a la que parecemos haber perdido el respeto".

Así lo asegura la autora en una entrevista con Europa Press con motivo de la presentación en València de la obra, que plantea una intriga a partir de la historia de Cris Stoian, quien despierta en un lugar desconocido, sin recordar nada y con la única referencia de una nota dejada por su hermano. Cuando descubre su cuerpo cubierto por cicatrices, un abismo de incerteza se abre. De forma paralela, asiste a la transformación que está experimentando la ciudad de Madrid.

En la novela, explica Ochotorena, "la naturaleza es la protagonista indiscutible, atrapada, explotada, una víctima más; es la vida, la belleza de la creación, el poder y la fragilidad al mismo tiempo, un personaje más dentro de la novela, un personaje cautivador".

El misterio, añade, "es el camino que ha de recorrer el lector para responder a algunas reflexiones, y recordar algo que a veces se nos olvida: que formamos parte de este mundo". "Mediante la intriga, ayudando a Cris Stoian a encontrar respuestas, nos las damos a nosotros mismos", apunto.

En su opinión, el thriller era "el vehículo perfecto para lanzar ese mensaje de fondo sobre la naturaleza". "Necesitaba hablar de la importancia que tiene lo que estamos haciendo con ella, de nuestro papel, innegable, en el cambio climático y en la destrucción de nuestro planeta, y reflejarlo de algún modo en el papel: recordarnos que este mundo es nuestro hogar y no tenemos otro, pertenecemos a él y somos parte de esa naturaleza a la que parecemos haber perdido el respeto", comenta.

"Le he dado un papel protagonista, creando un personaje real, de carne y hueso, que la encarna, de tal manera que podamos sentirnos más identificados con ella. Además, el thriller y el suspense me han ayudado a recrear esa sensación de hostigamiento, angustia y peligro perfectos para hablar de esta realidad que cada día nos sorprende con nuevos y más dramáticos eventos naturales, consecuencia de nuestro modo de vida. Todos los elementos y personajes que aparecen en 'La Mensajera del Bosque' tienen un significado y un por qué, y representan cada pieza del puzle que es nuestra sociedad", asevera.

Fantasía y sobrenatural

La autora vasca, que anteriormente ha publicado títulos como 'El secreto de la Belle Nuit', considera que con 'La Mensajera del bosque' he dado "un paso más", ya que se ha atrevido a "explorar más allá de los límites que había manejado hasta el momento, introduciendo ciertas pinceladas de magia o fantasía, lo sobrenatural, para recrear ese mensaje de una forma potente, que impacte al lector y sacuda su conciencia de forma contundente".

"Mis anteriores obras -continúa- se mueven dentro del thriller y el suspense y, aunque no siguen exactamente las pautas del género, porque mi forma de contar siempre es peculiar, se ciñen a la realidad. Con 'Donde Habita el Miedo' y 'La Mensajera del Bosque', sobre todo, he traspasado la barrera de lo real, perdiéndole el miedo a contar valiéndome de herramientas poco convencionales".

Por otra parte, Maite Ochotorena alude a cómo afecta la situación actual de pandemia a la lectura y la literatura. Sin duda, dice, "este patrón en nuestras vidas, nos ha devuelto algo que habíamos perdido: tiempo".

"Tiempo para reflexionar, para reencontrarnos, liberados de la pesada rueda de la rutina, del frenético ritmo de nuestras vidas, tiempo para recordar nuestras aficiones, abandonadas muchas veces, o para descubrirlas. Mucha gente por fin ha tenido tiempo para leer, otros, a falta de otra cosa que hacer, se han acercado a los libros y han descubierto lo buenos compañeros que son. No sé si 2021 seguirá empujando a la gente a leer, pero ojalá no abandonemos estos hábitos adoptados durante la pandemia. Ojalá aprendamos y no permitamos que la apisonadora que es esta sociedad, nos vuelva a robar tan hermoso hábito, y nuestro tiempo", exclama.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email