Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

celebra 125 años de estudios de química

La UV reivindica el valor estético de los instrumentos científicos

17/12/2020 - 

VALÈNCIA. (EP) La Universitat de València presenta L'experiment com a obra d'art, una nueva exposición para celebrar el 125 aniversario de sus estudios de química que se puede visitar hasta el 2 de mayo en el Palau de Cerveró, con el objetivo de reivindicar el valor estético de los instrumentos científicos.

Si en octubre conmemoró esta efeméride a través de la muestra, en el Centre Cultural La Nau, Cercant la pedra filosofal: del mite a la utopia, sobre los libros de química, ahora los protagonistas son los instrumentos científicos y su valor como piezas artísticas, estéticas y patrimoniales.

El aniversario concluirá con una tercera exposición interactiva a lo largo de 2021 sobre el papel de la química en la sociedad, que tratará de mostrar su utilidad y desmitificar las fobias que rodean a esta ciencia, adelanta la UV en un comunicado.

Comisariada por los profesores Josep Simón y José Ramón Bertomeu, L'experiment com a obra d'art está organizada y producida por el Vicerectorat de Cultura, el Institut Interuniversitari López Piñero, con sede en el Palau Cerveró, y la Facultat de Química. Se ha presentado este jueves en rueda de prensa por la rectora, Mavi Mestre; la decana, Adela Mauri, y los comisarios.

L'experiment com a obra d'art. 125 anys creant química en la Universitat de València presenta una selección de instrumentos, libros e imágenes vinculadas a la antigua Facultat de Ciències y, en particular, de sus estudios de química. Sigue el formato de una exposición canónica de arte, pero subvierte las expectativas mediante la sustitución de las piezas ordinarias del expositor artístico (pinturas, esculturas, grabados) por instrumentos científicos, máquinas, tecnologías, así como por representaciones visuales producidas por estos objetos en sus actos de servicio a la ciencia.

Incluye una gran variedad de libros de química del XIX y XX que pertenecen a la biblioteca Vicent Peset-Llorca, gracias a la colaboración de su directora, Pilar Agulló.

La rectora ha destacado la ilusión con la que hace 125 años se creó la facultad donde se iniciaron los estudios de química en la ciudad de València, agradeciendo el esfuerzo del personal docente, investigador, técnico y de administración. También ha reafirmado el compromiso con la ciencia, el conocimiento, la innovación y la internacionalización, además de ensalzar la importancia del patrimonio atesorado a lo largo de los siglos por la Universitat, algo que "hay que preservar, estudiar, mostrar y engrandecer como legado a las siguientes generaciones".

25 instrumentos del día a día

Esta exhibición recupera el estatus que merecen las creaciones de la Facultat de Ciències dentro del contexto artístico-expositivo y lo hace con una selección de 25 instrumentos científicos que se han reunido a lo largo de estos 125 años, la mayoría de estudio de los fenómenos ópticos a diario.

Se trata de un homenaje a las personas que han pensado la ciencia y la tecnología desde el universo de las humanidades y las artes, para restituir estas prácticas de producción de saber dentro de sus significados culturales, sociales y políticos. Pretende evidenciar así la fragilidad de estas producciones visuales y materiales que, como otras creaciones, "precisan de los cuidados constantes de manos invisibles para sobrevivir al olvido".

En el recorrido se pueden admirar las formas y substancias de la luz, la gravedad, la acidez, el color o la concentración química, materializados y esculpidos en artefactos que fueron vanguardia en su oficio científico, técnico, estético y ético. Fueron técnicas que contribuyeron a definir rasgos de la cultura mediante intervenciones en el orden de la naturaleza y en el orden social: espectrofotómetros, balanzas, polarímetros, refractómetros, pirómetros, colorímetros, espectroscopios..., con formas y materiales que desacralizan el canon artístico para integrarlo en el entorno de la ciudad post-industrial y la cultura visual.

Algunos son "auténticos teoremas hipostasiados" porque sus diseños revelan, al menos para ojos expertos, las leyes físicas en que se fundamentan. Otros, por el contrario, son ejemplos de cajas negras porque mantienen ocultas las condiciones de su funcionamiento y su fiabilidad se asienta en las industrias productoras y el personal técnico. También hay ejemplos de máquinas industriales, instrumentos de medición, o modelos con finalidad didáctica.

La exposición dispondrá de una web que se irá enriqueciendo a lo largo de los meses con nuevos hallazgos patrimoniales y tecno-artísticos conectados con la antigua facultad. Está previsto un ciclo de conferencias organizado por el Instituto Interuniversitari López Piñero alrededor de arte y ciencia, siguiendo la línea de reflexión desarrollada en la anterior VI Matinal d'Història i ensenyament de les ciències de febrero. También servirá como actividad formativa complementaria dentro del marco del Máster de historia de la ciencia y comunicación científica.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email