Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

10 largometrajes, de las que seis son óperas primas

Película a película: así queda la Sección Oficial de Cinema Jove

El festival recoge, en su sección dedicada a los cortometrajes, los títulos más destacados del panorama nacional

5/06/2019 - 

VALÈNCIA. Cinema Jove arranca ya sus motores y pocos detalles quedan aún por saber. Si el pasado jueves, el festival desvelaba su premio Luna de València, y durante las semanas previas, sus secciones paralelas; este martes era el turno de las Secciones Oficiales que conforman los títulos a competición.

Diez películas, seis de ellas óperas primas y seis de ellas dirigidas por mujeres, conforman esta selección, que bebe de festivales como el South by Southwest de Austin, Berlín, Toronto, Tokio o Busan. Las películas se conectan, por el inminente carácter del festival, por si espíritu y su mirada joven al mundo, que plantea problemas singulares o propone una perspectiva diferente de ellos. El amor, el duelo, la familia o la política y el tejido social son algunos de los temas que se podrán ver del 21 al 28 de junio, de los que los encargados de la selección destacan su solidez y riesgo visual.

Así, la temática más destacada por el propio director del festival, Carlos Madrid, ha sido la del duelo familiar, que tratan hasta cuatro films. Lo harán desde el drama hasta la comedia, con perspectivas y situaciones fuerza diferentes. Los miembros de la familia (Argentina, Mateo Bendensky), intenta ser una oda a la melancolía a través de la historia de dos hermanos obsesionados por cumplir los sueños de su madre fallecida. El proyecto se pudo desarrollar gracias a una beca MacDowell concedida a Bendensky en el Festival de Toronto de 2016. Ahora, presentará su ópera prima en Cinema Jove.

Thunder Road (EEUU, Jim Cummings) ha sido destacada por Esquire como "la película indei más divertida, triste y barata del año". En esta comedia agridulce, el protagonista se enfrenta a una fuerte crisis emocional tras juntarse un divorcio y la muerte de madre. El realizador Jim Cummings filma este largometraje, que ya tuvo su formato corto de 12 minutos. Confiesa haberse inspirado en la familia real británica en el funeral de Lady Di.

Thunder Road

También en tonos cómicos se desarrolla The Dive (Israel, Yona Rozenkier) que utiliza el telón de fondo de la Guerra de Líbano y la muerte del patriarca de la familia para plantear "lo absurdo de la contienda militar", a través del marco familiar, será a través del reencuentro de tres hermanos que se reúnen para cumplir las últimas voluntades de su padre fallecido.

Harajuku (Noruega, Eirik Svensson) plantea una doble ausencia: su padre nunca estuvo presente y su madre fallece un día antes de Navidad. Con todo eso, su protagonista Vilde, reservada y con un desarrollado mundo interior, decide dejarlo todo y cumplir su sueño de ir a Tokio, en este largometraje que combina también técnicas de animación.

También, sobre el duelo, pero con tintes más políticos, se desarrolla The Last to See Them (Sara Summa), una película alemana rodada en Italia que relata el último día de vida de una familia italiana antes de ser asesinados durante los preparativos de una boda. El film se basa en un caso real, al que se le presupone conexiones con la mafia del sur del país. Un retrato familiar que busca también poner de relieve la sociología de la mafia.

Harajuku

Y ya aparcando el duelo pero no la política, estaría Domingo (Brasil, Clara Linhart, Felipe Barbosa), que busca tomar una fotografía del Brasil que esperaba al presidente Lula da Silva. Dos familia reunidas en una casa antigua expresan su entusiasmo y su preocupación por el nuevo presidente, que acabado apartado de la vida política por estar involucrado en diferentes casos de corrupción, pero que sigue erigiéndose como la alternativa al actual presidente ultraderechista, Jair Bolsonaro.

Otra película nacida de la radiografía política a A first farewell (China, Lina Wang), que retrata la marginación de los musulmanes nacidos en Xinjiang, una región de China, cuyo idioma (el árabe) y el hecho de no tener los ojos rasgados, no solo crea un conflicto identitario sino que son una clara minoría cuya complicada supervivencia depende de los campos de algodón. Este film se alzó con el Oso de Cristal de la Generación KPlus de la Berlinale y con el premio al Futuro de Asia en el festival de Tokio.

Otra de las temáticas que no podían en la selección era el de la perspectiva de género, vista desde dos puntos completamente diferente. Por una parte, Light as Feathers (Países Bajos, Rosanne Pel) cuenta la historia de un joven de 15 años con complejo de Edipo que traslada la toxicidad de su relación materno-filial a su obsesión por su vecina de 13 años, de la que abusa tanto física como emocionalmente. Un retrato de cómo se configuran las relaciones adolescentes actualmente, inspirado además en el binomio culpalidad-castigo planteado por la filósofa Hannah Arendt.

Light as Feathers

A esa visión excesiva desde lo masculino la complementa House of Hummingbird (Corea del sur, Bora Kim), que retrata la vida de una solitaria joven de 14 años que, ante la desatención de su familia, busca el consuelo a través del amor romántico con chicas y chicos de su vecindario. Ambientada en el Seúl de 1994, esta película obtuvo sendas menciones en la pasada Berlinale y en festival de Busan.

Por último, una visión singular, la de la vejez, que contrapone las historias adolescentes del resto de la selección: Parade (Georgia, Nino Zhvania), protagonizada por tres amigos que recorren Tbilisi recordando el pasado soviético y sus vidas, habiendo pasado el medio siglo de vida. El film, según Carlos Madrid, recuerda a Maridos de John Cassavetes y sirve para mirar de una manera joven y singular, la crisis de los 50 en un territorio con historias convulsas.

Lo mejor del cortometraje español del año

Si bien poco se puede contar, más allá de la sinopsis de los largometrajes de la Sección Oficial, si se pueden destacar más de la sección de cortometrajes, que este año pinta potente, y que de alguna manera recoge algunos títulos imprescindibles en la cinematografía actual.

Una de las grandes noticias es que se podrá ver por primera vez en València Los que desean, de Elena López Riera, un corto documental rodado en Orihuela que retrata la colombicultura como un reflejo de la sociedad machista y el deseo sexual en este film que ha pasado por el Festival de Locarno, el MoMa de Nueva York y una decena de pequeños festivales, donde ha sido aplaudido.

El cortometraje valenciano también se ve representado por Snorkel de Borja Soler, que nace del programa Curt Creixent de la pasada edición del festival; Cuzco, de Víctor Sánchez, que se podrá ver en el mismo teatro Rialto en el que se estrenó la obra en la que se basa; Muero por volver, el nuevo film de Javier Marco Rico; Cocodrilo, de Jorge Yúdice, que se estrenó en la sección Generation 14plus de la Berlinale; y el corto de animación Miss Mbulu de Ben Fernández

Muero por volver

El cortometraje catalán Claudia Costafreda, Benidorm, 2017, también ofrece una mirada ligada a la Comunitat, en un corto que plantea una ficticia alerta de tsunami en la ciudad, y que viene de ser galardonado con la Biznaga de Plata del Festival de Málaga.

Premiado también en Málaga, y seleccionado en la Berlinale, también pasará por Cinema Jove, Suc de Síndria de Irene Moray. No será así Leyendas doradas, el otro corto español seleccionado en la Sección Oficial de Berlín dirigido por el cineasta ilicitano Chema García Ibarra y el director vasco Ion de Sosa

Más autores destacados que presentarán sus últimos trabajos: Carla Simón, que tras su laureada Estiu, 1993, vuelve al cortometraje con Después También, casi un mediotraje, con 26 minutos de duración. Por otro lado, Eduardo Casanova no abandona la estética kitsch en Lo siento, mi amor, tras su controvertido largometraje Pieles.

Después También

Completan la Sección Oficial de cortometrajes un buen puñado de óperas primas, venidas de todas partes del mundo, y seis trabajos realizados por estudiantes de escuelas internacionales.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email