Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 7 de agosto y se habla de JUSTICIA coronavirus thomsom medical group PETER LIM
GRUPO PLAZA

el economista se despide tras cuatro años en el cargo

Ramon Marrades dejará la dirección estratégica de la Marina de València a mitad de junio

3/06/2020 - 

VALÈNCIA. Ramon Marrades, hasta ahora director estratégico del Consorcio Valencia 2007, abandonará su puesto el próximo 15 de junio. Como ya dio a conocer semanas atrás, el economista tenía previsto dejar su cargo en el ente gestor de la Marina de València este mismo mes, dirección en la que entró en mayo de 2016. Durante este tiempo, y bajo la dirección de Vicent Llorens, ha sido el encargado de trazar la ruta a seguir en los espacios de la dársena.

Marrades, licenciado en Economía por la Universitat de València (2009) y Master en Economía y Geografía por la Utrecht University (2012), es investigador en la Facultad de Economía de la Universitat de València y su trabajo de encuentra a caballo entre la economía y el urbanismo. Esto ha permitido plasmar sus conocimientos en el espacio de la Marina de València y realizar acciones para una mayor integración con la ciudad, tanto a nivel económico como social. 

Innovación cultural, social, la náutica o la gastronomía han marcado la estrategia durante estos cuatro años en el cargo, que ahora deja para emprender otros caminos profesionales. Así lo hizo saber la pasada semana a empresarios y trabajadores de la Marina de València en una comunicación, texto en el que agradeció la dedicación durante este tiempo. "Para mí ha sido un privilegio haber podido trabajar para transformar a mejor el lugar con más potencial de mi ciudad. Creo que esta etapa de cuatro años ha sido en general exitosa", señalaba. 

Durante este tiempo, el ente gestor ha avanzado en la adjudicación de espacios como la Estación Marítima y bases, tanto para para innovación como para actividades relacionadas con la náutica. Un periodo en el que la Marina de València se ha transformado en un espacio más accesible, con más zona peatonal y arbolado, además de sobrellevar su día a día a pesar de la deuda que sigue lastrando las arcas del consorcio y que el Gobierno no acaba por condonar. 

En estos cuatro años también se han rechazado proyectos, uno de los más sonados el de la noria gigante, modelo que no encajaba en la estrategia a medio y largo plazo del espacio. También se han producido conflictos, como el ocasionado a cuenta de la Estación Marítima o abandonos a punto de la firma como el de la cervecera Blue Moon, quien finalmente decidió no instalarse en una de las bases tras solicitar el espacio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email