X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

AL OTRO LADO DE LA COLINA / OPINIÓN

Y si hablamos de África... del Norte, para variar

En esta repetitiva y cansina campaña electoral entre las apelaciones al voto del miedo o al de revancha, la razón ha estado algo ausente, por eso uno de los debates fundamentales sobre nuestra Seguridad, la inestabilidad del Norte de África no ha sido tratado y es lo que pretendo hacer en estas líneas

25/06/2016 - 

A los valencianos con auténtica memoria histórica nadie nos debe contar lo que ocurre cuando uno no se ocupa de los problemas de seguridad con nuestro vecindario africano, citemos por lo conocido, como el chispazo de las Germanías fue debido, entre otras causas, a la militarización de las Hermandades gremiales por las incursiones de la piratería berberísca y la consiguiente sin razón de los diferentes estamentos y entidades valentinas.

Así es como la falta de propuestas concretas ha sido la tónica general de este periodo electoral que Dios mediante (esperemos que no hayan unas terceras elecciones) finaliza mañana in Die Domini 26J, por eso, y como decíamos en la entradilla los temas internacionales y de Seguridad, a excepción de Venezuela y de la corrupción, no se han tratado, debatido o explicado para nada.

"el Mare Nostrum es demasiado estrecho como para separar, pero demasiado largo como para unir"

Además la realidad del Norte de África difiere y mucho del resto del continente, entre otros motivos por ese inmenso océano de arena que la separa para la vida normal pero que los une en los tráficos ilícitos con el resto del continente. Existen por tanto cuestiones de nuestros vecinos del otro lado del Mediterráneo como es el terrorismo Islámico, guerras civiles, etcétera, que nos afectan directamente dada su proximidad a las costas españolas en general y valencianas en particular, pues recuerden que el Mare Nostrum es demasiado estrecho como para separar, pero demasiado largo como para unir, por eso hay que preguntarse qué les ocurre a nuestros vecinos de abajo no sea que un posible incendio suyo pueda extenderse a nuestra piel de toro.

Así empezaremos tratando al país más lejano, Egipto, en plena consolidación del régimen/gobierno del general Al Sisi, tras el depuesto presidente islamista Morsi, que ante la acción política de Obama (o casi mejor dicho su inacción) ha provocado el distanciamiento en su alianza con Occidente y un nuevo posicionamiento internacional, con un mayor acercamiento a los países del golfo y un nuevo socio estratégico, Rusia, con el que, por ejemplo, va a construir una central nuclear gracias a que el propio Putin le presta 25.000 millones de dólares y el proyecto de creación de una zona de libre comercio en Suez de Rusia. La situación del país de los Faraones repercute en España y en nuestra Comunitat claramente, citaremos solo dos sectores, el turístico de vital importancia para nosotros (recuerden como las primaveras árabes han hecho mejorar nuestras cuentas de resultados turísticas) y el de servicios pues por el canal de Suez pasan la mayoría de mercancías que terminan en esta gran plataforma logística que es la Comunidad Valenciana.

El siguiente país, Libia, es un Estado en situación fallida en plena guerra civil con múltiples actores internacionales y nacionales, gubernamentales o no, entre los que se encuentran fuerzas aéreas y de operaciones especiales de diferentes países (Washington Post dixit), múltiples facciones tribales libias así como terroristas de Al-Qaeda y del DAESH, un complejo puzzle de sufrimiento por el que transitan todo tipo de criminales, que por ejemplo han encontrado en el tráfico de seres humanos un lucrativo y sangriento negocio, potenciando la gran crisis migratoria en la UE. Aquí la Comunidad Internacional en general y europea en particular debemos de cooperar con medidas contundentes dirigidas al restablecimiento del orden y la paz primero, y al establecimiento de un gobierno estable después, para buscar posteriormente la sostenibilidad económica del país y lograr finalmente (puede ser un largo proceso) la democratización del país.

Túnez es uno de los principales objetivos estratégicos del Terrorismo Yihadista pues es el único país de los que experimentó la primavera árabe que está en plena transición hacia la democracia, y los totalitarios islamistas no pueden aceptar que los herederos de Cartago muestren al resto de países musulmanes como el viaje hacia la democracia y libertad es factible y compatible con su religión. Aquí al igual que en Egipto nuestro sector turístico tiene muchos intereses en juego.

En cuanto a Argelia se enfrenta con un gran desafío, la previsible sucesión del enfermo presidente Bouteflika, en un entorno de seguridad complicada por la infiltración de terroristas (además de los autóctonos) tanto desde Libia como del resto del Sahel, aunque cuenta con unas relevantes Fuerzas Armadas garantes de su estabilidad, muy necesaria para nosotros pues la seguridad energética nacional depende en gran parte del gas argelino. Además para la Ctat. Valenciana es un importante mercado, el 4º mundial extracomunitario para nuestras exportaciones, por lo que a más estabilidad, más crecimiento económico y más les venderemos, si se desestabiliza será todo lo contrario.

Y para finalizar, aunque no por ello menos importante, Marruecos nuestro vecino del sur con el que de una forma u otra nos tenemos que entender, pues, por ejemplo, está controlando sus fronteras de forma responsable, evitando que Ceuta o Melilla se conviertan en un refugio supermasificado al estilo de la isla de Lampedusa. Además está colaborando con nosotros en la persecución del Yihadismo. Aunque sus alianzas internacionales están cambiando, como consecuencia de la penúltima crisis del Sahara, salida en marzo del personal MINURSO (Misión de Naciones Unidas para el referéndum en el Sáhara Occidental) y prórroga anual de esa misión por la ONU. Así Mohamed VI ha criticado duramente a sus tradicionales aliados y está realizando un reposicionamiento mundial acercándose a China y Rusia (al igual que Egipto) así como incrementando su alianza con la dinastía Saud. Para Valencia tiene una gran importancia las buenas relaciones de vecindad pues el reino Alauita es nuestro primer mercado en África.

Para despedir este artículo introduciré dos ultimas cuestiones; primero unos datos demográficos, la presión en África a mitad de siglo va a ser tremenda, de 1000 millones actuales serán 2500 millones, y para esas fechas si Europa por ejemplo pierde casi 100 millones de población activa África gana más de 800 millones ¿donde encontrarán trabajo?, y después un tema de debate, el ferry Valencia-Argelia, con el que se abre otro posible punto crítico de seguridad, a la par que, y yo lo he sufrido, el colapso de tráfico en los alrededores de la Marina Real Juan Carlos I del puerto de Valencia con su embarque y desembarque, haciendo más que incomodo el tránsito por uno de los principales baluartes de nuestro importante sector turístico, por eso espero que se estén solucionando estos problemas de tráfico, pues de los posibles riesgos de seguridad nuestras FCSE, Policía y Guardia Civil seguro que dan cuentan de ellos, al igual que mañana cuidarán de todos nosotros para que nuevamente podamos votar y decidir lo mejor para nuestro futuro y por lo tanto el de nuestra casa común, España, pero eso ya es otra historia.

Noticias relacionadas

Foto: LUKAS COCH/EFE
al otro lado de la colina

Diplomacia habemus

Estamos asistiendo en estos días a una ajetreada agenda internacional que parece acompañar a la ola de calor que nos abruma

EL TINTERO

No iba a salir

Sí al Brexit. Sí a Trump. No a Sarkozy. No a la reforma de la Constitución italiana. Estos son algunos de los resultados que parece han sorprendido a la opinión publicada, que no pública.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email