GRUPO PLAZA

NUEVA DIRECTORA del instituto alicantino de cultura 

Pilar Tébar se deja la discreción y sale a liderar el instituto Juan Gil-Albert

22/04/2021 - 

ALICANTE. Pilar Tébar (Alicante, 1965) es el nombre propio con el que se escribirá lo que parece que es el inicio de una etapa de estabilidad en el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, donde hay mucho por hacer tras este paréntesis disfuncional de casi dos años. Ha sido ella la seleccionada por el comité de valoración que tenía por encargo elegir al nuevo director o directora cultural de este organismo autónomo dependiente de la Diputación de Alicante, que se ha desarrollado a través de una convocatoria pública en la que han participado hasta catorce candidatos. Como finalistas han quedado Francisco Alberola, Irene Ballester, Alejandro Cañestro y Carles Cortés.

Atrás queda ya la estampida que efectuó su antecesora en el cargo, María Teresa Pérez Vázquez, junto a otros miembros de la junta directiva. La demora en esa primera designación de la dirección por concurso abierto y su posterior dimisión, sumió al instituto en una parálisis que incluso ha llevado al ámbito cultural y político de la provincia de Alicante a repensar el funcionamiento y los objetivos de la entidad para el futuro próximo. En manos de Tébar está ahora conseguirlo y poner tierra de por medio con ese fatídico episodio.

Pérez Vázquez y Tébar —dos directoras surgidas de una convocatoria pública por primera vez en las casi cuatro décadas de historia del instituto y también las primeras mujeres que acceden a ese puesto— comparten poco, más allá del género. La elección de Tébar, doctoranda en Historia del Arte por la Universidad Autónoma de Madrid, rompe con el perfil científico que se le trató de dar al Gil-Albert con Pérez Vázquez, doctora en Medicina y Cirugía. Además, procede del entorno de la producción cultural, cumpliendo así una de las principales demandas expuestas por diferentes expertos y exmiembros de la entidad, quienes apuntaban a la necesidad de que el elegido tuviera conocimientos y experiencia en el sector.

Tébar no es amante del protagonismo, sino más bien todo lo contrario. Discreta y prudente, desde ese perfil bajo ha sido un gran apoyo para muchos artistas de Alicante y la Comunitat Valenciana con los que ha comisariado infinidad de proyectos, impulsando así la cultura con denominación de origen de la terreta. Una labor que también ha potenciado desde la Asociación Valenciana de Críticos de Arte, que preside desde 2018 tras haber sido subdirectora desde 2012 hasta entonces.

Su último proyecto en ese ámbito se estrena este jueves, precisamente en la sede del instituto Juan Gil-Albert, donde la artista alicantina Luisa Pastor Mirambell presentará D-M-D (dinero-mercancía-dinero), propuesta seleccionada en la cuarta convocatoria Arte en la Casa Bardín. Una iniciativa del departamento de Arte y Comunicación Audiovisual Eusebio Sempere que ella misma dirigió entre 2007 y 2011. Posteriormente pasó a la subdirección del departamento de Revistas del instituto, entre 2011 y 2014, un área que dirigió después, hasta 2015. Por tanto, conoce a la perfección el funcionamiento interno de la entidad que ahora va a liderar por dos años, desde el ecuador del presente mandato, hasta 2023.

Técnico de Conservación y profesora 

Acumula más de treinta años de experiencia profesional en el sector cultural. Comenzó a trabajar en 1989 en la Dirección General de Bellas Artes y Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura de Madrid y después inició su carrera en Alicante como técnico de Conservación y Documentación en el Castillo de Santa Bárbara. Además, ha sido profesora colaboradora de la Universidad Permanente de la UA (UPUA) y actualmente ejerce como profesora tutora de UNED en el grado de Historia del Arte, labores que ha ido combinando con su faceta como comisaria y crítica de arte.

Más de 60 exposiciones como comisaria

Entre las sesenta exposiciones que ha llevado a cabo como comisaria destacan las últimas intervenciones en Alicante y la Comunitat Valenciana como son Punto de fuga, de Fuencisla Francés, y Todo lo que ves es arte, sobre arte urbano, desarrolladas en La Lonja de Alicante, así como Vicente Rodes Aries. El estudio del natural: De la academia al Romanticismo, y la recuperación de algunas obras del pintor Antonio Gisbert, ambas iniciativas en el MUBAG. Exposiciones que se han impulsado con el apoyo del Consorci de Museus de la Generalitat.

Investigadora colaboradora del Museo del Prado

Sin embargo, Tébar también ha colaborado además en diversas investigaciones y estudios. Uno de sus hitos más destacados ha sido arrojar luz sobre el descubrimiento en el Museo de Cerralbo (Madrid) de un lienzo de siete metros de 1827 que era obra del pintor neoclásico José Aparicio (Alicante, 1773 - Madrid, 1838). Apareció fragmentado en 21 trozos y se desconocía su origen. Tébar asoció rápidamente aquella tela hallada a pedazos con las fotografías de unos retratos de personajes decimonónicos pintados por Aparicio, por lo que resultó ser El desembarco de Fernando VII en el Puerto de Santa María, un cuadro que se había dado por desaparecido en el incendio que arrasó el Palacio de Justicia de Madrid el 4 de mayo de 1915, donde se pensaba que se encontraba. Las investigaciones de Tébar le han llevado a colaborar con el Museo del Prado en un proyecto que se presentará próximamente y en el que estará presente, esta vez, como directora del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email