Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

nada es lo que parece

Abre un restaurante asiático en el Centre del Carme

8/04/2017 - 

VALÈNCIA. Suena música de la japonesa Aya Matsuura de fondo, una pegajosa melodía que sirve de marco para un espacio pensado para saciar el apetito de sus visitantes. Se trata de Micro Palace, el nuevo y efímero restaurante de comida asiática que ocupa la parte de la Sala Refectorio del Centre del Carme, un espacio pop-up generado con cajas de cartón y que ofrece a los visitantes distintas variedades de noodles que pueden cocinar en un microondas instalado para tal efecto. Esta supone la primera instalación de On Translation, una nueva exposición colectiva que convierte la sede del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana en un laboratorio artístico mostrando obras que se encuentran aparentemente en proceso de producción o que necesitan de la interacción del espectador para completarse, un proyecto que se podrá ver hasta el próximo 28 de mayo.

El particular restaurante es el punto de partida de la muestra, una instalación firmada por Aggtelek, nombre artístico del proyecto de Gema Perales y Xandro Vallès, que da paso a distintas piezas que giran en torno al estudio del arte como la descomposición del objeto, una transformación llevada al límite hasta su desmaterialización. “La mayoría de las piezas están realizadas expresamente para este espacio y se han trabajado precisamente aquí a lo largo de los últimos días. Así, On Translation cambia el concepto del Centre del Carme como sala expositiva para convertirse en un laboratorio artístico”, destacó José Luis Pérez Pont, director del Centre del Carme, durante la presentación, en la que estuvo acompañado por los comisarios Johanna Caplliure y José Luis Giner Borrull y algunos de los artistas representados en la muestra.

Según los comisarios, la exposición indaga a modo de trabajo transmedia cómo los objetos dependen del propio proceso de identificación y cómo en su desmaterialización o traducción se transforman en materia de estudio ontológico. “En ocasiones se trata de objetos cotidianos que se transforman en obra de arte, se traducen, y se re-traducen hasta adquirir un significado totalmente diferente”, añadió Caplliure. En todas las piezas, aunque de distinta forma, se expresa ese in and out, destacando aquello aparentemente alejado de la creación artística o que habitualmente está oculto, como las ‘pinturas ciegas’ de Rubén Riera, que deja ver la madera que debería estar cubierta por la tela del lienzo, convirtiendo la “ventana” poética que supone un cuadro en una ventana real a otro espacio.

En la misma línea, Mar García Albert convierte el bastidor en el soporte para desarrollar un trabajo pictórico que se asemeja a un paisaje marítimo, una pieza que ha realizado en la misma sala del Centre del Carme. Por su parte, Sergio Porlán sitúa en los muros de la sala una ‘nube negra’ formada por el capó de un coche. Nada es lo que parece en On Translation. Nuria Fuster enfrenta a esta pieza un trabajo que descontextualiza la persiana de un garaje; Carlos Fernández-Pello ocupa el espacio de fricción entre la bicicleta y su usuario; e Irene Grau recupera un fragmento de un trabajo que ya presentó en el festival de fotografía y artes visuales Photo España, una pieza que toma el muro para convertirlo en parte de la obra.     

“La voz polisémica de On Translation multiplica los significados de un hecho. A saber, en su sentido inmediato pensaríamos en el movimiento de translación, desplazamiento, cambio. Y en otro sentido cercano ‘en traducción’, ‘en la traducción’. Ambas acepciones se vinculan a una continuidad, a un presente continuo: una acción ya comenzada que está ocurriendo en el momento, pero que desconocemos cuando finalizará. Ambas acepciones conllevan cambios. Se pasa de un significado a otro en el mismo proceso de producción de la obra, pero también en el propio proceso de exhibición del trabajo”, explican los comisarios. Porque nada es lo que parece en el Centro del Carme, hasta el 28 de mayo, noodles en la sala Refectorio.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email