X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

2019/2020

Altea y Vilafranca se estrenan como capitales culturales 

Con un espectáculo multidisciplinar o una proyección sobre la piedra seca

6/06/2019 - 

VALÈNCIA (EP. La Generalitat Valenciana ha previsto una veintena de actividades en Altea y Vilafranca durante el próximo año por su condición de Capital de la Cultura Valenciana 2019/2020. El conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte Vicent Marzà ha reconocido "la gran tarea" que ambos municipios "hacen en materia cultural".

El conseller, acompañado por el alcalde de Altea Jaume Llinares y el alcalde de Vilafranca Óscar Tena ha presentado los actos de apertura de las dos capitalidades culturales valencianas 2019-2020. "Las actividades provienen fundamentalmente del Institut Valencià de Cultura y el Consorci de Museus", ha informado. Asimismo, ha subrayado la labor que Altea y Vilafranca realizan en cuanto a "cohesión social" y ha afirmado que aportan "contenido a sus respectivas programaciones".

El acto de apertura de la capitalidad cultural valenciana en Vilafranca tendrá lugar el próximo 7 de junio a las 22 horas en la Casa de la Cultura. La presentación contará con una dramatización y la proyección de un audiovisual sobre la piedra seca y el arte rupestre como patrimonios de la humanidad situados en el Alt Maestrat, según ha informado la Generalitat. Seguidamente, se dará paso a la apertura de la XX Mostra de Teatre Capsigrany con una actuación musical de folclore popular.

En el caso de Altea, su apertura como capital cultural valenciana se celebrará el domingo 16 de junio a las 20 horas en la plaza del Agua y consistirá en un espectáculo que sigue las líneas programáticas que el mismo municipio presentó en su candidatura a capital cultural valenciana, que trata de una 'madre' que tiene cinco hijas: la mar del arte, la mar de patrimonio, la mar de espectáculos, la mar de música y la mar de letras.

La distinción de Capital Cultural Valenciana es un sello anual creado por Cultura de la Generalitat el año 2016 con el objetivo de "incentivar la vertebración de la cultura", que reconoce a las poblaciones que destacan por hacer una apuesta firme por la cultura "como instrumento de cohesión social y fomento económico".

Gandia fue la elegida como primera CCV para el período 2017-2018; los siguientes galardonados con esta condición cultural fueron Sagunt y Potries; y, a partir de abril de 2019, han sido Altea y Vilafranca las que han tomado el relevo hasta el 25 de abril de 2020.

Los dos municipios contarán con "una especial presencia" de la cuarta edición del Bienal de Arte Digital desde noviembre de 2019 a marzo de 2020, una actividad internacional en la que han participado "más de 3.000 artistas de todo el mundo desde 2013".

También, serán espacio de obras de teatro, conciertos de música, proyecciones audiovisuales y exposiciones de la mano del Institut Valencià de Cultura, el Cor de la Generalitat Valenciana, la Orquestra de la Comunitat Valenciana, la Jove Orquestra de la Generalitat Valenciana y el Consorci de Museus. Además, tanto Vilafranca como Altea acogerán en diferentes momentos los dos montajes expositivos fruto de las diferentes adquisiciones realizadas por Cultura de la Generalitat de obras de artistas valencianos.

Nueva imagen

La artista plástica y diseñadora en el estudio Lavalenciana de Comunicació, Anna Roig Llabata, ha diseñado el nuevo logotipo de las capitales culturales valencianas. "Con un marcado carácter tipográfico, el logotipo integra las siglas CCV con el icono de los puntos de localización de los pueblos en los mapas en una composición simétrica de reminiscencias atávicas.

En la aplicación como pieza conmemorativa, el material escogido ha sido la madera de olivo, "un material noble con un fuerte vínculo simbólico y bien arraigado en nuestro territorio". La pieza se acompaña de una botella de aceite de oliva del Maestrazgo para su tratamiento posterior, "ya que la madera de olivo, como la cultura, es un material vivo que hay que alimentar para asegurar su pervivencia", ha afirmado la Generalitat.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email