X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

'Palpitacions i art gandul'

Audaz, sensual y 'gandul': Valencia redescubre a Messa con una retrospectiva

4/11/2016 - 

VALENCIA. Da la sensación de que, cuando abre sus puertas una exposición retrospectiva de un artista, más que homenaje muchas veces supone una nueva presentación. A falta de impactos constantes, el Museu Valencià de la Il·lustració i de la Modernitat (MuVIM) quiere, 32 años después y de la mano del comisario Artur Heras, vuelve a introducir al público valenciano la figura del pintor valenciano Francesc Sempere Fernández de Mesa (Albaida, 1915-1996), más conocido artísticamente por el seudónimo de Messa, con una muestra que reúne sus piezas más destacadas y que pone fin a las celebraciones por su centenario. Un autor de espíritu inconformista, audaz y de experimentación constante, las piezas del valenciano aterrizan en el museo para configurar Palpitacions i art gandul, una muestra que lo presenta en distintas facetas y, aviso a navegantes, no siempre relacionadas entre sí. 

"Es capaz de combinar la inocencia y la virginidad con la osadía y el entusiasmo hacia los movimientos de vanguardia propios del siglo XX", indicó Heras durante la presentación de la exposición, que tuvo lugar ayer en el museo con la presencia de su director, Rafa Company; el diputado de Cultura, Xavier Rius; y los comisarios de la exposición, el artista Artur Heras y el hijo del propio Messa, Félix Sempere, entre otros. Fue el diputado quien destacó del artista que se trata de "un icono para descubrir nuestra identidad colectiva” a través de un arte “fascinante” que lo convierten en uno de los “más brillantes personajes valencianos en el olvido”. De nuevo aparece la palabra olvido y es, precisamente, para luchar contra él se ha generado esta muestra, que retoma esa esencia cargada de ironía, humor y sensualidad. 

La exposición cuenta con varias fases, un cuerpo humano que se configura a través de sus salas, distintas extremidades que funcionan de forma independiente pero sin olvidar que son parte de un portentoso todo. En la primera está la "cabeza" de Messa a través de sus escritos y un vídeo con algunas de sus grabaciones, a la que le sigue la reconstrucción de su taller en "una referencia a la incomprensión que sufrió junto a sus coetáneos como José Segrelles". Las pinturas blancas y esculturas llevan finalmente al sexo, último periodo del artista de Albaida, que se presenta con referencias a un poema de Charles Baudelaire.

Arte...¿gandul?

Ya en 1984 la Sala Parpalló, hoy dependiente del MuVIM, dedicó una exposición al pintor de Albaida con Artur Heras en la dirección de la pinacoteca. Treinta años después vuelve a su casa, en con la que constituirá "una de las exposiciones bandera del presente ejercicio del museo", indicó el director del MuVIM. Messa. Palpitacions i art gandul, que se podrá ver hasta el 5 de febrero de 2017, supone un recorrido por la trayectoria de un artista al margen de cualquier foco artístico hegemónico. Sin embargo, bebió directamente de compañeros que practicaban los lenguajes dominantes. En un primer momento emuló la forma de hacer de los coetáneos de su Albaida natal, como Segrelles y Monjalés. A continuación, un erotismo ingenuo y desmesurado se esparce entre las creaciones y esculturas de Messa: las conocidas como pinturas blancas.

Posteriormente el artista se sumergió en lo que llamó 'art gandul', mediante el que aprovechaba cosas hechas por otros -"no apropiacionismo"-, una etapa que, tras un enriquecedor viaje a París, culminó cuando se dedicó a envolver objetos, rincones, espacios enteros, con papel de periódico, rebasando la línea difusa entre la escultura y el environnment. De hecho, la exposición recrea la casa-taller del pintor, su andén, repleto de objetos empapelados con periódicos, junto a las series autodenominadas ‘art gandul' y los ‘apegasants'

El impulso provocador, bien en forma de crítica social o a través del vertido erotismo de sus dibujos, hacen posible que el visitante se encuentre sonriendo o riendo abiertamente ante alguna de sus obras, muchas de ellas con el dictador Francisco Franco como protagonista. Más de 70 obras, mapas de escritos y audiovisuales son los que conforman la muestra con la que el MuVIM trata de recuperar la figura de este autor solitario e indomable, de experimentación constante entre las influencias del Dadá, el arte bruto y los 'environnments' que hoy vuelve a presentarse ante el público. Hola, soy Messa. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email