Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

del 5 al 15 de mayo

Cabanyal Íntim, año cero: entre la ilusión por el porvenir y la urgencia de un barrio preparado para la acción 

La sexta edición del festival, la primera después de que se anulara la prolongación de Blasco Ibáñez, vuelve a llevar las artes escénicas de vanguardia a las casas del barrio

28/04/2016 - 

VALENCIA. Entre la ilusión y la urgencia. La nueva edición de Cabanyal Íntim vuelve un año más, y ya van seis, para transformar el degradado barrio a golpe de cultura. Pero la de 2016 no es una cita cualquiera. Alejada de excavadoras y con la prolongación de la avenida Blasco Ibáñez en el cajón, la plataforma Salvem y la compañía Francachela Teatro, organizadores del festival, se enfrentan a un ejercicio de esperanzas y, también, de incertidumbre. Su nuevo lema cierra una puerta y abre otras tantas: ‘El porvenir’, un futuro todavía por definir si se conjuga como perfecto o imperfecto. Por el momento, vuelven a las tablas.

Las artes escénicas se han convertido en las compañeras de un proceso “que está siendo delicado”, explica Isabel Caballero, codirectora del festival junto a Jacobo Roger, y en el que quieren actuar como agente dinamizador de un “incipiente y lento proceso de rehabilitación, regeneración y reactivación de todo aquello que un día quisieron destruir, expoliar y marginar con fines puramente especulativos”. Si las cuentas con el equipo de gobierno de Rita Barberá se dan por pasadas, son las de Joan Ribó las que ahora les ocupan. Una política basada “más en titulares de prensa que en una activación. Lo que necesita el barrio son medidas urgentes”, expresó durante la presentación del festival Maribel Doménech, portavoz de Salvem, quien, no en vano, también se mostró “ilusionada” con los primeras actuaciones.

Que Cabanyal Íntim siga reivindicándose como actor del cambio pone el foco de atención en una cuestión que no es baladí: el cambio real necesita de medidas de calado y éste no se dará de un día para otro. Más que nunca, el festival quiere forzar el barrio como generador y contenedor de interesantes propuestas de ámbito cultural que lo conviertan -si es que todavía no lo es- en un imperdible del circuito valenciano. intención no falta. “Seguimos nadando en la precariedad, el cambio político no se ha traducido en mejoras para este tipo de propuestas. Todavía no hemos visto ese cambio y apoyo por parte de las instituciones”, expresó Isabel Caballero al respecto de las dos vías que el Ayuntamiento de Valencia, a través de su concejalía de Cultura, ha instaurado para conceder ayudas.

Dosis social, cabaret y un premio Max

La programación de la sexta edición, que se celebrará del 5 al 15 de mayo, se articula en ocho piezas breves de pequeño formato y duración, tres piezas largas y tres íntims a la nit, actuaciones multidisciplinares que alargarán las sesiones hasta la madrugada con poesía dramatizada y música. La vanguardia tomará de nuevo las viviendas de vecinos y vecinas y, también, espacios como la Fábrica de Hielo con una programación que, sin olvidar el humor, presenta más de una pieza que busca reflexionar sobre asuntos sociales de actualidad y que no huye de la crudeza.

De esta forma, el equipo de sensibilización de Valencia Acoge propone los monólogos Visibilizando a las y los invisibles, en los que personas migradas compartirán sus experiencias sobre la no-inclusión en su nuevo destino, mientras que en Tinacria las performers Rita Deiola y Linda Vitolo reflejan la realidad de un grupo de refugiados que desembarcan en la isla de Sicilia. Por su parte, la obra de teatro Las madres presas recupera la memoria –histórica- de dos familias represaliadas por la dictadura, una pieza que llega bajo la dirección de Pilar Martínez. Reivindicación y actualidad también en Miedo por venir, de Rafa Segura y Carla Chillida, obra que, meses después de la detención de los titiriteros en Madrid, reflexiona sobre la libertad de expresión presentando a un actor y una actriz que comenten los máximos delitos de la Ley Orgánica del Código Penal desde sus artículos 571 a 580 (sección terrorista). 

Dramas y comedias. La distensión llegará de la mano, entre otros, de Pepa Alòs y Noelia Villeta con su Pimentó Show, de la comedia musical On està Mercé? o de la drag queen Liz Dust y su espectáculo La puerta de atrás, quien protagonizó ayer una performance en el restaurante Casa Montaña para dar por inaugurada la nueva edición. Entre los participantes de Cabanyal Íntim, además, el festival contará con la participación del bailarín y coreógrafo Toni Aparisi, recientemente galardonado como mejor bailarín principal en los Premios Max de las Artes Escénicas por Pinoxxio. Junto a Iris Pintos, la otra mitad de la compañía TransferMovement, presentan ¿Qué está por venir?, una propuesta que ofrecerá al público participar en el espectáculo a través de un taller con la compañía. 

Colaboración con el Teatre El Musical

Además de la programación de teatro y danza, el festival incorpora este año los Paseos por el Cabanyal, con los que propone tres recorridos muy distintos para conocer y descubrir desde diferentes miradas y ángulos el antiguo barrio de pescadores, conjunto histórico protegido -declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1993- y refugio artístico de artistas como Sorolla y Blasco Ibáñez. "Y actualmente laboratorio de las artes escénicas de vanguardia", añaden sus organizadores.

De igual forma, el festival vuelve a sumar a su programación Territori Performance, cuya segunda edición desembarcará en las entrañas del Teatre El Musical con 7 acciones performativas de artistas o colectivos nacionales e internacionales que desplegarán su arte por el hall, las salas de ensayos, oficinas e incluso los cuartos de baño del teatro. Sesiones continuas de tres horas que culminarán en la plaza del Rosario.

Este año el festival se presenta con una seductora imagen de Esther Ferrer, Premio Nacional y Velázquez de Artes Plásticas, quien se une a la lista de colaboradores ilustres del Cabanyal Íntim como en ediciones anteriores lo hicieron Javier Mariscal, Carmen Calvo, Enrique Vila-Matas o Mira Bernabeu. La artista interdisciplinar vasca ha cedido de “manera altruista esta imagen, un regalo con el que nos muestra su compromiso y apoyo al festival”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email