GRUPO PLAZA

ciclo paralelo en el occc

Cinema Jove rinde homenaje a los inicios de Agnès Varda

6/05/2022 - 

VALÈNCIA. (EP) El ciclo dedicado por Cinema Jove a los primeros años de la carrera de un director influyente y consagrado rinde homenaje por primera vez a una directora: la gran voz femenina de la nouvelle vague, Agnès Varda.

Así, la 37 edición del Festival Internacional de Cine de València repasará las películas realizadas por la cineasta francesa antes de cumplir los 40 años, con las que hubiera podido optar a la Luna de València en la Sección Oficial de largometrajes, ha anunciado la organización.

"Varda ha tenido una gran presencia en la educación fílmica de muchos estudiosos del cine y en los últimos años también (y afortunadamente) de muchos espectadores y estudiantes de cine. No es solo una de las voces destacadas de la 'nouvelle vague' en su primera década. Es una voz propia del cine francés y del cine universal, tanto en la ficción como en el documental, tanto en sus obras en celuloide como en su etapa digital, para la que, según ella misma afirmó, gozó de una mayor comodidad y libertad para trabajar", destaca, en un comunicado, el director de Cinema Jove, Carlos Madrid.

El ciclo consta de 10 títulos entre cortometrajes y largometrajes. El Octubre Centre de Cultura Contemporània acogerá una programación variada, donde las propuestas de ficción se alternarán con los documentales. La directora ya dio muestras de esta convivencia entre la realidad y la invención en su ópera prima, La Pointe Courte (1955), puesto que combinó la historia de un matrimonio ficticio con las vidas de los habitantes reales del pueblo pesquero donde se desarrolla la trama. Su debut se divide en dos episodios: el primero se compone de secuencias cotidianas del municipio de La Pointe Courte, y el segundo retrata la relación de una pareja. Philippe Noiret es el protagonista masculino de la cinta.

También tiene un trasfondo documental Las criaturas, un proyecto de ciencia ficción audaz y de bajo presupuesto ambientado en la isla Noirmoutier, donde vivía Varda en ese momento. Esta rareza adscrita al cine de género está protagonizada por Michel Piccoli y Catherine Deneuve.

No son las únicas figuras icónicas del cine francés en los que podrá reparar la audiencia. Otro tanto sucede con el corto Les Fiancés du pont Mac Donald (1961), parodia del cine mudo en el que un joven ve la vida en negro cuando se pone sus gafas de sol. El joven en cuestión es Jean-Luc Godard y su acompañante femenina, Anna Karina. La deliciosa pieza es un extracto de la emblemática Cleo de 5 a 7 (1962), también programada en la retrospectiva y donde, en 13 capítulos, Varda desmonta la imagen superficial asociada a la figura femenina en el séptimo arte.

Varda recoge en este largo el deambular angustiado por París de una joven que espera el resultado de unos exámenes médicos. Entre las personas con las que se cruza repiten de nuevo Godard y Karina, a los que se suman el aristócrata español José Luis de Vilallonga y el compositor de bandas sonoras Michel Legrand, oscarizado en tres ocasiones.

Du côté de la Côte

La actriz, directora, guionista y artista cinematográfica, pero también fotógrafa, artista plástica y profesora de universidad, no se apeó de su arte hasta el mismo año de su fallecimiento, 2019, cumplidos los 90. A lo largo de su extensa trayectoria se erigió en referente de creatividad, innovación y compromiso, pero siempre desde la ironía, la calidez y la cercanía.

Cinco cortos

Los rasgos de su cine ya se plasmaron en sus cortos. Cinema Jove ha seleccionado cinco de ellos. En una sesión programada el 25 de junio se exhibirán el mencionado Les Fiancés du pont Mac Donald junto a L'opéra-mouffe (1958), cortometraje donde una mujer embarazada da sus impresiones sobre la calle Mouffetard de París; Ô saisons, ô châteaux, que invita a un paseo por los castillos medievales del Valle del Loira por orden cronológico de construcción, con comentarios que incluyen poemas del siglo XVI y testimonios de los jardineros; y Du côté de la Côte (1958), otra visita turística y documental, pero esta vez a lo largo de la Riviera francesa.

El último corto seleccionado es Hola, cubanos (1963), un fotomontaje animado de 1.800 instantáneas que la directora tomó durante sus vacaciones en Cuba cuatro años después de la revolución. El resultado es un documento de la vida cotidiana en la isla en los años sesenta, donde, en sus propias palabras, se plasma la mezcla de "socialismo y chachachá".

La pieza se proyectará en una sesión conjunta con La felicidad, Gran Premio del Jurado en la Berlinale. Varda fue una retratista de las cosas pequeñas y por extensión, una sagaz observadora de la realidad. En este caso, su mirada ironiza sobre la idea patriarcal y capitalista de la dicha, que pasa por relegar a la mujer a las tareas del hogar y el cuidado de los hijos.

Coherente con el tiempo convulso que le tocó vivir, en el arranque de su carrera resuena el movimiento de renovación y de reivindicación de derechos civiles desencadenado en mayo del 68. A ese respecto, Cinema Jove ha programado su particular homenaje al Movimiento de Liberación de la Mujer de los años 60, el musical Una canta, la otra no (1977), la historia de dos amigas en el proceso vital de asumir sus identidades a través de la segunda ola del feminismo y los movimientos proabortistas del periodo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme