Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 26 de octubre y se habla de sanidad coronavirus AYUNTAMIENTO DE VALENCIA impuestos ghatto
GRUPO PLAZA

del 31 de octubre al 10 de noviembre

'Delirium' llega a la Sala Ultramar: cinco expresiones de la alcoholemia a pie de bar

La compañía Teatro del Contrahecho estrena su nueva obra el 25 de octubre en Benetússer, y se instala del 31 de octubre al 10 de noviembre en la Sala Ultramar de València

22/10/2019 - 

VALÈNCIA. Cinco borrachos tan desconcertados que han acabado en un teatro en vez de en el bar. El 25 de octubre se estrena Delirium en Benetússer y del 31 de octubre al 10 de noviembre llegará a la Sala Ultramar. Cinco "clientes" debaten sobre la pena de muerte, la legalización de las armas y la masificación turística aunque sin ser capaces de profundizar nunca en ninguno. 

Esta tragicomedia parte del estudio realizado por parte del dramaturgo Marcos Luís Hernando, desde las interpretaciones de Bukowski, Baudelarie y Boris Vian hasta la de antiguos adictos. Para Marcos Luís estos autores tenían maneras muy diferentes de tratar el mismo tema: "Bukowski habla de una forma muy directa y sincera del alcoholismo, mientras que Baudelaire por ejemplo es más poético. Lo que me interesa de ellos es el contraste". Con los adictos sucede algo parecido, cada uno vive una realidad completamente diferente que converge en la barra.

La obra se centra en varias cuestiones silenciadas como por ejemplo la alcoholemia en mujeres o el abuso entre los jóvenes, realidades que la sociedad suele obviar. Marcos Luís entrevistó a una psicóloga experta en adicciones para indagar más sobre este tipo de realidades que difícilmente salen a la luz. Gracias a la interpretación de Rosanna Espinós, Pilu Fontán, María Poquet, Alberto Baño y Ernesto Pastor cuentan estas historias silenciadas con una representación que pretende impactar al espectador. "El mundo está lleno de adicciones, mejor o peor toleradas por el entorno social. Lo que pretendemos es que el espectador mire en su interior y reflexione", declara Isabel Martí Piera, directora de la obra.

"El mundo está lleno de adicciones, mejor o peor toleradas por el entorno social. Lo que pretendemos es que el espectador mire en su interior y reflexione"

Para Isabel la obra se aleja mucho del tradicional tratamiento del tema del alcoholismo: "Para hablar de un tema tan duro como este se suele enmarcar siempre desde un discurso muy crudo, nosotros buscamos un enfoque en el que el público empatice". Esta empatía se transmite a través de personajes que se ven bajo la mirada "ebria", y no son conscientes de su imagen real. "Evitamos la típica imagen del borracho gracias al trabajo de los actores desde una percepción percepción interna", declara.

Además del tema del alcoholismo la obra habla de otras adicciones, como la de las redes sociales, los videojuegos y el porno. Para Isabel Martí a estos temas no se les da la importancia que necesitan: "Son temas que todavía se toleran, pero en un futuro no muy lejano serán comparables a una drogadicción". En el caso concreto de la adicción a los móviles y las redes sociales Isabel aclara que el problema se debe a que esta adicción se le atribuye exclusivamente a los jóvenes: "Cuando la generación adicta a los móviles y las redes crezca se convertirá en una enfermedad adulta, y entonces es cuando empezará a ser tomada en serio". 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email