X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

nueva sede... temporal

El Ayuntamiento da cobijo ‘in extremis’ a la escuela Escalante

23/11/2018 - 

VALÈNCIA. “Queremos una sede física”. Ni en una ni en dos ocasiones la diputada delegada de Teatros, Rosa Pérez Garijo, ha hecho esta petición. Sin embargo, soluciones definitivas, de momento, ninguna. Aunque el Teatro Escalante continúa vivo como marca, hace ya tres temporadas que se tiene que cobijar en otros escenarios, tras abandonar su histórica sede, un parche que ya se hace largo. Si bien este curso reparte sus producciones entre el Teatre Martín i Soler del Palau de les Arts, la Sala Russafa, Carme Teatre, la Sala Matilde Salvador y el Teatre Rialto, todavía contaba con una cuenta pendiente: buscar sede para la escuela de teatro Escalante. Si bien la primera opción era la Sociedad Coral el Micalet, los problemas con la licencia, tal y como explicó la propia diputada, obligaron a cancelar la operación y dejaron a la escuela huérfana. Ha sido tras este “momento de desesperación” que el Ayuntamiento de València ha intervenido, ofreciendo cobijo a la escuela a través de un convenio que tiene vigencia por un año. 

Se trata del centro de juventud municipal de Algirós, ubicado en la calle Campoamor, un “cascarón vacío”, indicó el concejal de Juventud y diputado Roberto Jaramillo, que ha adaptado la actividad que tenía prevista para el próximo año para acoger la escuela Escalante. “La competición entre instituciones se tiene que acabar”, explicó Jaramillo durante la presentación del convenio entre la Diputación y el Ayuntamiento de València, un acuerdo de carácter anual y sin dotación económica, pues el espacio no ha tenido que someterse a ninguna obra de adaptación para su nuevo (y temporal) uso. Y es que, a pesar de la buena disposición, la medida no dejó ser calificada de “parche” por parte de Pérez Garijo y Jaramillo, siendo la primera quien exigió una solución a las administraciones, así como la intervención de la Generalitat.  

Tal y como explicó la diputada, han remitido un escrito al conseller de Cultura, Vicent Marzà, para tratar de poner solución a su falta de espacio, solución que, por cierto, también podría pasar por que el Escalante dejara de depender de la Diputación. “No tendríamos ningún problema en transferir la competencia del Escalante”, expresó Pérez Garijo durante la rueda de prensa. La necesidad de interlocución no va sin propuesta. Fue durante la presentación de la programación para la temporada 2018/2019 que la Diputación lanzó la idea de que fuera uno de los tinglados de La Marina el que se convirtiera en sede estable del Escalante. "Estamos pendientes de que Patrimonio vaya adelante con esta propuesta", afirmó la diputada en julio. Tras el anuncio, el silencio. Confesaba ayer que “no se ha avanzado” sobre esta cuestión, una propuesta que, por descontado, requerirá de una gran presupuesto para la adecuación del espacio. “Estamos muy preocupados”.

“No es tan importante si la competencia es de la Conselleria o de la Diputación, lo importante es blindar el proyecto. Queremos que nos ayuden a blindar el proyecto porque nos parece fundamental y es lo que se ha manifestado desde el minuto uno”. Esta no sería la primera vez que la Generalitat asume las competencias de un proyecto de la Diputación. En una entrevista del conseller Vicent Marzà a la agencia Europa Press, realizada el pasado mes de julio, anunciaba que estaban trabajando para “asumir” la Institución Alfons el Magnànim-Centre Valencià d'Estudis i d'Investigació dentro de las competencias autonómicas, ampliando su campo de acción. El Escalante, sin embargo, quedaba fuera del foco de la conselleria. “De momento no podemos asumirlo, nosotros lo que sí estamos asumiendo en que esté en espacios nuestros porque pensamos que el proyecto es necesario”. 

“Nos da mucha lástima porque pensamos que ha funcionado muy bien el proyecto Escalante durante esta legislatura”, indicó Rosa Pérez, quien, en cualquier caso, instó a “blindar el proyecto” acabando con esta realidad de “Escalante itinerante”. “Lo que está claro es que no cortaremos nosotros la cinta, por lo menos en esta legislatura lo vemos difícil. Lo que sí que nos marcamos es blindar que el Escalante vaya a tener una sede estable, en lo que queda de legislatura blindarlo, independientemente de que tarde en ser posible tres, seis o siete meses después de la legislatura”, indicó en julio la diputada. Actualmente la escuela cuenta con aproximadamente 300 alumnos, suponiendo el gran pilar en materia didáctica del proyecto Escalante, proyecto que retomará su actividad en unas semanas en el centro de la calle Campoamor. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email