GRUPO PLAZA

de Agustí Zacarés y Paco Tarazona

'Els misteris de la Casa del Mege', una novela de intriga 'made in València'

6/11/2020 - 

VALÈNCIA. Agustí Zacarés (Albal, 1983) y Paco Tarazona (Sedaví, 1971), directores de la revista literaria Ucrònica, firman conjuntamente, a semejanza a Wu Ming, una divertida pieza narrativa que pretende paliar el desconcierto en tiempos tan convulsos como los de la actual pandemia. 

Els Misteris de la Casa del Mege es más que una novela de misterio e intriga, de leyendas de aparecidos y de fenómenos paranormales que forman parte de la cultura etnográfica del pueblo valenciano; su ambición transciende estos mimbres. Más allá de su tono divertido y distendido cabe resaltar la puesta en valor literario no solo de un emblemático edificio que forma parte del rico patrimonio arquitectónico de la ciudad –la conocida como casa del Mege sita al inicio de la avenida del Puerto de nuestra ciudad–, sino de Valencia ciudad en su conjunto. 

El personaje principal, Batiste, cirujano de profesión, recorre la urbe, después de haber adquirido el conocido palacete, y rememora en estos paseos el pasado colectivo, contrapunteándolos con una más que apetecible ruta gastronómica, y transforma nuestro hábitat diario en literatura. 

No en vano, la gastronomía ocupa un papel tan preponderante en el texto que no puede entenderse sin ella; es un sostén de la trama y elemento importante en la estructuración narrativa. Serán estos encuentros sociales, mesa de por medio, en los que el cirujano entienda que su deseo cumplido puede convertirse en una pesadilla en la que amigos y familiares lo asedian con cuentos, historias y leyendas sobre sucesos y lugares misteriosos que ya forman parte de nuestra cultura. Y aunque Els Misteris de la Casa del Mege no es una antología de fenómenos paranormales, se ha de destacar la memoria que los autores arrojan sobre ellos (eso, si no ayudan a crearlos). 

Profundamente valenciana en su ambientación y sus referencias, la novela de Tarazona y Zacarés conduce al lector a sumergirse en las aguas plácidas de nuestra cotidianeidad con otros ojos, despertando con sonrisas, cuando no carcajadas, nuestras mentes demasiado centradas en las rutinas y, últimamente, en recuentos epidemiológicos o electorales. Sirva de ejemplo de lo comentado, una cita del escritor y crítico literario Josep Carles Laínez sobre este texto: “Uno de los aspectos más valorables de La Casa del Mege es que está muy bien escrita”.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email