GRUPO PLAZA

entrevista al presidente de startup valencia

Hortelano: "Que fondos 'top' inviertan en 'startups' valencianas es un salto importante"

28/09/2020 - 

VALÈNCIA. 2020 se ha convertido en un año clave para ecosistema startup valenciano a pesar de difícil situación económica y sanitaria que se vive a nivel mundial. Las rondas millonarias de financiación de tecnológicas como Streamloots, Sales Layer, Voicemod o Quibim han dejado un buen sabor de boca con el aterrizaje de inversores internacionales, que ya empiezan a ver València como polo de oportunidades.

Entre los dinamizadores se encuentra Startup Valencia, presidida por Juan Luis Hortelano, cofundador de Blinkfire. Referente del ecosistema emprendedor valenciano tras ser director durante cinco años de Plug and Play Spain, la versión española de la aceleradora nacida en Silicon Valley. Hortelano, quien ha visto crecer el sector en la ciudad, cree que el ecosistema está en un cambio de fase y es el momento para que la administración confíe en el tejido local. 

- Parece que la inversión en startups ha tenido un recorrido positivo a lo largo de 2020 a pesar de la covid. 

- Hemos visto que en 2020 han aumentado el número de operaciones a nivel nacional y el mayor de los últimos dos años, pero ha bajado en global por la mega rondas, que a veces distorsionan el conjunto. Llevamos menos inversión total hasta el momento, un 23,5% menos que el año pasado, pero las operaciones han aumentado un 22%. Pero son cifras muy positivas. Pese a la covid, y aunque cae el volumen bruto, pero sí aumenta el número y eso supone ayudar a más compañías. Y sobre todo ha aumentado en fases iniciales y fases intermedias. Ha disminuido la inversión extranjera, pero por la ronda de Glovo. 

- Y en el caso de la Comunitat Valenciana, llevamos unos meses de buenas noticias. La última, la ronda de financiación de Streamloots de 4,7 millones.

- Aquí, por Flywire había una cierta distorsión de las cifras, pero incluyendo a ésta y otras mega rondas en Barcelona y Madrid lo que llevamos de año, en Barcelona se han invertido 222 millones, en Madrid 207 y en Valencia 150. València se posiciona claramente como tercer hub indiscutible, si no lo era ya, e interesante que rondas pre-seed, seed, y Serie A la mayoría, pero ya hay 28 Series B y tres Series C. 

- ¿Supone 2020 un cambio de fase para el sector startup valenciano?

- Echando la vista atrás, recuerdo que empezamos en 2012 y envidiaba rondas de un millón y medio en Madrid. Aquí eran 150.000 euros. Lo que está claro es que estamos como podría estar Madrid o Barcelona hace tres o cuatro años, lo que es una noticia excelente, y creo que ha habido un cambio cualitativo importante tanto de las startups en sí como de las rondas, y sobre todo la visibilidad que hemos tenido en los últimos años hacia fuera que hace que los inversores quieran venir, algo que hace unos años no pasaba. 

"València está posicionada para atraer inversión y startups que se planteen empezar proyectos ambiciosos"

València está claramente posicionada para atraer inversión y startups que se planteen empezar a futuro proyectos ambiciosos. Gente de fuera de Londres o Nueva York que se plantee a dónde irse. Por otro lado, el covid ha afectado positiva y negativamente según sectores, ha acelerado rondas en temas como ecommerce o salud que estaban más paradas. 

- Por fin parece que los fondos internacionales saben dónde está València. 

- Efectivamente, los fondos se fijan en las startups pero ya no te dice València por qué sí o por qué no. Es verdad que fuera no son tan centralistas como lo somos en España. Cuando iba a Silicon Valley, para ellos València muy bien. San Francisco no es la ciudad más importante de Estados Unidos y no había ningún problema. En ese sentido, tanto los fondos como aceleradoras no se han fijado tanto en de dónde venías. Pero que ahora haya fondos como Bessemer o fondos top que inviertan en empresas valencianas sí que es un salto importante.

"Que fondos top inviertan en empresas valencianas es un salto importante"

Barcelona y Madrid están ahí porque hay casos de éxito, se retroalimentan, los inversores empiezan a venir. Cuando empiezan a venir porque tienen una reunión o un consejo conocen a otras y al final la rueda tiene que girar y creo que lo hemos conseguido y son muy buenas noticias. 

 - De hecho, el próximo 30 de septiembre reuniréis desde Startup Valencia y el CEEI en una jornada a los principales fondos de capital riesgo de España. ¿Cuál es su feedback sobre el ecosistema startup valenciano?

- Yo empecé a trabajar con muchos de ellos cuando empezamos con Plug and Play en 2012. Al principio nos costaba traerlos. Teníamos que ir al AVE y casi con un palo de escoba meterlos dentro, porque incluso estando confirmados se nos caían a última hora. Pero empezamos a acostumbrarlos a venir a València y ahora, muchos ya tienen aquí compañías invertidas. No solo quieren venir, sino deben de venir y ya aprovechan para ir a Lanzadera, a GoHub o Social Nest. Ahora es mucho más fácil hacerles venir. 

De hecho, aunque el evento es online, vienen físicamente y quieren aprovechar todo el día. Desde Kibo a Vitamina K; K Fund  o Wayra. Quieren venir todos y eso es un cambio sustancial. Tanto porque tienen compañías como porque hay un potencial importante. 

- El Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) ha puesto en marcha algunos mecanismos de coinversión que han atraído a fondos como Conexo Ventures. ¿Están siendo útiles estos mecanismos del IVF para atraer a nuevos actores que dinamicen el sector?

- Yo creo que sí. Todo ayuda. Y la clave son los mecanismos de control y evaluar y optimizar en los procesos. Tienen la misión de ayudar a empresas valencianas. Acerca a ciertos fondos que posiblemente sin esa ayuda no hubieran centrado tantos sus esfuerzos y también para ayudar a los ya posicionados en la Comunitat Valenciana. Al final, es dinero que debe ir para empresas valencianas, pero la clave es a posteriori ver que no se han invertido a lo loco porque hay que gastar el dinero.

- Los corporates han dado un salto cualitativo y han pasado a ser una parte importante del ecosistema. 

- Desde la asociación estamos trabajando en industria con un proyecto al respecto con el que buscamos acercar las startups a los corporates de verdad. Se ha empezado haciendo o por marketing, por imagen o porque creían que investigación y desarrollo podía acercarse a las startups de alguna manera, pero no es un paso fácil. Sobre todo para empresas medianas, que es lo que hay en la Comunitat Valenciana, tienen capacidad de inversión y estamos luchando con su encaje. Que puedan trabajar conjuntamente y que después llegue una posible inversión, compra y crecimiento. Por ejemplo, con fintech se ha visto que posiblemente ha sido el vertical donde más integración ha habido, pero queda mucho por hacer. 

- ¿Avanza la inversión de los family offices en startups?

- Es un proceso largo de aprendizaje, de educación, de error. Si no les ha ido bien es difícil repetir. Pero ejemplos como Grupo Zriser o GoHub. Otros inversores que lo hacen más a nivel personal, como business angels. Es algo también que necesita un proceso de asentamiento. Van con un retraso de unos años y con un hándicap de que en cuanto la economía mejora un poco, se va la inversión hacia otras alternativas como el inmobiliario. Muchos empezaron también al calor de la moda, y es lo peor que puede hacer un inversor. 

"Cada vez hay más interés por parte de las empresas medianas en invertir en startups"

Pero han ido aprendiendo. Han ido cambiando sus criterios y mejorando sus criterios de mercado. Teniendo más experiencias. Pero se va a asentar también y cada vez hay más interés por parte de las empresas medianas con 50 o 60 millones de facturación, que se empiezan a plantear la inversión en proyectos que les puedan apoyar de alguna forma. El futuro viene más que por el family office puro de inversión por la empresa, que puede ser a través de un family office, pero muy enfocado a su negocio. Necesitamos educación por parte de administración y asociaciones que quiten miedo, pero vamos por buen camino. 

- En algún momento se ha definido a València como la ciudad de las incubadoras y aceleradoras y, a pesar de su tendencia a la desaparición en España, muchas han resistido.

- Hubo un momento en el que hubo un fenómeno y que, quitando Wayra, estábamos en València las más activas de España. En la época de Plug and Play o Bbooster. La primera se ha ido más hacia el corporate, la segunda hacia fondos. Wayra se quedó algo más diluida y Lanzadera ha venido y ha arrasado con todo. Con un modelo que también a ido evolucionando desde 2015. El polo de atracción de Lanzadera es impresionante y tiene un gran mérito, abriéndose a muchas startups y verticales. 

Pero al final, por ejemplo, desde Plug and Play entendimos que el modelo cómo estaba en su día agotándose y con la parte corporate tiene sus cosas, pero seguimos siendo la ciudad de las aceleradoras y las incubadoras. Está Social Nest, está Climate Kic,...

- ¿Qué deberes tiene pendientes la administración en materia de startups? La ley lleva un retraso considerable...

- Ahora parece que la están retomando, pero todo viene resumido en la Ley de Startups. Pero lo que pedimos las startups no es solo una petición nuestra, es una petición que cualquier pyme, emprendedor o autónomo. La primera cuestión es que no estorben, pero a nivel de startups se trata que la ley dichosa termine de tramitarse donde hay una parte importante, que es la fiscal. Tanto de stock options para empleados como para inversores, sobre todo en las fases iniciales, iba a fomentar mucho la inversión. 

Todo lo que pueden hacer a nivel local con ayudas y préstamos participativos es beneficioso. Todo lo que facilite contrataciones. Ahora con el teletrabajo, y la nueva ley, que parece que viene más a molestar que a ayudar. Porque además, en el sector nuestro estaba ya asumido el teletrabajo. Pero cuando empiezan a poner cortapisas, pues todos vuelven a la oficina. Cuando pensamos que es el empleado el que ahorra dinero, al no tener que desplazarse, por ejemplo.

- En Startup Valencia, ¿qué objetivos os habéis marcado a corto y medio plazo?

- Hay una parte que es posicionar a València como un hub tecnológico a nivel español y europeo. También acciones más verticales, como el plan para acercarnos a la industria y vamos a seguir potenciando los eventos. Queremos hacerlo con el Digital Summit, que haremos en noviembre, y la idea es que vaya posándose como un evento cada más internacional e importante y así evitamos que la administración quiera traerse eventos de otros países y pagar millonadas, cuando creemos que se puede hacer desde aquí y tenemos el ejemplo de la Maratón de València. 

"Si con la Maratón de València hemos conseguido un evento mundial, ¿por qué no con uno tecnológico?"

Un poco tenemos esa imagen. Si con la Maratón de València hemos conseguido un evento de un nivel mundial, ¿por qué no podemos hacer un evento tecnológico de ese mismo estilo? Otra de las partes que he querido reforzar era el acercamiento a los inversores, y con este evento y tratando que se asocien. Para ello hemos planteado Capital4Startups, una plataforma para acercarnos a ellos.

- ¿Era el Webit un evento prescindible? ¿Era el momento de hacerlo ahora?

- Cuando se decidió no sé si era el momento o no. Yo, personalmente, creo que deberían confiar más en la gente de aquí para hacer determinados eventos y, sobre todo, con esos presupuestos tan elevados. Creo, honestamente, que traer un evento que habría tenido mucho éxito en Bulgaria o a nivel europeo con esa inversión tan fuerte por parte de la administración y no confiar en la gente de aquí que llevamos años pidiendo apoyo para un evento es un error.

"No confiar en la gente de aquí que llevamos años pidiendo apoyo para un evento es un error"

Entiendo que los políticos apuesten  -y se criticaba mucho al anterior Gobierno- por los grandes eventos y los grandes fastos. En ese sentido, estaba esa idea de apostar por un evento consolidado y traerlo a València pero creo que ese no es el modelo adecuado, porque las empresas que se dedican a esto lo llevan por diferentes ciudades para engordar su negocio y venderlo al mejor postor. Si lo que quieres es tener un evento consolidado en la ciudad y puedes hacerlo desde dentro y apoyar al ecosistema de la ciudad, mejor. 

Que se haya cancelado Webit, en todo caso, no es bueno para nadie porque al final había un compromiso de la ciudad, pero cuando se ha tenido que cancelar por motivo del covid-19, tampoco es una mala noticia evitar esa inversión tan fuerte y esperemos que en ese caso ayude para que Ayuntamiento, Generalitat, Diputación de València y el Gobierno de España apoye más a los eventos de aquí y confíen más en que se puede hacer un evento relevante poco a poco y dando tiempo, pero con un ámbito global. 

- ¿Existe un agravio comparativo entre la inversión pública en el Distrito Digital y la Marina de València?

- Lo que están consiguiendo en Alicante es fantástico y más que un agravio comparativo lo que pedimos es que lo tengamos aquí. No se trata de decir le han dado más, sino que deberíamos tener el mismo trato. Hay cierta politización ahí, y eso no ayuda a nadie, pero la petición desde València es tener las mismas oportunidades. Muchas veces desde València nos quejamos de agravios comparativos con Madrid y Barcelona, pues tenemos que tratar de evitar eso en la Comunitat Valenciana. Pero yo creo que deberíamos tener un tratamiento similar. 

- ¿Cuál es la opinión acerca de la insistente apuesta en la estrategia de Inteligencia Artificial?

- Como todas las cosas que lanza la administración, hay que aterrizarlas. Sobre el papel queda todo bien, pero luego las cosas requieren tiempo. Pero van por buen camino y ojalá veamos los resultados dentro de poco. Se ha creado un ecosistema importante alrededor. Hay gente muy buena en Alicante haciendo cosas interesantes y lo que tenemos que hacer es reforzar más los lazos entre València y Alicante y tener una mejor relación. Lo que tenemos que hacer es potenciar esa unión, ese arco mediterráneo valenciano, y unir a Castellón que desde la asociación también queremos apoyarnos en esto. El Gobierno debería dinamizar y que haya unos vasos comunicantes entre todos porque nos podemos ayudar mucho mutuamente.

- ¿Cómo está siendo la actuación de las universidades en el ecosistema startup valenciano?

 - Con la Universitat Politècnica de València, desde hace años, hay un enfoque muy claro de apoyar el emprendimiento. La UPV es el gran vivero de la Comunitat Valenciana de ingenieros. Han salido proyectos que han tenido éxito a nivel mundial y hay muy buena relación con ellos. Como todo, se puede y se debe mejorar, pero debería haber mucho más apoyo por parte de la administración a la universidad y la universidad tener más apoyo interno al emprendimiento y que haya más relación con las empresas y las asociaciones para al final entre todo el polo de administración fomentarlo. Es algo que tenemos que trabajar desde la asociación. 

- A nivel de talento internacional, ¿cómo está València?

- Con el tema de covid habrá unos cambios brutales a nivel de oficina y trabajo. Si hablaban hace unos días de que se iba a replantear el trabajo en espacios cerrados y sin ventilación por las posibilidades de transmisión por el aire y que sería algo que duraría años, empresas estilo Google o Twitter, es un impacto brutal. En Estados Unidos ya está habiendo una diáspora en San Francisco, Nueva York. Gente yéndose a ciudades más baratas, al campo,... Gente de Madrid que se va a otras zonas de España al ver que se puede avanzar con el teletrabajo y españoles que trabajan fuera que piensan en venir a València, Málaga o Alicante.

Si gente top que estaba trabajando en Londres, Nueva York o San Francisco se viene a vivir a València posiblemente vaya acabar generando algo. Porque al final esta gente acaba montando otra nueva empresa y ese es otro de los objetivos que tenemos, que la administración ayude a que extranjeros puedan venir aquí. En España hay diferencias fiscales, van a Madrid porque no tienen impuesto de Patrimonio, y la parte legal y de permisos sigue estando muy complicada. Tenemos una oportunidad en la que Portugal nos está pasando por ambos lados.

- ¿Cuáles será las consecuencias de la covid para las startups?

- Si hay algo que define a las startups es que son más flexibles que nadie. El señor que tiene un bar tiene que poner cafés o lo tiene complicado. Y muchos se han adaptado muy bien con el delivery, los QR,... Pero es verdad que las startups se han adaptado muy bien. Son empresas más pequeñas, es más fácil reajustar y ha habido muchas muy beneficiadas y otras que están enfocadas a cuestiones como viajes de empresa se han visto muy perjudicadas. Yo creo que lo malo lo vamos a ver de ahora a final de año. Algunas han ido aguantando porque tenían capital o han conseguido algún ICO. Pero vamos a ver el desastre igual que lo vamos a ver a nivel de comercio, de restauración, de hostelería,... 

- Se ha insistido en que La Harinera podría ser un espacio para startups y que la asociación contribuyera a dinamizarlo.

-  Yo empecé a oír de La Harinera de Rita Barberá. Entonces, hasta que no tengas la llave en la mano... Es como con las inversiones, hasta que no tengas el dinero en el banco no celebres nada. Y no, nos han comunicado nada. En su día ya peleamos por la Estación Marítima. Pero experiencias buenas en ese sentido con la administración he tenido pocas, por no decir ninguna. 

- Habéis firmado recientemente un acuerdo con el Valencia CF. ¿Es importante esta visibilidad?

- El acuerdo con el Valencia CF es principalmente porque es la sociedad civil de la Comunitat Valenciana más visible en todo el mundo. Te da cierta visibilidad y atractivo. Ayuda que yo esté en Blinkfire y creemos que el deporte puede ser un vertical importante en la Comunitat Valenciana y ojalá podamos hacer lo mismo con otros clubs. Y el Valencia ya trabajaba con Blinkfire, con Jeff, querían hacer cosas de innovación y al final hemos llegado a un convenio marco en el que tienen ganas de hacer programas de aceleración, hackatones, han lanzado Innovation Hub, quieren un espacio en Mestalla para esto,... Y hay muchas startups que pueden ofrecer un servicio al club. Es añadir un palito más a esto.

- ¿Cuál es la situación actual de Blinkfire?

- La verdad es que muy buena. Como todos, cuando pasó lo del tema del covid, con nuestras dudas y miedo porque en junio nuestros contratos con los clubs acaban en junio, y había cierto miedo por si la liga no se retomaba, si los equipos decidían no pagar, pero ha ido muy bien. Ahora estamos trabajando con la mayoría de equipos top del mundo, campeones de liga, de champions,... Muy contentos. Estamos posicionados en el sector como uno de los referentes. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email