GRUPO PLAZA

ENTREVISTA A LA CONSELLERA de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad

Torró: "Para convencer a Volkswagen les decía: preguntad a Ford cómo les tratamos"

Foto: KIKE TABERNER
31/07/2022 - 

VALÈNCIA. Rebeca Torró es desde el pasado 16 mayo la nueva consellera de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, en sustitución de Arcadi España, encargado ahora de la cartera de Hacienda. Un cambio fruto de la remodelación que llevó a cabo el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para dar un impulso al ejecutivo autonómico de cara a la recta final de legislatura. No obstante, Torró no es nueva en el gobierno del Botànic. Hasta ahora era secretaria autonómica en la Conselleria de Economía, por lo que es conocedora de los retos que hay por delante. 

Un ascenso que para muchos es un reconocimiento a su labor para lograr que Volkswagen escogiese Sagunt para construir su gigafactoría de baterías y para que Ford se decantase finalmente por Almussafes para producir sus nuevos modelos eléctricos. Dos inversiones que permitirán una profunda transformación del tejido industrial valenciano. 

-¿Es un su nombramiento un reconocimiento al trabajo realizado para atraer a Volkswagen a Sagunt y atar a Ford en Almussafes?
-El presidente (Ximo Puig) tenía claro que en esta nueva etapa quería dar un nuevo impulso. Me gustó personalmente que destacara de mi nombramiento ese trabajo que he hecho desde la Secretaría Autonómica con Volkswagen y otro tipo de inversiones como Ford. Es un reconocimiento a un trabajo intenso y lo que pretendía el 'president' era tener un grupo de gente en las Consellerias para basar la política valenciana en el crecimiento económico.

-Hablando de la firma alemana, la Generalitat ya ha adjudicado el estudio para urbanizar Parc Sagunt II. ¿Empezarán en diciembre los trabajos? ¿Cuál es el calendario de plazos para el desarrollo del polo industrial y la construcción de la nueva fábrica de baterías?
-Estamos sujetos a la demanda de Volkswagen. En un principio fueron unos plazos, pero conforme ha pasado el tiempo se han ido posponiendo un poco porque ellos tienen que acabar de configurar el proyecto. Además, tenemos confidencialidad y hay determinados acuerdos que todavía no se pueden hacer públicos porque el PERTE no se ha resuelto. Lo que tenemos claro desde la Generalitat Valenciana es que siempre vamos a cumplir con todo aquello que la compañía nos demande. De hecho, nosotros ya hemos hecho todas las expropiaciones en Parc Sagunt para poder cumplir. Ahora, vamos a ver el proceso de adjudicación para ver si a finales de año o principios de enero podemos cumplir con ellos.

-¿Empezaría entonces la venta de las parcelas de Parc Sagunt para empezar a generar ese parque de proveedores? 
-Hasta que no esté resuelto el PERTE no podemos hacer nada. Se pueden firmar acuerdos o convenios, pero la disposición de los terrenos será cuando salga la resolución del PERTE, que en principio debe ser a finales de agosto. 

Foto: KIKE TABERNER

-¿Cuál es el interés recibido? ¿Qué tipo de empresas serían las que conformarían ese nuevo ecosistema industrial?
-Conocemos ya algunos de esos proveedores que están interesados en venir porque Volkswagen necesita determinados productos. Por tanto, nos aseguramos la llegado de empresas que todavía no puedo revelar, pero que están relacionados con la cadena de valor de la batería, que va desde el litio hasta la propia fabricación. Y, en ese proceso, hay materiales que aquí no se producen y se tendrán que traer de fuera, mientras que otros será mejor tener las fábricas aquí.

-¿Se ha fijado algún mínimo para que exista un equilibrio entre empresas valencianas y del exterior?
-Una de las cuestiones que nosotros siempre hemos planteado es que lo que hay aquí que se utilice porque, además, las compras siempre serán mejor y más rentables. De hecho, eso también lo manifestó Volkswagen en un acto en la CEV y es una prioridad. Una de las cosas que más me gusta de ellos es que se sienten una empresa valenciana. Y, cuando hablan de que tirarán de proveedores de la Comunitat Valenciana, no solo será para la cadena de valor de las baterías, sino también para otros servicios como seguridad privada, limpieza o cuestiones que no solo son de producción. Por tanto, creo que no visualizamos lo que supondrá su llegada para la Comunitat también a nivel de vivienda, universidades o colegios.

-¿Se tiene calculado el impacto que generará el aterrizaje de Volkswagen en la región?
-En la negociación nos pidieron qué oferta teníamos en universidades o escuelas para hacerse una idea de si venían o no. Siempre hemos cumplido con sus requisitos, pero ahora tenemos que ver la demanda real conforme avanza la construcción y una vez empiece la producción. Su vocación también es tirar de personal de aquí, aunque siempre habrá un estructura que vendrá de fuera como son sus directivos, pero el grueso quieren que sea valenciano.

-La Generalitat Valenciana invertirá 15 millones de euros en un centro de formación para la empresa. ¿Fue una exigencia de la compañía? ¿Qué tipo de estudios se podrán cursar?
-Durante las negociaciones siempre se planteó un centro de formación. Hay que tener en cuenta que lo que se habló en un principio no es ni de lejos como han acabado los acuerdos finales. E irán cambiando según se avance porque el proyecto se va consolidando. Por tanto, la demanda inicial que tenían de formación se ha quedado corta y ya han visto que van a necesitar más. Y, por ello, hemos apostado por tener este centro, que no solo será de FP, sino también para una formación ad hoc para formación específica para preparar en materia de baterías. 

-Puig anunció una tercera fase de Parc Sagunt e incluso se estudia una cuarta ampliación. ¿En qué punto se encuentran esos trabajos?
-Estamos ya en el estudio de Parc Sagunt III. Hay que pensar que nosotros hicimos un sondeo previo sobre qué empresas vendrían a Parc Sagunt II si lo desarrollábamos y se dieron razones suficientes para hacerlo. Por tanto, hay empresas interesas. Además, somos conscientes del arrastre de Volkswagen y, por eso, ya estamos mirando la mejor ubicación para comenzar con las tramitaciones. Pensad que el anuncio de la multinacional nos pilló con una tramitación de expropiación y eso nos benefició porque pudimos correr. Ahora queremos hacer los mismo porque no nos cerramos a nuevas inversiones y ya estamos trabajando en esas nuevas expropiaciones para Parc Sagunt III.

-¿Qué zonas se están barajando para esas ampliaciones?
-En Parc Sagunt todavía tenemos cerca de 7 millones de metros cuadrados. Tenemos que ver exactamente la cantidad que necesitamos para desarrollar una fase más.  

Foto: KIKE TABERNER

-Otra gran empresa en la Comunitat Valenciana es Ford que finalmente ha decidido quedarse en Almussafes. ¿Se ha mantenido contacto reciente con la directiva? 
-Sí, por supuesto. La noticia era importantísima y de envergadura y hablamos con ellos. De hecho, el president habló con el presidente de Ford España. Es un hito para los dos: para Ford España porque consolida Almussafes y para la Comunitat Valenciana, por lo que representa Ford. Tuvimos contacto y vamos a seguir trabajando.

-¿Ha habido una comunicación fluida durante todos estos meses hasta el anuncio de la decisión final?
-Una cosa es lo que se ve de puertas para afuera y otra lo que hay detrás. Una de las cosas que ha permitido el éxito tanto con Volkswagen como con Ford ha sido que hemos sido muy discretos. Al final, para que salgan las cosas tiene que haber contacto directo y lo hemos tenido desde el primer día con Ford. Hicieron un esfuerzo los trabajadores, la propia compañía y la propia Comunidad Valenciana. Tuvimos un contacto estrecho y, de hecho, yo viajé con la ministra de Industria (Reyes Maroto) a EEUU, donde nos reunimos con ellos y les expusimos claramente que Almussafes tenía que ser la que se quedara con los nuevos modelos. 

"El apoyo público de la Generalitat A FORD no se daba  en Alemania"

-A lo largo de estos meses, ¿en algún momento se temió que no llegara la inversión?
-Siempre tienes ese miedo, pero también siempre hemos dicho que esta fábrica es de las más competitivas y sabíamos que los trabajadores iban a hacer un esfuerzo, como así ha sido. Además, desde la Generalitat íbamos a seguir prestando el mismo compromiso con Ford como hasta ahora, que es lo que les trasladamos en EEUU. De hecho, yo utilizaba a Ford como ejemplo para Volkswagen y les decía: "Pregúntale a Ford. No te tengo que explicar qué voy a hacer contigo porque lo estoy haciendo ya con la otra multinacional". 

Por tanto, ese compromiso es algo que estábamos ya haciendo, cosa que no pasaba en Alemania, en donde no se daba este apoyo público a Ford, como hemos hecho nosotros durante 40 años. Y eso ha sido positivo y también las relaciones tan cercanas que tenemos. Con ellos venimos trabajando muy de la mano. El Kuga se ha ido transformando en híbrido y ahí la Generalitat Valenciana ha invertido. En la planta de baterías actuales que tienen en Almussafes también hemos destinado 5,6 millones de euros. Eso es intentar mantener que una multinacional esté aquí. Y esa apuesta ha hecho que hoy se decidieran por Almussafes.

-¿Sabe la inversión que se quiere movilizar?
-Sí, pero está dentro de un PERTE y no lo puedo decir.

-La Generalitat pactó de forma verbal el traslado a Valencia de la sede social de Ford en España, que se encuentra en Madrid¿Se fijó algún plazo? 
-No es algo que nosotros hayamos cerrado ni nada por el estilo. Siempre hemos trasladado, no solo a Ford, sino también a Volkswagen y a todas las empresas que están viniendo, que nuestra vocación es que estén aquí. Se lo hemos trasladado a todo el mundo verbalmente. Y ahora vamos a tratar de conseguir que puedan venir aquí, pero no solo Ford. Eso es lo que estamos hablando con todos. Pero no es una cuestión que hemos puesto encima de la mesa para obtener su apoyo y no es un tema de ahora. Siempre ha estado ahí y con Ford llevamos 40 años haciéndolo.

Foto: KIKE TABERNER

-El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) anuló el plan especial de la ZAL del Puerto de València. La Generalitat ha recurrido y desde el Ayuntamiento se propone la cesión de la parte todavía no adjudicada para zonas verdes. ¿Cuál es la propuesta de la Conselleria?
-Hay que separar la parte jurídica de la política. Siempre hemos dicho que nosotros no hubiéramos hecho nunca la ZAL como está hecha, pero es cierto que ya está y hay una parte importante que es irreversible. Jurídicamente se hace lo que la Abogacía de la Generalitat te dice y es que si hay interés casacional no puedes mirar hacia otro lado porque hay una responsabilidad jurídica. Por tanto, es una cuestión que se tenía que hacer y que yo como consellera he asumido.

Por otro lado, está la cuestión política y tenemos que decidir junto al Ayuntamiento de València y los vecinos. Hay diferentes voces sobre esta cuestión: unos más reivindicativos, pero también hay otros que si se hace la reversión tendrían que devolver un dinero a la Generalitat. Por tanto, se deben de valorar todas las necesidades y opiniones. Lo que sí es bien cierto es que hay diferentes propuestas encima de la mesa. Desde el Ayuntamiento de València se decía de hacer un corredor verde, pero eso se debe de contar con el beneplácito de la ciudadanía. Tengo alguna reunión pendiente con los vecinos para escucharlos. Hay zonas de la ZAL que aún no están adjudicadas y ahí tenemos que analizar entre todos la mejor solución, que siempre debe pasar por la convivencia entre el desarrollo económico y la sostenibilidad.

"Hay zonas de la ZAL que aún no están adjudicadas y ahí tenemos que analizar entre todos la mejor solución"

-En caso de reversión, están trabajando ya en un plan paralelo por si ocurre este escenario. ¿Qué contemplaría?
-Sobre hipótesis no me gusta hablar y tenemos que ver jurídicamente qué pasa y si hay una anulación total o parcial. Pero si se sigue por la vía actual, se puede adoptar otro Plan Especial acorde a las necesidades actuales porque todo puede convivir: las empresas y la parte más sostenible. Eso es lo que habrá que ver. Y luego habrá que analizar jurídicamente las responsabilidades patrimoniales.

-¿Tienen estimado el coste y quién asumirá esas indemnizaciones si se tumba definitivamente la ZAL?
-Eso es lo que hay que valorar en el momento en el que llegue la sentencia. Pueden pasar muchas cosas, pero no solo las tiene que determinar esta Conselleria. Tenemos claro que se tiene que hacer junto al Ayuntamiento de València y con los vecinos.

-En los Presupuestos Generales del Estado (PGE) se incluía un 'bonus' de 300 millones para gestionar libremente por la Conselleria de Obras Públicas. En enero se iba a firmar el convenio con el Gobierno para fijar las actuaciones y el calendario de ejecución de las obras, pero todavía no se ha cerrado nada. ¿En qué punto se encuentra? 
-Se trata de un plan plurianual e incluso ese plazo puede alargarse. Lo más complejo era el primer año porque es algo novedoso y, por tanto, cuando hablamos entre Administraciones públicas tenemos que encajarlo bien. Ya tenemos el borrador del convenio y estamos trabajando con el listado de inversiones porque tenemos que ver jurídicamente cómo podemos invertir y en qué infraestructuras. Estamos encajando las obras que son susceptibles de recibir ese dinero y cuáles no. 

-¿Y cuáles se incluirían en esa lista provisional?
-No puedo decirlo aún porque no lo hemos cerrado, pero el objetivo es que esto salga después del verano. Pronto tendré una reunión con el Ministerio para encajar este tema.

Foto: KIKE TABERNER

-¿Cómo está haciendo frente Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) a la subida de costes? 
-El Real Decreto del Gobierno, al que nos adherimos, nos ha permitido encajar la situación y, en las propias modificaciones que te permite la ley del 30%, lo arreglamos. En las que no, sacamos otra licitación como ha pasado con tres obras. Pero, de momento, en FGV no ha habido ningún sobresalto porque son obras a más largo plazo. 

-Uno de los problemas del transporte público es la frecuencia. Han licitado las obras para desdoblar el túnel de Metrovalencia entre Alameda y Bailén. ¿Habrá finalmente una estación de metro en el casco antiguo de la ciudad?
-El principal objetivo de esta duplicación de túnel no es otro que mejorar las frecuencias de Metrovalencia y, para eso, es fundamental acabar con el actual cuello de botella de este punto de la red. Si queremos que circulen más trenes por este tramo, esta obra es fundamental. Hace unos meses salió a licitación el estudio para empezar a trabajar en esta actuación que, además, definirá una nueva estación en el entorno de la Plaza del Ayuntamiento.

-¿Cómo van los proyectos para la prolongación de la L10 y las nuevas líneas L11 y L12 de Metrovalencia? ¿Ya se ha definido su trazado?

-Se están redactando los proyectos y se están haciendo reuniones técnicas para trabajar de forma conjunta con el Ayuntamiento de València los trazados. En este punto del proceso es muy importante trabajar de forma coordinada.

-¿La L11 finalmente pasará por Juan Verdeguer?
-Es una posibilidad que se está estudiando, pero también se ha barajado un viaje de ida y vuelta por Juan Verdeguer y la Avenida del Puerto. Es algo que todavía tienen que definir los técnicos.

-¿Se va a cumplir el compromiso de financiación para que pueda desarrollarse la ampliación de la Vía Parque de Alicante?
-Para la Generalitat es un compromiso ampliar la Vía Parque. El primer paso necesario, como ya hemos comentado en muchas ocasiones, es que el Ayuntamiento redacte el proyecto y expropie los terrenos. Una vez se den estos pasos por parte del Ayuntamiento, la Generalitat podrá financiar esta actuación.

-¿En qué punto se encuentra la Ronda Sur d'Elx? ¿Tienen que renovar el permiso ambiental y hacerla con cargo al fondo extra de 300 millones?
-Esta infraestructura es una prioridad y va a ser financiada por la Generalitat de la forma que sea más viable con el objetivo de ejecutarla lo antes posible. En cuanto al tema ambiental, se nos ha trasladado que sería una gestión rápida, teniendo en cuenta los antecedentes y que está aprobada en el Plan General de Elche.

-La nueva ruta del aeropuerto de Castellón a Madrid será una realidad en otoño. ¿Qué previsiones de pasajeros para llegar a Castellón marcan los estudios que encargó la Conselleria? ¿Y para viajar hacia Madrid y de allí a otros lugares?
-La ruta, que comienza el 31 de octubre, tendrá cinco frecuencias semanales, lo que supone unas 26.000 plazas al año. El objetivo principal de esta línea es multiplicar la conectividad desde y hacia Castelló. La ruta de Madrid permitirá enlazar con 86 destinos nacionales e internacionales, esto es un factor muy importante para la internacionalización del sector turístico y para reforzar la proyección exterior del tejido productivo de la provincia.

-Este verano, el aeropuerto tiene más rutas que nunca en su historia y Aerocas acaba de licitar el proyecto y la urbanización de la primera fase de la Zona de Actividades Complementarias. Con estas perspectivas, ¿cuáles son las cifras de ingresos que barajan para este año y los próximos?
-Durante la pandemia, el aeropuerto logró compensar parcialmente la pérdida de ingresos derivada del descenso de vuelos comerciales con un incremento de estacionamientos y mantenimiento de aeronaves. Ahora en cambio en verano se están generando más ingresos, gracias a que hay más vuelos que nunca. El mantenimiento de rutas durante el invierno y la incorporación de nuevas, como las de Madrid y Dublín, va a permitir sostener y desestacionalizar el tráfico comercial durante todo el año. De esta forma, se logrará una regularidad en los ingresos derivados de la actividad comercial e industrial.

Foto: KIKE TABERNER

-La Generalitat Valenciana se ha decantado por un tranvía para conectar Dénia con Gandia como solución ferroviaria para unir ambas ciudades en lugar de un tren como se viene históricamente reclamando. ¿Al final tendrán que pagar los valencianos lo que no quiere el Estado?
-Nosotros lo que teníamos claro es que hemos esperado demasiado tiempo y no podíamos decirles a las comarcas de La Marina y La Safor que esperaran más hasta que se resuelva la evaluación ambiental. Por tanto, independientemente de que eso siga su camino, lo importante era que pudiéramos dar otro servicio. Cuando planteamos a los alcaldes el tranvía lo aplaudieron porque tiene menos impacto. Además exigían que no solo tuviera tres paradas, sino más y eso con un tren no lo podíamos hacer. Esto teníamos que ponerlo en marcha sí o sí. Vamos a ir avanzando en esta legislatura y en la próxima ya será una realidad. ¿De dónde vendrán los fondos? Nosotros trataremos de meterlo en fondos europeos porque encaja. 

-¿Han renunciado definitivamente al Tren de la Costa y apuestan por cerrar la brecha directamente desde la Generalitat? 
-No, no renunciamos al Tren de la Costa, pero queremos ver qué pasa en la evaluación ambiental. Es verdad que el Gobierno de España partió el proyecto porque hay una parte más fácil de hacer que la otra. La parte de Cullera-Gandia va por un sitio y luego la otra es más compleja. Vamos a ver porque puede convivir todo: la parte de Cullera y nuestro Tram. Todo eso luego hay que encajarlo.

"Con el nuevo decreto, habrá un antes y un después con las renovables en la Comunitat"

-Por otro lado, en su discurso de toma de posesión habló de impulsar la transición energética. ¿Hay atasco en su Conselleria con los expedientes de proyectos para energías renovables?
-Hay muchos expedientes y, por tanto, no es que haya un atasco como tal, sino una complejidad real a la hora de sacar los expedientes. Sin embargo, los decretos aprobados por la Generalitat nos están ayudando a que los procesos se agilicen en determinados proyectos. De hecho, el último de ellos incluye una posibilidad para declarar algunas iniciativas como estratégicas y en breve saldrá la primera. A partir de ahí ya vamos a sacar más y se va a ver claramente un cambio. Este decreto va a suponer un antes y un después.

-¿Cree que durante estos años se ha hecho lo suficiente para su despliegue?
-Hemos ido haciendo poco a poco. No hay que olvidar que veníamos de un impuesto al sol que lo paralizó todo. Cuando eso se anuló, hubo una avalancha porque la Comunitat Valenciana es perfecta para implantarlas por el sol que tiene. Pero había departamentos con falta de personal, que hemos ido aumentando y esas manos harán que esto avance más rápido.

-Pero en otras regiones colindantes como Castilla-La Mancha avanzan más rápido y ya tienen construidos más de 2.000 MW mientras que solo han sido 59 MW en la Comunitat en los últimos cinco años
-No podemos compararnos con Castilla-La Mancha o Extremadura porque la orografía no es la misma y no tienen nuestras protecciones ambientales y paisajísticas. Aquí hay que agilizar, pero mirando los proyectos bien porque todos los expedientes hay que revisarlos y eso lleva mucho tiempo.

-Esta viernes, el pleno del Consell aprobaba la caducidad de la ATE de Mestalla. ¿Cuáles son los siguientes pasos?
-La parte del proyecto será una fase que determinará el Ayuntamiento de València. Ahí no vamos a entrar. Nosotros lo que dijimos es que íbamos a caducar la ATE, pero manteniendo sus obligaciones. Eso se trasladará al Ayuntamiento, que será el que determinará con el Valencia qué se respeta y que no. La parte de ejecución del proyecto será ahora el Ayuntamiento el que determine.  

-¿Sería favorable a sustituir el promotor en el caso de que el Valencia no se comprometiera a un campo que convenza al Ayuntamiento?
-Cuando se caduca se pierde la condición de promotor, lo que pasa es que en este caso el Valencia es propietaria del suelo. Por tanto, tendría consecuencias si no fueran propietarios, pero no les va a suponer ningún problema. Otra cosa es que venda. Vamos a ver cómo avanzan. 

-Con la salida de Murthy de la presidencia del club, ¿ve un cambio de talante y de interés en la directiva del Valencia para avanzar con el nuevo estadio?
-Es más razonable. Todo el mundo coincide en que Layhoon Chan es otra historia y no tiene nada que ver.

Foto: KIKE TABERNER 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme